Unos Si, Otros No…

La PNC acudió ese día por la fiesta clandestina que se registró. Foto La Hora/José Orozco

Por Eddie Reyes, Assoc. AIA / Director
ASI ES GUATEMALA, Nonprofit
Phoenix AZ & Springfield MA

• Las fiestas clandestinas y la desigualdad a la hora de aplicar la ley.

Como cambian los tiempos, FIESTAS CLANDESTINAS es el término que se usa para describir el evento donde jóvenes y no tan jóvenes (chaperones) se reúnen para disfrutar la música, bailar como si no habrá otra noche y empinarse la botella entre ellos. Dónde en buena onda se conecta a la futura novia o se comienza a enamorar al reemplazo del momento. De lo que me recuerde esto en mis tiempos se llamó REPASO…

Pero porque ellos sí y los demás no, para poder entender a qué me refiero debemos tomar conciencia que la desigualdad en Guatemala llego a niveles que para todos o la gran mayoría son normales, donde si tienes a PAPI y MAMI con influencia o algún pariente con suficiente poder puedes hacer lo que se te dé la gana y nada pasa, esto es exactamente lo que se dio el otro día, alguien llamó, llegó la policía y en buena onda, solo les dijeron: vete para tu casa nene… Esto sucedió en medio de las restricciones por una pandemia que día tras día evidencia más casos y deja más fallecidos en nuestro país.

Pero para los de a pie, los que viven en el interior y no tienen acceso a los compadres o familiares con poder y dinero lo único que tendrán son multas o cárcel y la segunda es la barata ya que si rompes las prohibiciones eso es el premio que te dan.

El local fue clausurado por el Juzgado de Asuntos Municipales. Foto La Hora

En Guatemala a pesar de que vivimos en el 2020, las cosas siguen como en 1940, donde el caudillo es el que manda y los peones obedecen, simple, uno + uno es dos, no tres. Se entiende que el fin de semana que paso “la dichosa fiestecita” fue la noticia del momento, las fotos y videos de los nenes dándose la grande con botellas de licor, que no es nada nuevo, se llevó a cabo durante el toque de queda. La diferencia está en que cuando llegó la policía les dieron una palmadita en la espalda y un “no lo volvas hacer” en cambio hemos visto noticias de otros violadores del toque de queda y la orden es “llevarlos al bote”, entonces ¿dónde está la justicia? Las autoridades NO deben ser selectivas, pero pueden y por eso sucede. No debe ser que, porque te digan “PLEASE” solo están disfrutando un ratico, te lo dejen pasar. Y lo que se cuestiona es por qué los que salen a trabajar cuando han tenido un retraso o necesidad sus razones no han sido escuchadas, y si las escuchan no son suficientes para darles la oportunidad, y terminan mal por hacer algo que realmente necesitan, no puede ser que detengas a todos aquellos que por alguna razón comprensible rompieron la cuarentena o la restricción de movilidad a una hora específica y con los hijos de PAPI y MAMI la situación termine con un “no tengas pena”.

Si de verdad las autoridades están para hacer su trabajo deben aplicar la ley pareja y sin excusa. Vemos los titulares desde que se hizo público el evento que están investigando y solo parece que nos dan largas para que con ellos pase lo de siempre o sea NADA. Ya es tiempo de dejar a un lado la línea divisoria entre El LADINO y el INDIGENA o EL ACOMODADO y El de A PIE, que claramente se vive en nuestra sociedad, que si tienes dos pesos podrás ser o tener el privilegio de pasar por encima de la ley (hay muchos ejemplos) y las autoridades verán para otro lado, cuando el que no tiene tendrá que pagar las consecuencias completas porque el gobierno debe demostrar que en Guatemala se aplica la ley.

LA DESIGUALDAD ESTUVO, ESTA Y SIGUE PRESENTE EN UN PAIS DONDE EL GOBIERNO SE DEJA MANGONEAR POR LOS PRIVILEGIADOS.

El MP realizó también diligencias al respecto. Foto La Hora