ANALISTAS Y MIGRANTES DESTACAN RETOS

¿Qué puede hacer Giammattei para evitar más tragedias como la de Jakeline?

Domingo Caal Chub, de 61 años, sostiene un teléfono en el que muestra una foto de su nieta, Jakelin Amei Rosmery Caal Maquin. Foto La Hora/AP

PRESUPUESTO PARA 2020 Y CONTINUIDAD DE LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN SERÍA CLAVE

Seis niños guatemaltecos murieron entre 2018 y 2019 en el intento de cruzar la frontera a Estados Unidos, un país en donde sus padres creía encontraría las oportunidades que Guatemala no les ofreció cuando decidieron migrar.

Jakeline, una niña originaria de Alta Verapaz, departamento conocido por poseer los índices más alarmantes del país, principalmente en casos de desnutrición, fue la primera víctima.

Y es precisamente bajo esa perspectiva que el presidente electo Alejandro Giammattei, recibirá la Presidencia el próximo 14 de enero, con graves indicadores y un proyecto de presupuesto que si bien no ha sido autorizado ya ha generado alarma por los rubros y la finalidad que le darían a estos.

El reto para Giammattei, según los entrevistados dependerá del presupuesto que el Congreso apruebe, y que presenta recortes en áreas de salud, educación, seguridad y lucha contra la desnutrición, un flagelo que afecta a miles de niños menores de cinco años en Guatemala.

Por Grecia Ortíz
[email protected]

Por ello, el migrante guatemalteco Fernan Gonzvel, opinó que para evitar más muertes de niños como Jakeline, Felipe, Goyito, Juan y otros más, es necesario que Giammattei le dé prioridad a la lucha contra la corrupción y evite seguir los pasos de Jimmy Morales, aunque afirma sentirse poco optimista.

Aunque el dictamen del proyecto de presupuesto para 2020, contempla un aumento para carteras importantes como Salud y Educación, estos no se enfocarían en inversión, sino más bien a sufragar costos de funcionamiento y dejarían en vulnerabilidad la lucha contra la desnutrición.
Esa propuesta no concuerda con la realidad de Guatemala, que durante el último año ha registrado la muerte de seis niños guatemaltecos que han migrado del país, pero que lejos de encontrar el “sueño americano”, encontraron la muerte.

Felipe Alonzo, el niño que murió en diciembre de 2018, salió de Yalamboloch, Huehuetenango, un lugar en el que los niños solo tienen acceso a una escuela de educación primaria y de querer continuar sus cursos en otros niveles, tienen que trasladarse a otros poblados para acceder a básicos o diversificado.

Mientras Jakeline, la primera muerte de los niños migrantes guatemaltecos que conmocionó al país salió de Alta Verapaz, un lugar en el que se ejemplifica la desnutrición aguda moderada en niños menores de cinco años con más de 1 mil 024 casos y 10 fallecidos, según datos oficiales.

Vecinos iluminan un monumento conmemorativo de Jakelin Caal Maquin en la casa de su abuelo en San Antonio Secortez, Guatemala, el domingo 23 de diciembre de 2018. Foto La Hora/AP

Juan de León es otro de los menores que se sumó a la estadística de niños guatemaltecos que murieron en el intento de migrar. Él salió del caserío de Tizamarté en Camotán, Chiquimula departamento que se ha caracterizado por las constantes sequías en los últimos años.

MÁS DE 10 MIL CASOS DE DESNUTRICIÓN AGUDA HASTA OCTUBRE

A nivel nacional el Sistema de Información Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SIINSAN), registra 44 casos de muertes por desnutrición aguda y 108 en investigación durante 2019.

Los casos en los 22 departamentos del país hasta el 26 de octubre ya eran de 10 mil 263 niños, es decir, 1 mil 865 más que en 2018.

A los indicadores anteriores se suma el de las detenciones de niños y adolescentes migrantes en la Frontera Sur, que, durante el año fiscal 2019, sumaron a 30 mil 329 menores de edad, todos de nacionalidad guatemalteca.

Y es precisamente en ese contexto, que Giammattei recibirá el mando del poder Ejecutivo y hasta ahora pareciera que tendrá que iniciar su primer año de gobierno con un cuestionado presupuesto, la implementación del Acuerdo de Cooperación de Asilos, y el riesgo de que ocurran más tragedias como la de los niños migrantes a consecuencia del éxodo migrante.

La Hora Voz del Migrante, le consultó a Carlos Sandoval del equipo de comunicación de Giammattei, sobre qué hará el gobierno para evitar que ocurran más casos como el de Jakeline, porque resulta clave el tema de una inversión del presupuesto adecuada y qué indicadores ve con preocupación. Sin embargo, al cierre de edición del reportaje no se había obtenido respuesta.

Alejandro Giammattei asumirá el próximo 14 de enero la Presidencia con varias problemáticas que afectan a la niñez guatemalteca. Foto La Hora

ROLDÁN: PANORAMA NO ES POSITIVO

En ese sentido, la directora del el Instituto de Investigación y Proyección sobre Dinámicas Globales (IDGT) de la Universidad Rafael Landívar Úrsula Roldán, explicó que lo que debería hacer el presidente electo, es mostrar una acción más contundente y de gestión en el presupuesto a aprobar.

“Lo que ya sabemos sobre esas disminuciones a todo lo que significa protección social que en este país es mínima con este presupuesto vamos a una explosión social sin duda porque está disminuyendo las condiciones de vida ya precarias de la población, entonces debería tener una acción de incidencia –Giammattei-”, dijo.

Sin presupuesto, aseveró que el presidente electo tampoco podrá hacer mucho para evitar más casos lamentables como el de Jakeline.

Roldán, destacó que otro de los aspectos que preocupan radica en las personas que se han integrado a su gabinete, porque pueden ser personajes que impulsen políticas que afecten a la comunidad migrante.

“Hay políticas totalmente contradictorias que quieren que este sea un tercer país seguro y no somos seguros para nuestros ciudadanos, mucho menos para las personas migrantes y aún con presupuestos casi en la calle”

Úrsula Roldán

Por ello, enfatizó que se podría esperar que se genere una bomba de tiempo “el panorama no es muy positivo”.

LOS NIÑOS NO TIENEN CABILDEROS EN EL CONGRESO

Carlos Heredia del Centro de Investigación y Docencia Económicas de México, dijo desde la perspectiva mexicana que si existe una ley que tutela a los niños y niñas no acompañados se tiene la responsabilidad de aportar el andamiaje constitucional para cumplir con lo que propone la propia ley.

“Los niños, niñas, adolescentes no tienen cabilderos que los representen ante el Congreso que decide sobre el presupuesto, entonces es muy importante que los Gobiernos escuchen las voces de sociedad civil, de distintos organismos que se hacen eco de los niños, niñas no acompañadas”, añadió.

para el experto, la inversión que se realice en niños será la decisión que mayor rendimiento tendrá a futuro.

LEA: Presupuesto 2020 no ataca causas estructurales de la migración

“Todos los estudios de desarrollo internacional apuntan a que la inversión en niños desde una edad temprana reditúa muchísimo en términos de la apertura de opciones laborales, profesionales y de educación para la vida, de manera que si queremos un mejor país ese es el mejor camino”, puntualizó.

NIÑOS MIGRAN POR LAS MALAS CONDICIONES DE VIDA EN GUATEMALA

Por otro lado, Ricardo Barrientos del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI), dijo que es difícil que se eviten tragedias como la de los niños migrantes fallecidos, porque incluso la propuesta original del Ejecutivo tenía recortes en los rubros de gasto social prioritario, que se redujeron más en el Congreso.

Barrientos, dice que, según el dictamen de la Comisión de Finanzas, destinados al Ministerio de Educación, se dejarían a más de 62 mil 600 estudiantes fuera de las escuelas y se dejarían de entregar 3 mil 500 millones de libros de texto en el nivel primario.

“Se les recorta el presupuesto a programas de lucha contra la desnutrición crónica infantil, entonces la situación de porque la gente migra y en particular porque es que tenemos niños migrantes es porque las condiciones de vida de Guatemala son muy malas”, anotó.

A decir del representante de ICEFI, son las condiciones de vida en general uno de los motivos por los que la gente decide huir del país.

En ese sentido, añadió que ahora mismo cree que ya no es posible corregir el presupuesto, además que parece no existir voluntad en el Congreso para hacerlo.

“No solo es que la SAT está en una crisis y no se está recaudando, sino que se le está entregando el presupuesto a los corruptos”

Ricardo Barrientos, ICEFI

RECURSOS O PROYECTOS NO LLEGAN A COMUNIDADES POR LA CORRUPCIÓN

El migrante guatemalteco Mynor Aguirre desde el estado de Virginia, expresó que para evitar que ocurran más muertes como estas es necesario que las autoridades se acerquen más a las comunidades en el país en donde puedan ocurrir más tragedias.

El reto para Giammattei, aseveró que radica en lograr mejorar las condiciones de vida de miles de guatemaltecos y así evitar que emprendan un viaje aún más peligroso por las políticas impuestas por Estados Unidos.

“Realmente los fondos destinados a proyectos en los pueblos, esos se pierden en el camino o simplemente se van en la administración de entidades o del gobierno y no se logra el beneficio para el que se tenía destinado”, puntualizó.

Por eso uno de los aspectos que el presidente electo debería considerar, a opinión de Aguirre, es que se retome la lucha contra la corrupción, porque si los presupuestos se ejecutaran con transparencia cree que se podrían esperar más resultados.

Claudia Maquin, madre de Jakelin en una fotografía captada el día del velorio a su hija en diciembre de 2018. Foto La Hora/ Oliver de Ros/AP

ES NECESARIO UN CAMBIO TOTAL Y QUE GIAMMATTEI ACTUÉ CONTRA LA CORRUPCIÓN

A esa opinión se une la del artista guatemalteco Fernan Gonzvel que reside en Los Ángeles, quien expresó que aún no existe claridad del modo de operar del actual gobierno, porque parece que está garantizando más tragedia, pobreza y migración.

Y para evitar tragedias como la de las muertes de niños migrantes, Fernan cree que es necesario que ocurra un cambio total porque la pobreza en la población se sigue agudizando y creciendo.

“Aparte de la corrupción de necesita actuar y un plan de gobierno real a favor de la mayoría, pero desafortunadamente el mismo sistema no lo permite… las tragedias vienen con más fuerza, la frontera tiene muros, bien, pero la gente la salta o pasa debajo a forma de vida o muerte”, comentó.

SALUD Y EDUCACIÓN AUMENTAN PRESUPUESTO, PERO NO PARA INVERSIÓN

Según el dictamen del proyecto de Presupuesto para el 2020, se tiene previsto que se asignen más de Q17 mil 295 millones 828 mil 933 para el Ministerio de Educación, un dato superior al de 2019, pero menor cuando se compara con los fondos dirigidos a inversión.

En el Ministerio de Salud, la situación tampoco cambia, pues, aunque existe un incremento en millones de quetzales, lo asignado a la inversión es de un monto de más de Q130 millones.

Uno de los aspectos que se ha criticado es que lo asignado para la lucha contra la desnutrición crónica, también presenta un recorte de más de Q98 millones comparado con este año.

Es decir, ambas carteras, que tienen la responsabilidad en importantes áreas para la niñez de Guatemala y que significan una esperanza para los niños que viven en condiciones de pobreza, no mejorarían e incluso empeorarían en el primer año de gobierno de Alejandro Giammattei.

Aunque se registran aumentos en las carteras que tienen bajo su responsabilidad a la niñez del país, la mayoría de los recursos se destinarían a funcionamiento y no inversión. FOTO LA HORA/MARGARITA GIRÓN

 REDUCE FONDOS PARA ENTIDADES QUE TIENEN EL GASTO SOCIAL PRIORITARIO

En su análisis del presupuesto el ICEFI, detalla que los cambios introducidos por la Comisión de Finanzas Públicas y Moneda (CFPM) del Congreso de la República ignoran las pérdidas de ingresos que generarán los privilegios fiscales recientemente aprobados.

Además, destaca que suprime ingresos provenientes de donaciones, “reduce los presupuestos de las principales entidades que tienen a su cargo el gasto social prioritario y las principales intervenciones en favor de la lucha contra la desnutrición crónica y la inversión pública en niñez y adolescencia, vulnerando derechos como la salud y la educación, y mantiene asignaciones de gasto posiblemente ilegales o inconstitucionales, sin justificación técnica o social, o vulnerables”.