Susie vive en Las Vegas, sigue en lucha por sus sueños y el baile es su motivación

 

 

 

 

 

 

 

Por Grecia Ortíz

[email protected]

Susie vive en Estados Unidos desde hace varios años, es originaria de Guatemala y como muchos migrantes, la vida la llevó a dejar a su familia y hogar en la zona 18, El Paraíso II, en busca de oportunidades, ahora le cuenta a La Hora Voz del Migrante parte de su historia y sus aspiraciones de vida.

La guatemalteca reside en Las Vegas, Nevada desde hace varios años y por supuesto ha enfrentado varios retos, que al final resalta ha logrado superar gracias a que cree en sus sueños.

“Somos una familia de bajos recursos, pero el baile siempre estuvo en mi vida, de jovencita hacía mis pasitos, pero solo iba a fiestas cerca de mi casa”, recuerda.

La entrevistada menciona que siguió los pasos de su hermana, quien migró a Estados Unidos hace varios años, “si no estuviera mi excuñada no estuviéramos ninguna de las dos”.

En Guatemala aún está su familia, y resalta que, aunque no ha podido regresar, ahora será posible porque su proceso migratorio ya se solucionó y eso le permitirá volver, porque desde 1995 eso no había sido posible.

SUS PRIMEROS EMPLEOS

Mientras avanza la conversación, Susie recuerda que su primer empleo fue en un restaurante de comida rápida y ya luego la contrataron en un restaurante de comida italiana.

“Estuve en diferentes restaurantes, estuve en comida americana de steaks de carnes y ahí vendían carnes finas, ahí estuve también, aunque ahora por el momento no tengo empleo”, comenta.

La guatemalteca relata que le gusta hacer zumba y ese es uno de sus pasatiempos favoritos, porque eso le permite ejercitarse en un ambiente que reconoce no es el mismo al de Guatemala.

“Estoy conectada con la música, hago ejercicio con música, manejo con música, todo lo hago con música, ahora que vi los videos de quienes bailan sentí mucha nostalgia”, afirma.

Susie trata de involucrarse en movimientos que apoyen a las personas necesitadas, porque eso siempre ha estado dentro de su ser y se siente impulsada a que la vida mejore para otros.

CUANDO EXISTE POSIBILIDAD AYUDA A LOS DEMÁS

En principio resalta que se interesó en ayudar a algunas personas que han participado en los concursos de baile que se hicieron virales gracias al ingenio de Ileana Pineda, otra migrante a quien La Hora Voz del Migrante entrevistó hace un tiempo.

“Me encantó porque hicimos una transmisión en vivo, llegaron unas personas y nos caímos muy bien, somos varios los migrantes que la estamos apoyando”, menciona.

Dado que ahora no tiene empleo, no ha podido colaborar como le gustaría, pero si se presenta la oportunidad de ayudar de otra manera lo hará con gusto.

“Hago mucho baile, de todo tipo, me gusta el merengue, la música de bachata, pero con pesas, me gusta eso de trotar, hago mucho ejercicio”, asegura.

TRATA DE DISFRUTAR LA VIDA

Cuando trabaja, la guatemalteca busca alternar su vida diaria con otras actividades, de hecho, cuenta que le gusta visitar parques nacionales.

“Voy a lugares que me llamen la atención, voy a sitios que me llamen la atención, como los parques nacionales o playas”, comentó.

Cuando le preguntamos a la guatemalteca por sus metas, ella mencionó que lo que en verdad le importa es ser feliz, y disfrutar de la vida.

Su mensaje a las personas es que traten de mantenerse alegres y les recuerda que la música le da vida al cuerpo. A pesar de la adversidad a la que se puedan enfrentar, ella recomienda siempre tener presentes las metas y los sueños que al final son claves para sobresalir tanto en Estados Unidos como en Guatemala.