Refugiados, solicitantes de la condición de refugio, migrantes en tránsito olvidados e irrespetados

José Antonio Guardado

[email protected]

Soy José Antonio Guardado Martínez, nací el 17 de enero de 1959, originario de la República de El Salvador, de padres campesinos. Licenciado en Administración de Empresas y Teología Evangélica, interesado en el tema de Migrantes y Refugiados.

post author

“Violar las Leyes para salvar una vida o vidas, es lo correcto que se debe hacer”; expreso en un mensaje a la conciencia el famoso predicador internacional conocido como Hermano Pablo (1921-2012). Pero la mayoría de poderosos y subalternos hacen lo contrario en esta tierra del quetzal al igual en otros países. Llegando al grado de estigmatizarnos, a sabiendas que en ningún momento somos una amenza en la tierra que pisamos. Ya lo dije en una columna anterior que como comunidad Refugiada o Migrantes no se nos debe tener miedo porque cuando se nos abren puertas con las oportunidades somos generadores de riqueza y no es que robamos riqueza para enviarla a nuestras tierras de origen.

Hoy a pesar de algunas gestiones y acompañamientos se nos olvida por momentos, días y meses al ir pasando el tiempo.

La pandemia o COVID-19 al aparecer en ir bregando por todo el mundo ha fomentado la corrupción a tal grado que los políticos siguen jugando con el dolor humano y que hasta muchos aún no siendo políticos se rasgan las vestiduras argumento a diestra y a siniestra que trabajan a favor del más necesitado, pero queda al descubierto que son buenos solo para publicar en campos pagados que están ayudabdo y para montar dar largas conferencias de prensa televisadas por cadenas nacionales en cada país.

Por otro lado desde que las excusas aparecieron nadie queda mal con otros Seres humanos aparentemente.

Pero viene al caso señalar que las instituciones involucradas en darnos asistencia no cumplen con la Ley porque por vacaciones de año se estanca cualquier trámite.

Otra excusa que hay elecciones y que las nuevas autoridades toman poseción de sus cargos para luego arrancar y dar respuesta a trámites.

Por último cuando señalo que COVID-19 a venido a parar trámites de documentos importantes que requerimos como Comunidad Migrante no es que están de vacaciones todo mundo se dice, sino que es por prevención que no atienden como debe ser. Pero que también siguen esperando y durmiendo el sueño de los justos: Resoluciones de la Comisión Internacional para reconocer mediante el Estatuto la Condición de Refugio, ordenamiento y legalización de documentación para trámitar la Residencia Permanente o Temporal de Extranjero Domiciliado para que luego se nos extienda el Documento Personal de Identidad (DPI) por el Registro Nacional de Personas (RENAP), Permisos de Residencia Temporal que el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) emite cada 30 días a los solicitantes de la Condición de Refugio y por último el Permiso de trabajo semestral y anual que extiende el Ministerio de Trabajo y Previsión Social.

Pero vuelvo a preguntar: Están cumpliendo con el Estatuto de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Señores de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR), Pastoral de Movilidad Humana (PMH) y otras socias de la oficina antes mencionada.

Para luego es tarde Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) cumpla con el Código Migratorio y dejen de violarlo e instruyan a las oficinas encargadas para que respondan a tiempo, dejen de dar tanta excusa que por la pandemia es tardado todo, den la cara.

Somos Comunidad Migrante, no se nos olvide y respeten nuestros derechos ya que somos seres humanos igual que ustedes y no seres extraños.

Lic. José Antonio Guardado Martínez