Solicitante de asilo a Trump: Pedimos ayuda, respetamos sus reglas

Las casas en las que los solicitantes de asilo encontraron un improvisado hogar les fueron proporcionadas por organizaciones de ayuda humanitaria, las cuales son de Estados Unidos. Foto La Hora/Cortesía

Por Grecia Ortíz
[email protected]

Casas improvisadas en Matamoros, México se han convertido desde hace algunos meses en el hogar de decenas de migrantes centroamericanos que buscan asilo en Estados Unidos y en ese lugar, vía telefónica, conversó con La Hora un migrante hondureño que relató las dificultades a las que se enfrentan a diario mientras esperan que la administración del presidente Donald Trump revise su solicitud de asilo.

Las casas en las que los solicitantes de asilo encontraron un improvisado hogar les fueron proporcionadas por organizaciones de ayuda humanitaria, las cuales son de Estados Unidos.

El “Inmigrante”, nombre con el que se identifica la persona con la que conversó La Hora para no afectar su proceso migratorio, contó que es originario de Honduras y que en la actualidad está a la espera de que resuelvan su solicitud de asilo.

El campamento es el lugar en donde se encuentran muchos de los solicitantes de refugio que llegaron bajo el programa conocido como Protocolos de Protección Migrante (MPP por sus siglas en inglés).

 

Por ejemplo, un reporte del Dallas Morning News, apunta a que hace algunos días hubo una plaga de ratas, mosquitos y hasta serpientes en el lugar que está muy cerca del río.

El mismo, es descrito por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), como “una acción del gobierno de los EE. UU. Por la cual ciertas personas extranjeras que ingresan o buscan admisión a los EE. UU. Desde México, de manera ilegal o sin la documentación adecuada, pueden ser devueltas a México y esperar fuera de los EE. UU. Mientras dure su proceso de inmigración, donde México les brindará todas las protecciones humanitarias adecuadas durante el tiempo que dure su estadía”.

Sin embargo, lo anterior, no significa que los migrantes tengan un lugar seguro en donde esperar, pues este campamento, según han explicado en numerosos reportes de prensa, las personas han enfrentado diversidad de dificultades relacionadas a la inseguridad y condiciones climáticas.

SE HAN ENFRENTADO A LA LLUVIA, CALOR Y FRÍO

Por ejemplo, un reporte del Dallas Morning News, apunta a que hace algunos días hubo una plaga de ratas, mosquitos y hasta serpientes en el lugar que está muy cerca del río.

“El campamento que lleva más de un año -originalmente era una plaza pública- se ubica a la entrada en el puente, ahí las personas comenzaron a quedarse para esperar su respuesta de asilo, dormían en el suelo soportando lluvia, calor y frío”, afirmó el entrevistado desde el lugar.

Con anterioridad, recordó que el lugar albergó hasta 3 mil personas, pero ahora se estima que hay unas 700, quienes viven en condiciones difíciles.

De no ser por las organizaciones de ayuda de EE. UU., principalmente del área de Brownsville, el Inmigrante, dijo que no tendrían tiendas de campaña, ropa, sábanas, comida y medicina.

Con anterioridad, recordó que el lugar albergó hasta 3 mil personas, pero ahora se estima que hay unas 700, quienes viven en condiciones difíciles.

“Desde la pandemia el puente ha sido cerrado alargando el tiempo de sufrimiento de las personas, hay personas de diferentes nacionalidades, en este orden desde la mayor población hasta la menor: Honduras, Guatemala, Cuba, El Salvador, Nicaragua, Ecuador, Venezuela, Bolivia, México y una persona de Perú”, afirmó.

La vida para los migrantes no es sencilla, el hondureño dijo que se sienten muy desesperados ya que cada día la situación no cambia y la administración Trump no les da oportunidad de ingresar a EE. UU.

CONOCIÓ A RODRIGO, UN GUATEMALTECO LOCALIZADO MUERTO

El entrevistado mencionó que conoció a Rodrigo Castro, un guatemalteco que murió en agosto pasado y que fue encontrado muerto en el río, a quien describió como un joven muy callado, “siempre fue colaborador, nunca dio problemas un joven muy activo… al parecer el murió ahogado, pero no hay una versión oficial las autoridades mexicanas lo manejan con un accidente”.

De no ser por las organizaciones de ayuda de EE. UU., principalmente del área de Brownsville, el Inmigrante, dijo que no tendrían tiendas de campaña, ropa, sábanas, comida y medicina.

Según confirmó el MINEX a La Hora, el caso de Rodrigo lo atiende el consulado de Guatemala en Monterrey y en la actualidad, aseguran que se realizan las coordinaciones para repatriar el cuerpo, también afirman que se ha mantenido comunicación con la familia.

¿QUÉ LE PEDIRÍA A TRUMP?

De poder hacerlo, el Inmigrante, dijo que le pediría al gobierno de Trump, que les permitieran llevar su caso en EE. UU., pues ya llevan esperando un año, “creo que ya hemos demostrado que venimos a pedir ayuda respetando sus reglas porque el que no las quiere respetar no espera tanto”.

El entrevistado también compartió fotografías de una familia guatemalteca que esperaba respuesta a su caso, pero cansados del tiempo que ha tomado decidieron volver a su país.

“Se fueron un domingo 16 de agosto no olvido esa fecha me dio mucha tristeza verlos regresar su niño y el mío eran muy buenos amigos, muy unidos”, aseguró.

Lea: Solicitantes de asilo en Matamoros México temen ser olvidados

DHS ARGUMENTÓ QUE EL MPP AYUDARÍA A RESTAURAR UN PROCESO DE INMIGRACIÓN “SEGURO Y ORDENADO”

En tanto, DHS, argumenta que instituyeron este programa, porque “Estados Unidos enfrenta una crisis humanitaria y de seguridad en la frontera sur”, sin embargo, con la pandemia de la COVID-19 las detenciones bajaron considerablemente en la Frontera Sur.

No obstante, cuando se empezó a implementar se habían registrado uno de los números más altos de migrantes detenidos que buscaban llegar a EE. UU.

“El MPP ayudará a restaurar un proceso de inmigración seguro y ordenado, reducirá la cantidad de personas que se aprovechan del sistema de inmigración y la capacidad de los contrabandistas y traficantes de aprovecharse de las poblaciones vulnerables, y reducirá las amenazas a la vida, la seguridad nacional y la seguridad pública, mientras Asegurar que las poblaciones vulnerables reciban la protección que necesitan”, afirmó DHS.