Urgente atención de deportados, por el bien de todos

Rodulfo Santizo

[email protected]

Guatemalteco, migrante, facilitador de procesos para fortalecer el tejido social, visor y monitor del bienestar social, multifacético, persistente, soñador por una Guatemala diferente, gestor en desarrollo.

post author

Los deportados a Guatemala seguirán llegando cada cierto tiempo y es responsabilidad del Estado atenderlos como seres humanos y darles un trato digno, independientemente de qué país sean, porque se debe cumplir los tratados internacionales, principalmente velando porque se respeten sus derechos humanos elementales.

Las noticias sobre el abandono de muchos deportados en las inmediaciones de Retalhuleu, causa malestar en todos los guatemaltecos, porque se está causando un serio problema con estas personas, al grado que en muchas comunidades no quieren saber de personas que retornan de México y Estados Unidos por las probabilidades de ser canales de contagio del coronavirus.

El gobierno de Guatemala por medio del Ministerio de Salud Publica y Asistencia Social debe poner un hospital de cuarentena en ciudad Tecún Umán San Marcos para darle la atención clínica a las personas que entran en calidad de deportados, provenientes de México, no confiarse de que ya fueron examinados en México; luego de ser observados, evaluados y si es necesario hacerles la prueba del coronavirus, enviarlos a sus casas, con un grado de confianza razonable, para no causar problemas en sus respectivos lugares de origen o trasladarlos a los países originarios, que seguramente son El Salvador y Honduras.

Igual a todos los deportados por vía aérea, téngalos en observación en un hospital y procedan en hacerles las pruebas para seguridad de toda la nación, las pruebas son para saber con certeza si existe o no la enfermedad en una persona; hagan cuantas pruebas sean necesarias para evitar lamentaciones en el futuro cercano de no haberlas hecho.

Estas enfermedades infectocontagiosas no se deben subestimar y no se debe ser confiado en que tal vez no vienen contagiados, háganles las pruebas, mas vale gastar en una prueba en una persona y no esperar que estos sean diseminadores del virus a otras personas en sus comunidades.

Hoy más que nunca se justifica que el presupuesto total de CONAMIGUA se traslade para atender a los migrantes deportados, porque allí si estaría mejor utilizado, porque se justifica que se atiende a personas que están dentro de sus prioridades.

Así es señores diputados ustedes pueden hacer esto, reúnanse de emergencia, actúen por el bien de estas personas que están en completo abandono y evitemos posibles problemas sociales en muchas comunidades.

Señores Presidente y Ministro de Relaciones Exteriores, por favor vean este problema y pónganle la atención debida, porque pueden ser un caldo de cultivo de lamentables consecuencias.