Tempos de responsabilidad y solidaridad

Rodulfo Santizo

[email protected]

Guatemalteco, migrante, facilitador de procesos para fortalecer el tejido social, visor y monitor del bienestar social, multifacético, persistente, soñador por una Guatemala diferente, gestor en desarrollo.

post author

La pandemia del coronavirus COVID-19 a todos nos ha cambiado la vida y nuestras propias formas de vivir y convivir, es un mal que ha puesto de rodillas a los países más poderosos y sea como sea hoy estamos en tiempos de alerta, en consecuencia, debemos ser más responsables para guardar las medidas sanitarias decretadas por las autoridades correspondientes.

Estamos en épocas de Semana Santa y como guatemaltecos estamos acostumbrados a celebrarla con toda la euforia tradicional espiritual que estas fechas sagradas representan para todos los que tenemos esa creencia, ni modo, es tiempo de dedicar desde nuestros hogares a sentir verdaderamente el significado genuino de esta cuaresma que se presenta todos los años en honor y recuerdo la vida y muerte de nuestro señor Jesucristo.

Debemos ser solidarios con las personas que menos tienen y que son muy vulnerables a estas situaciones, demos gracias a Dios en tener el pan diario para sobre pasar esta difícil situación, pero pensemos en aquellos que van al día día, ganando menos que un salario mínimo, que no les alcanza ni para lo mínimo, pasando penas en estos tiempos de escases laboral y de consumidores por las restricciones impuestas para contener esta peligrosa pandemia.

Desde nuestras casas practiquemos el sentido comunitario al respetar las reglas impuestas para salvaguardar la salud de toda la población, sabiendo de antemano que las medidas profilácticas que se tomen, empezando en cada casa, empezando con estar en aislamiento total del resto de la población para ser sujeto en riesgo de un posible contagio del coronavirus.

No caigamos en los errores de otros países que no le dieron la importancia debida este peligros virus, sigamos los protocolos de seguridad sanitaria, orientemos por los medios adecuados a nuestros vecinos y contactos en las redes sociales para que todos juntos como buenos guatemaltecos cantemos victoria ante esta amenaza que nos esta afectando.

Recuerden que esta cuarentena no es para salir de vacaciones moviéndonos de un lugar a otro como Juan por su casa, es una situación que la debemos tomar con mucha responsabilidad y ser ciudadanos conscientes de nuestras obligaciones para con la sociedad en general.

Emulemos las acciones de muchos municipios que están ejerciendo acciones más severas para no dejar entrar y salir personas a menos que sean muy justificado, en estos tiempos las ordenanzas de las autoridades y conciencia de la población deben ser con sapiencia y sensatez.

Pasemos estas vacaciones en nuestras propias casas, haciendo tareas que por no tener tiempo, siempre las dilatamos, compartamos con la familia, hagamos ejercicios, dediquemos tiempo a la lectura, inventemos comidas con un auténtico toque personal y dediquemos tiempos para reposo espiritual, pidiendo por la salud de la población mundial y sobre todo por los guatemaltecos para que estas aventuras sanitarias no dejen facturas difícil de superarlas.

Los migrantes guatemaltecos hacemos votos y pedimos a Dios desde la distancia que estos días pasen pronto y que cantemos todos juntos esa Guatemala inmortal que todos la sentimos y que llevamos siempre en el corazón, independientemente del lugar donde nos encontremos.

Aprovecho el espacio para mandar un saludo a todo los trabajadores de la salud, quienes están en la primera línea de ataque, valoramos su esfuerzo y trabajo, pedimos por su salud, para que tengan una fortaleza inmulógica para que este virus no sea capaz de afectarlos. Ustedes son unos verdaderos Héroes, para quienes pido el respaldo y reconocimiento económico y emblemático con la construcción de un Monumento en la Plaza Publica Central de Guatemala.

¡Dios esté con nosotros siempre!