Verzeletti: Los retornados se encuentran en situación de vulnerabilidad

Por Margarita Girón
[email protected]

El Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex), a través de un comunicado, informó que, esta semana ingresarán a Guatemala tres vuelos con retornados provenientes de Estados Unidos. Ayer, llegó el primer vuelo con 76 connacionales, quienes según aseguraron autoridades migratorias, portaban un certificado que garantiza que no han sido afectados por el COVID-19.

Según informó el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM), las 76 personas que ingresaron ayer, fueron trasladadas hacia el albergue Ramiro de León Carpio, excepto el menor de edad, quien quedó a cargo de la Procuraduría General de la Nación y Secretaría de Bienestar Social.

Agregaron que, ninguno presentó síntomas y todos fueron evaluados por personal del Ministerio de Salud.

Los retornados fueron trasladados en buses hacia un albergue. Foto La Hora/AP/Moisés Castillo

VERZELETTI: ES NECESARIO CREAR CAMPAÑAS DE SENSIBILIZACIÓN EN LAS COMUNIDADES

En algunas comunidades del interior de la República, los connacionales han sido víctimas de estigmatización y discriminación por el simple hecho de ser retornados. Por ello el Padre Mauro Verzeletti, director de Casa del Migrante en Guatemala y El Salvador, manifestó que, es necesario hacer una campaña de sensibilización por parte del Estado, la sociedad civil y las comunidades locales, para que no haya ninguna manifestación de odio o discriminación en contra de las personas retornadas.

“Son personas que quizás no tuvieron la suerte de trabajar mucho tiempo en Estados Unidos; sin embargo, lo poco que han logrado trabajar, han enviado ayuda para sus familiares y hoy se encuentran con la pandemia y retornados en donde se encuentran en una situación de vulnerabilidad”, dijo.

El Presbítero detallo que como misioneros están apoyando a los retornados a través de un proceso de acompañamiento que incluye el alquiler de un hotel para atender a las unidades familiares en donde permanecerán por unos días para verificar que no tengan alguna afectación en su salud.

Verzeletti agregó que es necesario que el Gobierno también les brinde ayuda humanitaria, porque al llegar a sus comunidades de origen llegan “sin nada” y son personas vulnerables en la crisis derivada de la pandemia.

“Todo el mundo está bajo la zozobra de la pandemia y debemos crear la sensibilidad en las comunidades de origen porque no es ninguna peste la que están trasladando a sus comunidades”, dijo Verzeletti.

LEA: IGM: avión arriba hoy con retornados y se esperan más vuelos

AGUIRRE: NADA JUSTIFICA QUE SEAN OBJETO DE DISCRIMINACIÓN

Por su parte, Mynor Aguirre, líder migrante residente en Estados Unidos, manifestó que, los migrantes continuarán retornando a Guatemala y nada justifica que sean objeto de discriminación por el hecho único de llegar de Estados Unidos y estados donde ha sido foco incremento de COVID 19.

“Creo que las certificaciones de pruebas que llevaran con ellos donde se declara que no han dado positivo a COVID-19 debe ser solo una muestra que les sirve ahora como Visa de ingreso a su propio territorio y no ser puestos en cuarentena.

Aguirre agregó que, la población guatemalteca debe solidarizarse con quienes retornan, pues no existe razón para verlos como extraños y para ser estigmatizados en esta crisis de la pandemia que está afectando a muchas personas en el mundo.

ARG: ES IMPORTANTE SABER USAR LAS PALABRAS

Gustavo Juárez, presidente de la Asociación de Retornados de Guatemala (ARG), enfatizó que es necesario sensibilizar a las personas sobre la condición de los connacionales que se ven afectados doblemente, no solo por el hecho de ser retornados, sino también por ser estigmatizados al considerar que todos los que llegan son portadores del coronavirus.

“Ahora hay un doble estigma para el retornados y es importante saber usar las palabras, porque las personas se asustan cuando escuchan esa palabra, cuando hablan de contagiados ponen en riesgo a la población retornada y es importante cambiar el contexto”, señaló.

A decir de Juárez, es importante que no se utilice el término “contagiados”, al hablar de las personas que han sido afectadas por el COVID-19, ya que esto suma al temor y estigmatización que viven los connacionales al llegar a sus comunidades de origen, en donde en muchas ocasiones son tratados como criminales.

Juárez destacó que la Asociación ha trabajado de cerca con los connacionales que llegan al país retornados y trabajan con el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM), dando ayuda con insumos de higiene y apoyo psicológico a los connacionales.

De acuerdo con los datos oficiales, al menos 100 connacionales retornados han sido afectados por el COVID-19 y han sido atendidos por la cartera de salud con el tratamiento correspondiente.