DESDE LA REDACCIÓN

¿Cómo se le informa a los migrantes?

Por Douglas Gámez
[email protected]

Para cuando lean esta columna probablemente ya participé en un foro de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en representación de La Hora Voz del Migrante; el encuentro estaba a unas horas de realizarse cuando comencé a redactar; me intrigaba el hecho que uno de los puntos a discutir era el trato noticioso que se le da a la temática migrante.

La convocatoria me hizo reflexionar ¿estamos haciendo el abordaje indicado en los medios de comunicación sobre un tema tan complejo y vital para países como Guatemala, El Salvador y Honduras?

Sí algo tengo claro es que los migrantes son más que números de retornados, remesas o detenidos.

Pero con la cercanía de este evento y la participación en un encuentro de periodistas a medio año, he pensado y analizado la responsabilidad que tenemos los comunicadores para dar el trato justo y hacer más sonido acerca de los connacionales y su realidad en Estados Unidos.

Puedo asegurar que en Guatemala, El Salvador y Honduras nos estamos enfrentando a realidades distintas, pero difíciles en igual forma para informar, las restricciones existen, los intentos para callar las opiniones que van de la mano de la versión oficial están presentes, no digamos los temores.

Ante todo eso cobra más relevancia el papel que tienen los periodistas y los medios informativos, se debe asumir el reto y aceptar que estamos ante una realidad que necesita del periodismo para dar a conocer y empujar a los estados para que actúen a favor de los migrantes.

También es necesario mantener la línea educativa, alumbrar el camino para los centroamericanos en Estados Unidos, aconsejarlos y fortalecer sus conocimientos para que hagan valer sus derechos.

Sin duda, las tres naciones tienen retos importantes para abordar el tema migratorio y los medios de comunicación, así como sus integrantes no se quedan atrás.

El compromiso de los periodistas es una parte, pero se hace necesario e innegable establecer vínculos, discusiones y todo lo que permita construir las mejores maneras de informar sobre y a los migrantes.

Estamos ante un reto y debemos asumirlo, nos tocó vivir una decadencia de la democracia del Triángulo Norte y un ambiente hostil para los migrantes en Estados Unidos, así que no podemos hacernos de la vista gorda y tenemos que ser parte de las acciones a favor de una mejor realidad.