Quetzal Bakery, un recorrido por Guatemala en Texas

0

El restaurante Quetzal Bakery se ha convertido en todo un icono de la cultura guatemalteca en Houston Texas, pues además de ofrecer deliciosas recetas chapinas, es un espacio que permite a sus clientes transportarse a un pequeño espacio de Guatemala, debido a los bellos murales que adornan este lugar.

Desde el restaurante, doña María Ordoñez, conversó con La Hora en videollamada, para relatar la historia de este emprendimiento y para dar un recorrido a las instalaciones de este negocio familiar que ya lleva funcionando 24 años.

“Queremos demostrar aquí que Guatemala es grande a pesar de que se mira en el mapa pequeño, pero somos bastantes guatemaltecos aquí en Houston Texas”, afirmó.

La connacional ofreció un recorrido por el restaurante y luego en la panadería para conocer el espacio de encuentro para muchos chapines. 

En el lugar se pueden ver cuadros con imágenes icónicas de Guatemala, destacando el Quetzal, el mapa del país y los coloridos buses extraurbanos tampoco pueden faltar.

Para capturar la esencia de Guatemala en este lugar, la entrevistada cuenta que buscaron apoyo de una diseñadora, que pudiera replicar la idea que tuvo la familia.

EL QUETZAL, UN EMPRENDIMIENTO CHAPÍN QUE SURGIÓ HACE 24 AÑOS

Este emprendimiento chapín inició hace 24 años en Houston Texas y según doña María, esta primera etapa fue impulsada junto a sus padres, pero luego sus hijos se sumaron al proyecto, además, recuerda que en Guatemala tenían un negocio similar.

Al principio, era una panadería, sin embargo, se agregó la parte del restaurante al emprendimiento.

En la actualidad, se encuentran en un local desde hace tres años, muy cerca de su primera ubicación.

María cuenta que el emprendimiento es dirigido por ella, su hermano que es el Chef y sus dos hijos que le apoyan con otras tareas, así como los empleados a quienes consideran como parte de su familia.

La mayoría de los trabajadores son originarios de Guatemala, pero también hay personas de otras nacionalidades.

El nombre de “El Quetzal”, surgió como una sugerencia de un cliente que les dijo que todos se podrían identificar con el ave nacional.

Durante la videollamada, la hija de doña María, Lisa, continúo con el recorrido dentro de la panadería-restaurante, en el que hay butacas para quienes desean comer ahí, adornadas con telas que se asemejan los bellos colores de tejidos de indumentarias mayas de Guatemala.

 

¿QUÉ COMER?

Si quiere desayunar en el Quetzal Bakery, puede encontrar platos como “El Chapín”, “El Revoltijo”, “El Albañil” o “El Tío”, no pueden faltar los plátanos fritos, frijoles y crema.

También puede elegir chuchitos, tamales de arroz, papa, masa, además de garnachas y si lo que busca es un almuerzo tradicional, hay pepián, estofado, bistec encebollado, chao mein, chiles rellenos, pollo guisado, todos incluyen tortillas hechas a mano.

Pero si lo suyo son los caldos, hay de res, pollo o pata.

Además, hay una sección de antojitos, así que pueden pedir tacos, parrilladas, con el toque chapín.

El café de Antigua tampoco puede faltar, así que los clientes pueden elegir entre esta opción y café de olla endulzado con panela.

Y, por si fuera poco, a un lado de la panadería ofrecen los famosos helados de bolsita de diferentes sabores, choco bananos, hojas de maxán, entre otros. Los domingos es cuando más clientes llegan a El Quetzal Bakery, explican.

PAN DESDE LAS SEIS DE LA MAÑANA

El pan lo ofrecen empacado para asegurarse que todo sea seguro para los clientes. Hay tortas de corona grandes y pequeñas, “esos son los que más vendemos”, indicó María, además hay champurradas, besitos y otros.

“A las cinco de la mañana entran los panaderos, entran las muchachas que hacen los tamales, los atoles y a las seis de la mañana ya tenemos listo para vender”, aseguró.

En el video, muestran una variedad de artículos de Guatemala que pueden encontrar con ellos y que muchos buscan en Estados Unidos, “hay una pared llena de ropa típica, bolsas”.

En la panadería pueden ordenar pasteles para ocasiones especiales o por antojo. “tenemos ejemplos aquí arriba para que los clientes tengan una idea de qué clase de material utilizamos”.

PASTELES, TAMALES Y MENÚS ESPECIALES

Elaborar los pasteles lleva horas de preparación y para eso las guatemaltecas tratan de dedicarle detalles y ponerles su toque a todas sus preparaciones. En el restaurante también es posible encontrar menús especiales, que no se ofrecen por lo menos en un año.

“Los tamales siempre están aquí, lo que cambia para Navidad, que los hacemos especial, lleva más cosas, está más llenito, lleva ciruelas, pasas, lleva las aceitunas, entonces es lo que lo hace especial”, destacó María.

Hay tiras de francés, rellenitos, milhojas, así que sí de cumplir antojos guatemaltecos se trata, este es el lugar indicado.

LOS BELLOS MURALES

El Quetzal Bakery se caracteriza por los murales que se pueden admirar al llegar, por ejemplo, uno de los más impresionantes incluye los símbolos patrios, Tikal en Petén, la bandera de Guatemala, un jaguar, entre otros.

Además, podrá observar pinturas, en las que se trata de replicar los bellos paisajes de la ciudad de Antigua Guatemala, que en tiempos de cuaresma luce sus mejores colores, “pintó el edificio para que se mire como Antigua”.

El Quetzal Baker, en tiempo normal, puede recibir hasta 125 personas, aunque también han celebrado eventos especiales con medidas de seguridad.