CREADOR DEL DOCUMENTAL OSTUNCALCO

Richy A. Echeverría, un guatemalteco que migró para cumplir sus sueños

Por Margarita Girón
[email protected]

Inspirado por su pasión y las ganas de salir adelante, el guatemalteco Richard Aguillón Echeverría, Richy como es llamado por sus amigos, emigró hace cuatro años a Estados Unidos en busca de un sueño que lo motiva a trabajar todos los días.

Como miles de connacionales que han llegado al país norteamericano, Richy busca abrir espacios para los migrantes latinos y a través de su canal en Youtube ha logrado entretener y llevar mensajes de concientización a los connacionales que residen EE. UU.

Originario de Petén, a los 25 años Richard decidió buscar en Estados Unidos la oportunidad que en Guatemala debido a la falta de medios económicos se le había negado y que aunque no ha sido tarea fácil, en el país norteamericano ha conseguido los medios para cumplir parte de sus sueños.

Richy compartió en una entrevista con La Hora Voz del Migrante parte de sus experiencias y sueños, así como la motivación para producir el cortometraje Ostuncalco, estrenado recientemente a través de su canal El Inmigrante en USA, en el que junto a su hermana genera contenido variado para sus seguidores.

Uno de los aspectos que el entrevistado ha buscado destacar en el contenido de las producciones que sus seguidores pueden ver a través del canal es la ruta migratoria y los peligros a los que se exponen los migrantes que intentan llegar a Estados Unidos.

El connacional destacó que al llegar a Estados Unidos experimentó muchas de las situaciones que hoy relatan los migrantes, desde ser detenido, hasta ser víctima de racismo y eso lo ha motivado a darle voz a su historia y a la de miles de migrantes que han pasado por esa experiencia, a través de la plataforma de videos.

“La idea principal del canal en un inicio era producir temas de comedia junto a mi hermana, luego fuimos evolucionando a mostrar escenas cotidianas de cómo viven los migrantes en Estados Unidos y las experiencias que muchos vivimos al cruzar la frontera”, destacó el entrevistado.

Una de las motivaciones de Richy ha sido crear conciencia para quienes consideran que la vida de los migrantes en Estados Unidos es fácil, “yo cuando estaba en Guatemala tenía otra idea, a veces uno piensa que es solo cuestión de pedir y que nos manden dinero, pero en realidad lo que pasamos para llegar hasta aquí (Estados Unidos) y el trabajo que debemos hacer a diario no es fácil, estando aquí es muy difícil la vida”, puntualizó.

LOS RETOS EN GUATEMALA

El connacional relató que desde niño uno de sus sueños era ser actor, además, tuvo el deseo de estudiar Comunicación en Guatemala pero debido a la situación económica que vivía en ese momento no pudo estudiar lo que le apasionaba.

Richy detalló que parte de su niñez la vivió en una parcela alejada del pueblo en donde las condiciones económicas de los pobladores impedían que todos tuviesen acceso a tener una televisión en casa. Richy acudía los fines de semana a una de las tiendas en donde se reunían los niños de la comunidad para ver algunos programas familiares.

“Yo me preguntaba cómo era que se hacían esos programas y en una ocasión recuerdo que en una grabadora de casete grabé mi voz, como una radio novela, yo interpretaba a los personajes, estaba pequeño pero así nació parte de este sueño, yo nunca pensé que lograría esa y otras de mis metas”, relató.

“Me gradué como Perito en Administración de Empresas, yo viví en Quetzaltenango pero nací en Petén, nos mudamos por decisión de mis padres, ellos también pensaban que en Quetzaltenango habían mejores condiciones para que yo pudiese estudiar, pero tuve que elegir porque lo que yo quería solo podía estudiarlo en la Capital y eso implicaba más gastos que mi madre no podía costear”, relató Richard.

SUS METAS LO HAN CONVERTIDO EN AUTODIDACTA

Richy trabaja como pintor de lunes a sábado, pero eso no le ha impedido desarrollar su proyectos enfocados en producciones audiovisuales en las que cabe destacar que el connacional se ha autoformado a través de tutoriales de YouTube en los que ha aprendido diferentes técnicas de producción y edición cinematográfica.

A decir de Richy, desde aprender a escribir un guion, hasta editar una producción son tareas que todos pueden aprender a realizar si se hacen con pasión, “con pasión todos podemos lograr lo que nos propongamos, basta tener el deseo de sobresalir y hacer las cosas por uno mismo”, dijo.

Para el connacional, tanto el cortometraje de Ostuncalco, como las otras producciones que la realizado para El Inmigrante en USA, son parte de esos sueños que tuvo desde niño y lo motivan a seguir trabajando para que más personas conozcan su visión y puedan comprender más a los migrantes.

“Con esto no busco dinero, aunque he invertido muchos de mis ahorros, lo que deseo es que las personas conozcan mi trabajo y espero continuar trabajando y aprendiendo”, destacó.