¿Quiénes fueron los grandes perdedores de la Elección 2019?

POR REDACCIÓN LA HORA
[email protected]

Si bien las Elecciones Generales no son una competencia deportiva, las expectativas generadas por ciertos candidatos, la importancia que algunos perfiles pueden tener en el poder público por sus decisiones y acciones y el dinero que se gastó en otros, finalizado el proceso electoral se puede considerar que hay ganadores, sorpresas o grandes perdedores.

En esta oportunidad mencionaremos algunos resultados que podrían considerarse como los candidatos que perdieron, y mucho, tomando en cuenta su tradición alcanzando puestos de elección popular en varias ocasiones, o que en encuestas tenían proyecciones altas de ganar las votaciones o bien por el control que ejercían en algún puesto público que implicó, como el caso de FCN-Nación, un derroche de recursos públicos.

ROBERTO ARZÚ, SUPERADO POR EL MLP    

Roberto Arzú, hijo del fallecido Álvaro Arzú, compitió por primera vez en la elección presidencial representando a la coalición PAN-PODEMOS. El primer partido en mención fue el que llevó a la Presidencia en 1995 a su padre, Álvaro Arzú. El excandidato, quiso usar a su papá como trampolín pero eso no se tradujo en votos.

Roberto se caracterizó por una campaña en la que ofreció dar el control de las cárceles a los militares, prometer que los criminales tendrían que ponerse de rodillas e imitar el lema de Donald Trump en Estados Unidos: “Hagamos a Guatemala Grande de Nuevo”.

Varias encuestas como la del matutino Prensa Libre o la de la Fundación para el Desarrollo y la Libertad, situaban a Roberto Arzú en un tercer puesto, incluso muy cercano a Alejandro Giammattei de VAMOS en el segundo lugar. Pero tras las votaciones del domingo la realidad fue otra.

A las 21:41 horas de este martes 18 de junio y con el 99 por ciento de las mesas escrutadas por las Juntas Receptoras de Votos, el portal de resultados del TSE validaba 265 mil 310 votos para la coalición PAN-PODEMOS, colocándose así en el quinto lugar de la contienda presidencial detrás de Thelma Cabrera del Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP), quien sumaba a la misma hora 454 mil 626.

 

ENCUENTRO POR GUATEMALA DEJARÁ EL CONGRESO

A pesar de su larga tradición, principalmente en el poder Legislativo y la continua presencia de su principal rostro, la diputada Nineth Montenegro primero con otras agrupaciones políticas y en las últimas elecciones con Encuentro por Guatemala, este partido y bancada dirá adiós al mundo político y al Congreso de la República al no obtener ninguna diputación al no haber obtenido el 5% de los votos en la elección presidencial no haber conseguido un solo escaño en el Congreso.

Montenegro buscó de nuevo una curul en el Congreso y Manfredo Marroquín fue su candidato presidencial.

Por ejemplo, en la elección de Diputados por Listado Nacional en el Departamento de Guatemala, EG obtuvo únicamente 14 mil 931 votos, lo que representa un 2.54 por ciento. En la actual legislatura, esa bancada contaba con seis diputados y se caracterizó por fiscalizar al Ejecutivo.
En cuanto a las elecciones presidenciales, Marroquín recibió 49 mil 608 votos, lo que representa el 1.14 por ciento del total escrutado hasta ahora.

 

FCN-NACIÓN: PARTIDO OFICIAL ES CASTIGADO

Desde 1986, con el inicio de la llamada era democrática, ningún partido que ha llevado a la Presidencia a su candidato ha salido bien librado en la siguiente elección, lo cual podría considerarse como un voto de castigo a su desempeño en el poder público.

Y en el caso de FCN-Nación, quien fue la sorpresa en 2015 al alcanzar el poder Ejecutivo con Jimmy Morales y su lema “Ni corrupto ni ladrón”, pareciera que no solo no escapó de esa tendencia, si no que su binomio de Estuardo Galdámez y Betty Marroquín tuvo peores resultados, includo, que el binomio del mismo Partido Patriota.

Galdámez y Marroquín obtuvieron apenas 180 mil 540, lo que representa el 4.13 por ciento del total de sufragios validados por el TSE.

El oficialismo fue señalado en las semanas previas a las Elecciones 2019 por otras agrupaciones políticas e incluso denunciado por el candidato Manfredo Marroquín y miembros de la sociedad civil, por supuestamente utilizar la entrega de cupones del Ministerio de Agricultura Ganadería y Alimentación (MAGA), así como el pago a ex PAC, para asegurarse votos en la contienda presidencial. También negociaron con veteranos del Ejército que sacaron para presionar contra la inscripción de Thelma Aldana.

En el Congreso tampoco les fue bien, porque de contar con un bloque de más de 30 diputados que en el 2016 se alimentó de tránsfugas, , ahora las estimaciones es que tendrán una bancada reducida a ocho diputados; algunos rostros conocidos, entre ellos Manuel Giordano no fueron reelectos para un nuevo período legislativo.

 

ALEJOS CON MENOS PODER Y NI FREDY CABRERA NI JUAN RAMÓN LAU

En noviembre, el diputado Felipe Alejos mantuvo su inmunidad luego que la Corte Suprema de Justicia rechazará el antejuicio en su contra requerido por la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI), por su presunta participación en el Caso Traficantes de Influencias; tras esto, el Congreso benefició a la Corte con una mejora presupuestaria, se mencionaba que esto fue posible por la intervención del abogado Fredy Cabrera, quien ha sido ligado a la influencia del poder político en las comisiones de postulación y el sistema de justicia en general.

Semanas después, Cabrera fue proclamado como candidato a la Presidencia por el partido TODOS de Alejos y negó a La Hora en dos oportunidades haber operado a favor del diputado para sortear el antejuicio.

Alejos incluso llegó a mencionar que TODOS era el partido más grande en estructura en Guatemala en organización, tras la publicación de una investigación del matutino Prensa Libre sobre anomalías en el financiamiento electoral a esa agrupación en 2015, sus diputados avalaron y respaldaron las iniciativas del Pacto de Corruptos.

Pero en las urnas no les fue tan bien, Fredy Cabrera obtuvo 137 mil 558, lo que representa el 3.15 por ciento de votos contabilizados a nivel general en la elección presidencial.

De tener 16 diputados en el Congreso de la República (Jean Paul Briere y Andrea Villagrán se distanciaron de la agrupación política), ahora las proyecciones los sitúan con siete diputados en el próximo período legislativo, mismo número que el Movimiento Semilla y Visión con Valores (ViVa). Varios legisladores de la agrupación morada quedarían fuera del Congreso, entre ellos, uno de los más reconocidos, Juan Ramón Lau.

 

EL IMPULSO DE ARZÚ NO IMPACTÓ PARA UNIONISTAS

Al igual que Roberto Arzú, Álvaro Arzú Jr. mencionaba la figura de su padre de manera constante y muchas personas estimaron que eso ayudaría al partido Unionista a ganar la alcaldía con amplio margen y colocar un buen número de diputados al Congreso de la República.

El Unionismo logró la reelección en la alcaldía por estrecho margen y colocó solo 3 diputados, uno por listado nacional y dos por el distrito central, lugares en lo que, en teoría, el electorado recuerda al exalcalde Arzú como un hombre de “obras y no palabras”.

La pregunta ahora será si con tan solo tres diputados, sin el apoyo de su padre que lideraba el esfuerzo por detener los avances de la lucha contra la corrupción tras ser investigado por el Ministerio Público y la CICIG, la alcanzarán a Arzú Jr. para presidir de nuevo el Congreso o quedar en la Junta Directiva.

Grupos llamados de izquierda por el Presidente del Congreso, como Winaq, obtuvieron más escaños en el Legislativo (5) que el partido del sol.

 

ROSAL: OFICIALISMO Y EG LOS GRANDES PERDEDORES

Según el analista independiente, Renzo Rosal, el bloque oficialista, el cual considera lo conforman: FCN-Nación, TODOS, PAN, Podemos, son el gran perdedor de estas elecciones, “la soberbia, la prepotencia y el respaldo a muchas de las acciones impulsadas por el presidente Morales, fueron los factores determinantes que los erosionaron como tal, cada uno fue pagando las facturas en lo individual, pero que colectivamente fueron corresponsables”.

El otro perdedor, pero que obedece a un factor distinto es Encuentro por Guatemala: “la dinámica en Guatemala es que los partidos tienen vida útil, limitada y corta, creo que se le pasó mucho la factura a Nineth Montenegro, a quien se le incluyó en la lista que ya llevaba mucho tiempo en el Congreso, no se valora el tipo de trabajo que Nineth impulsó y su bancada, sino lo único que se subraya es que lleva mucho tiempo en el Congreso y por lo tanto hay que sacarla. Encuentro por Guatemala desaparece y en término de lo que había hecho si es una pérdida para el país”, refirió Rosal.

Para Rosal también Convergencia podría considerarse como otro perdedor de la contienda electoral: “Les afectó mucho la izquierda en Guatemala y ahora queda como confirmada la necesidad de replantearse como izquierda, ahora se tienen dos tendencias, la tendencia de izquierda moderada representada por Semilla y radical en el Movimiento de Liberación de los Pueblos, queda en medio Convergencia, URNG y Winaq y de ellos todavía tiene vigencia Winaq que es uno de los ganadores del evento, la URNG se mantiene al mínimo”.

“Dado los egos, las luchas que tiene entre ellos, dio como resultado que saliera Convergencia, aun y cuando tenían un buen candidato a la Presidencia”, dijo Rosal.

PARTIDOS QUE OBTUVIERON MENOS VOTOS

Benito Morales, candidato presidencial de Convergencia obtuvo 37 mil 620 votos, lo que representa el 0.86 por ciento del total. No ganó ninguna diputación.

LIBRE que proclamó a Aníbal García obtuvo 41 mil 417, registrando el 0.95 por ciento de votos. Esa agrupación no logró colocar ningún diputado.

Luis Velásquez de Unidos obtuvo 26 mil 870, un 0.61 por ciento de votos. Ese partido tampoco ganó ninguna diputación.

José Luis Chea Urruela del Partido Productividad y Trabajo, consiguió 23 mil 831 votos, es decir 0.55 por ciento del total. No ganó ninguna diputación ese partido.

Avanza que proclamó a Danilo Roca generó 21 mil 106, un 0.48 por ciento. Ese partido no ganó ninguna diputación.