TREINTA Y UN DÍAS DESPUÉS DE SU MUERTE

Repatrian el cuerpo de Felipe, niño migrante fallecido en EE.UU.

Por Margarita Girón
[email protected]

Felipe Alonzo, el niño de 8 años originario de El Nentón Huehuetenango, quien de acuerdo a los informes, enfermó el 24 de diciembre y horas más tarde se convirtió en el segundo menor guatemalteco fallecido bajo custodia del gobierno estadounidense, finalmente fue repatriado este viernes.

De acuerdo a la Cancillería de Guatemala, se esperaba que el vuelo arribara a las 13 horas del viernes; sin embargo, Marta Larra, vocera de esa institución, informó que debido a un retraso el avión que traslada el cuerpo del menor, aterrizará en horas de la noche en Guatemala.

Larra explicó que la familia de Felipe no se encuentra en la Ciudad Capital y que será la Cancillería quien se encargue del traslado del cuerpo hacia El Nentón en Huehuetenango. Además, confirmó que el padre de Felipe aún se encuentra en Estados Unidos sin especificar su estatus migratorio.

SE ESPERA INFORME TRAS FALLECIMIENTO DE MENORES MIGRANTES

Larra indicó que tanto el informe médico de la muerte de Felipe, como el de Jakelin Caal; la primera menor guatemalteca fallecida durante el mes de diciembre bajo la custodia de la patrulla fronteriza, se encuentran pendientes de entrega por parte de las autoridades estadounidenses.

Jakelin Caal, de 7 años, falleció el 8 de diciembre. La menor y su padre Nery Gilberto Caal Cuz fueron detenidos por las autoridades de EE.UU, junto a un grupo de 163 migrantes el 6 de diciembre de 2018 en un tramo remoto del desierto de Nuevo México.

En el caso de Felipe, la Agencia de noticias The Associated Press (AP), informó tras el hecho que las autoridades trasladaron al menor a un hospital después de que un agente lo viera tosiendo. Se detectó que tenía fiebre de 39,4 grados centígrados (103 Fahrenheit), informaron los funcionarios.

De acuerdo a la información, Felipe estuvo bajo observación durante 90 minutos, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, antes de ser dado de alta con una receta para amoxicilina e ibuprofeno. Pero horas más tarde el niño se sintió muy mal y reingresó al hospital, donde posteriormente murió.