Tedy Calo, un migrante con conciencia para ayudar a sus hermanos chapines

 

 

 

 

 

 

 

Por Grecia Ortíz

[email protected]

Desde Patterson, Nueva Jersey, el migrante guatemalteco Tedy Calo originario de Baja Verapaz, conversó con La Hora Voz del Migrante para relatar los desafíos a los que se ha enfrentado desde que llegó a ese país y que ha logrado superar como miles de personas más, que con su trabajo demuestran que la presencia de los centroamericanos suma y aporta a las comunidades.

Tedy es desde hace más de un año integrante de la Asociación de Guatemaltecos en Patterson, que trabaja con la comunidad chapina en el lugar. Hace algunos meses se propusieron participar en la izada de la bandera para conmemorar las fiestas patrias.

Cuando se unió a las celebraciones, se identificó con los valores y los ideales de quienes formaron ese grupo en el extranjero, su primer aporte fue conseguir la participación de una marimba.

“Me contacté con mi primo dueño de la marimba y lo presentamos ese día, fue una experiencia muy bonita, pero sí, nos sentimos muy orgullosos de que estoy colaborando. En ese día nos reunimos muchos migrantes, fue una actividad muy bonita”, destacó.

Este año no fue posible repetir la experiencia, pero esperan que más adelante lo puedan seguir haciendo.

 

¿QUIÉN ES TEDY?

Tedy es originario de Cubulco, Baja Verapaz y llegó a Estados Unidos en 1997, cuando tenía 17 años, salió de su hogar por la pobreza y la falta de oportunidades de trabajo dignas, recuerda.

En Estados Unidos, cree que las personas que han migrado han encontrado una esperanza de salir adelante.

“No es fácil llegar a este país, se arriesga la vida, pero con decisión y lucha uno lo logra. Por eso les digo a mis compañeros migrantes que aprovechemos el tiempo para estar en el país y trabajar y lograr hacer algo para nuestro pueblo para que hacer empleo a la gente”, dijo.

El guatemalteco ha tenido la oportunidad de volver a Guatemala tras doce años fuera. Decidió estudiar y se graduó en la Universidad Panamericana como profesor de segunda enseñanza, porque quería prepararse.

Su tiempo en Guatemala dice que lo atesora, porque la vida es plena y se disfruta de muchas cosas, por eso dentro de sus planes está volver y establecerse de nuevo en su lugar de origen.

“Tenía tercero básico, eso cerré, pero cuando llegué saqué mi diploma de bachillerato y luego a la Universidad, así fue como me gradué en mi país, me siento orgulloso de que mi país me dio esa oportunidad”, aseguró.

 

UNA HISTORIA DE SUPERACIÓN

En Estados Unidos cuenta que trabaja como Coordinador y Supervisor de una empresa distribuidora de un supermercado.

“Trabajan en la distribución de pollos, en estos tiempos movemos el Thanksgiving que en Estados Unidos lo celebramos mucho, entonces trabajo supervisando a los compañeros para que todo salga bien”, dice.

Tedy se ha mantenido por varios años en la misma empresa, empezó como ayudante desmontando y cargando camiones y con los años escaló a supervisor.

Sus sueños, son acompañar y ayudar a su comunidad; demostrar que todo es posible con esfuerzo.

“El mensaje que puedo darles a ellos es que aprovechen su tiempo, porque muchos vienen y no lo aprovechan, mi consejo es que luchen, que se superen y trabajen para que tengan una vida mejor”, destacó.

El guatemalteco añade que los migrantes pueden demostrar sus habilidades, además, que es necesario que se unan a beneficio de las comunidades del país.

El plan con la Asociación de Guatemaltecos en Patterson New Jersey es lograr comunicación con la población en Guatemala y así tratar de apoyarlos.

 

BUSCA PREPARARSE Y SEGUIR ESTUDIANDO

En la actualidad Tedy tiene como meta seguir preparándose, quiere tener mucho más conocimiento en el ámbito tecnológico.

En Estados Unidos dice que logró aprender inglés porque lo impulsaron a hacerlo.

“Mi primer diploma en inglés fue en un instituto, tuve un diploma con ellos. Con el inglés no tengo problemas, no lo hablo en un cien por ciento, pero me defiendo y lo hablo. Por eso les recomiendo a mis hermanos migrantes a que aprovechen su tiempo y lo practiquen”, dijo.

 

Tedy dice que este año la Asociación no pudo celebrar con la comunidad, pero esperan que próximamente puedan reunirse como se había hecho anteriormente.

El guatemalteco siente una conexión especial con la Marimba, y destaca que cuando la escucha recuerda su vida en su lugar de origen: “me hace sentir guatemalteco y con mucha alegría”, mencionó.

Finalmente, Tedy dice sentirse orgulloso de representar al país y a la comunidad migrante que se encuentra en Estados Unidos.