A PESAR DE LA DISTANCIA

Reina chapina representa la belleza y cultura guatemalteca

Por Margarita Girón
[email protected]

Gabriela Véliz migró a Estados Unidos junto a sus padres cuando tenía apenas 10 años, sin embargo, su amor por Guatemala se mantiene vivo y ha encontrado la forma de mantener sus raíces y además representar al país por medio de certámenes de belleza, aprovechando a la vez esos espacios para destacar los aspectos culturales de los chapines.

En una entrevista para La Hora Voz del Migrante, Véliz relató detalles sobre sus logros y experiencias a nivel internacional.

GABRIELA: MI FAMILIA DEJÓ GUATEMALA PARA BUSCAR UNA VIDA MEJOR

Gabriela nació en Guatemala, pero dejó el país cuando tenía 10 años. Sus padres consideraron que en Estados Unidos encontrarían mejores oportunidades y emprendieron el camino. Actualmente tiene 24 años y aunque su carrera profesional ha sido desarrollada en Connecticut del estado de Stamford, del país norteamericano, Guatemala sigue en el corazón de la chapina.

A criterio de Gabriela, la migración es un fenómeno que afecta a familias completas, “mi familia dejó Guatemala por buscar una vida mejor y oportunidades más viables para alcanzar sus sueños ya que la situación que vive Guatemala no es posible”.

Además, señaló que aunque al llegar se vive con miedo y el camino hacia las oportunidades para estudiar y encontrar espacios para salir adelante sea largo, es posible.

A pesar que ahora viva en otro país, le gustaría regresar algún día a Guatemala pues nunca dejará de ser guatemalteca, aseguró.

SU PASO POR LAS PASARELAS

“Gaby” como cariñosamente la llaman, ha mantenido contacto frecuentemente con Guatemala y ha participado en distintos certámenes de belleza que la han llevado a representar al país en Malasia y Ecuador.

Con el título de Miss Guatemala Turismo, obtenido en 2014, la guatemalteca logró colocarse dentro de las primeras 10 finalistas en el evento que reunió a más de 70 participantes.

Gabriela no solo ha destacado por su belleza y amor por Guatemala. Desde niña y gracias a sus padres encontró en la música otra forma de expresión artística. Aunque actualmente su carrera se enfoca en representar a Guatemala en certámenes de belleza, no descarta incursionar en el ámbito musical a través del canto.

Su más reciente participación fue en Miss Panamérican International, celebrado el 20 de octubre, en donde logró posicionarse dentro de las primeras ocho finalistas, recibiendo el premio por ser la más disciplinada de las participantes.

“Yo tomo un certamen como un trabajo y tenemos que enfrentar todos los aspectos de la competencia muy enserio entonces fue bonito ser reconocida por mi esfuerzo durante la semana”, dijo Véliz.

El vestido de gala que Gaby utilizó en la gala de Miss Panamerican fue creación del guatemalteco Adolfo Alvarado, “el diseñador de mi vestido también es guatemalteco. Poder portar creaciones de talentos nacionales significó mucho para mí”, destacó.

Además, Gaby obtuvo el tercer lugar en la categoría de mejor traje típico y destacó que el traje fue nombrado como “Melodías de mi Tierra”, el cual fue llevado desde Guatemala y creado por el diseñador Cesar Portillo.

SUS LOGROS LA MOTIVAN

La chapina resaltó que aunque ganar una corona es un logro, le da un gran valor a regresar llena de paz y tranquilidad porque dio lo mejor de ella en el certamen. También mencionó que a pesar de no obtener la corona sí logró resaltar lo positivo y las bellezas de Guatemala y con eso la meta ya está cumplida.

“He recibido muchos comentarios como “gracias por representarnos” o “gracias por hacer un buen papel.” Para mí significa mucho que las personas estén agradecidas con mi trabajo. Yo lo hago con mucho gusto y es mi pasión por dar a conocer Guatemala”, acotó Véliz.

Sobre sus metas a futuro la connacional indicó que continuará trabajando y participando en diferentes certámenes y retomará su carrera musical. “Los organizadores de Miss Panamerican International me invitaron como artista musical para el próximo año, entonces primero Dios ahí estaré nuevamente, pero esta vez como cantante”, acotó la entrevistada.

CHAPINA DE CORAZÓN

Para Gabriela, Guatemala es sinónimo de pasión, orgullo por su cultura y se destaca por la entrega de su gente. “Una de las razones por las que yo he decidido representar a Guatemala es precisamente destacar lo hermoso de la cultura guatemalteca y su gente. Seguiré dando lo mejor para que Guatemala siga sonando positivamente donde quiera que esté”, resaltó la guatemalteca.