¿Qué necesito para ser vacunado en EE. UU.? Migrantes lo explican con su experiencia

Imagen ilustrativa. Una persona recibe una vacuna contra el COVID-19 en un centro de vacunación. Foto La Hora/Tobias Schwarz / Pool vía AP.

Estadísticas de Our World in Data demuestran que, en Estados Unidos, el número de dosis de vacunas contra el Covid-19 administradas ascienden a más de 319 millones, de las cuales estiman más de 150 millones representarían a personas con esquema completo de inmunización.

En ese país, residen más de 2.5 millones de guatemaltecos que pueden acceder a varias marcas de vacunas contra el coronavirus, ya sea Moderna, Pfizer en dos dosis o Johnson & Johnson en una sola.

 

Desde Estados Unidos y ubicados en diferentes estados, guatemaltecos contaron sus experiencias vacunándose, lo que debieron hacer y sus recomendaciones para quienes aún no lo han hecho.

ANAMARÍA: PFIZER, SIN REACCIONES Y A LA ESPERA DE LA SEGUNDA DOSIS

Imagen ilustrativa. Enfermera prepara una vacuna de Pfizer contra el COVID-19. Foto La Hora/AP.

Residente en Los Ángeles, California en donde se estima que viven 1.5 millones de connacionales, Anamaría cuenta que recibió la primera dosis de la vacuna Pfizer, ahora está a espera de la segunda que le proporcionará el esquema completo.

No tuvo ninguna reacción y lo que experimentó fue un poco de dolor en el brazo, pero nada más.

“Los migrantes tienen la misma oportunidad de cualquier ciudadano americano, lo único que piden es una identificación y no importa si están de vacaciones o radicados en EE. UU. Hay muchos que están incoherentes a ponérsela por las conspiraciones que han dicho con noticias falsas”, remarcó.

Para Anamaría es desafortunado que las personas se guíen por noticias falsas, las cuales abundan en tiempos en los que la tecnología ha avanzado.

La guatemalteca reitera que para recibir la vacuna lo más importante es estar atento a la publicidad de los centros de inmunización, los cuales dan a conocer los pormenores para presentarse a la vacunación.

Para ello, es necesario presentar una identificación, ya sea pasaporte o cualquier otro documento con nombre, dirección y fotografía, una ID Consular o incluso el Documento Personal de Identificación.

No tener documentación sí puede dificultar la recepción de la vacuna y en la actualidad no es necesario hacer cita, solo debe presentarse.



NO LE REQUIEREN INFORMACIÓN DE ESTATUS MIGRATORIO

Según información de Salud Pública del Condado de Los Ángeles, la vacuna es para residentes sin considerar el estatus migratorio, nadie le preguntará por ello cuando la reciba.

“Su información médica es privada y conseguir una vacuna de Covid-19, no afecta su estatus migratorio”, mencionaron.

Si se encuentra en California y necesita más información sobre el proceso de vacunación, puede consultar en el siguiente enlace: www.publichealth.lacounty.gov/media/coronavirus/vaccine/index.htm

VINICIO: ELIGIÓ LA VACUNA PFIZER

Una enfermera inyecta a un hombre una dosis de la vacuna de Pfizer contra el COVID-19. Foto: La Hora/AP/Arnulfo Franco.

En Virginia, se estima que viven hasta 65 mil guatemaltecos, según el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex). Vinicio, un connacional originario de Concepción Chiquirichapa, Quetzaltenango y residente de ese lugar cuenta su experiencia.

“Ya me vacuné y me pusieron la Pfizer, al siguiente día solo me dolió un poco donde me inyectaron y nada más lo mismo en la segunda dosis”, detalló.

Para él no fue nada complicado su proceso de vacunación y asegura que ahora ya no se necesita de cita, “ya solo puede llegar donde hay disponibles”.

PANCHOLON: ALGUNOS TIENEN TEMOR A INMUNIZARSE

Alias «Pancholon» vive en la actualidad en Michigan. Foto: La Hora.

El guatemalteco conocido como Pancholon, quien vive en Michigan, lugar donde la cancillería estima que residen 23 mil connacionales, destaca su historia particular.

Él se contagió de Covid-19 y ahora por recomendación de su médico esperará algunos días para aplicarse la vacuna, pero lo hará.

También sabe que muchos sienten miedo de aplicarse la vacuna, pero se lo atribuye a la falta de información.

“Los que viven y trabajan en la ciudad tienen más acceso a información, pero para los que trabajan en el campo es difícil porque trabajan 12 horas diarias, apenas tienen tiempo de comer y dormir”, recordó.



“Hay que hacer cita y fijar la fecha para la segunda dosis. Solo hay que saber dónde ir y llevar una identificación”, explicó sobre las personas que eligen la opción de dos dosis.

ESTHER ELIGIÓ LA VACUNA JOHNSON & JOHNSON Y NO EXPERIMENTÓ NINGUNA REACCIÓN

Una farmacóloga se dispone a aplicar una vacuna de Johnson & Johnson contra el COVID-19. Foto La Hora/AP.

Esther vive en New Jersey, lugar en el que la comunidad de guatemaltecos es considerable, muchos originarios de Jutiapa, Santa Rosa y otros.

En su caso optó por la Johnson & Johnson, no experimentó síntomas que requirieran algún auxilio, únicamente molestias que considera normales al recibir una vacuna.

Tampoco fue difícil acceder a ella, solo presentó su pasaporte, hizo su cita y fue al centro de vacunación, ahora, asegura que ya no es necesario programar la vacunación, solo deben presentarse.

“A mí me daba miedo vacunarme, con mis hermanos hablábamos de que no lo haríamos, pero los beneficios son mayores, así que por eso lo decidí y la verdad todo estuvo bien, hay que hacerlo porque en Guatemala tengo familia que no lo ha podido hacer”, puntualizó.

ANTONIO ELIGIÓ MODERNA Y NO SINTIÓ NINGÚN MALESTAR

Paciente recibe una dosis de la vacuna de Moderna contra el COVID-19 el lunes 22 de marzo de 2021. Foto: Vía AP

Desde Oregón, Antonio se aplicó la vacuna de Moderna, de hecho, lo hizo en marzo pasado y junto a él todo su círculo familiar.

“Mi madrina me dijo que fuera a ponerme la vacuna y fuimos a hacerlo, a nosotros nos dijeron de Moderna y esa fue la que pedimos, en la primera dosis no nos dio nada y en la segunda tampoco, todo marchó bien”, mencionó.

Después convencieron a su hermana para que se inmunizara, “se puso la misma vacuna y no le dio nada, solo a mi sobrina que sí le dio un poco de malestar”.

En la actualidad, en Estados Unidos hay tres opciones de marcas para vacunarse:

Pfizer, que se aplica en dos dosis.
Moderna, dos dosis.
Johnson & Johnson, una sola dosis.

¿QUÉ TAN BIEN FUNCIONA LA VACUNA PFIZER?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en ingles), mencionan que en los ensayos clínicos en personas de 16 años o más, la vacuna Pfizer-BioNTech fue 95% efectiva para prevenir la enfermedad COVID-19 confirmada por laboratorio en personas sin evidencia de infección previa.

También fue eficaz para prevenir la enfermedad COVID-19 confirmada en laboratorio en adolescentes de 12 a 15 años, y la respuesta inmune en personas de 12 a 15 años fue al menos tan fuerte como la respuesta inmune en personas de 16 a 25 años.

¿CÓMO EVALUAR LA EFECTIVIDAD DE LA VACUNA MODERNA?

Foto ilustrativa. Frasco de la vacuna Moderna contra el Covid-19. Foto La Hora/Salud

Los CDC destacan que, con base en la evidencia de los ensayos clínicos, en personas de 18 años o más, la vacuna de Moderna demostró tener una efectividad del 94,1% en la prevención de casos de COVID-19 confirmados en laboratorio en personas que recibieron dos dosis y que no registraban evidencia de infecciones previas.

“La vacuna también demostró tener un alto nivel de efectividad en los ensayos clínicos en la prevención del COVID-19 entre personas de diferentes categorías de edad, sexo, raza y etnia, y entre personas con afecciones subyacentes”, aseguraron.

¿CÓMO EVALUAR LA EFECTIVIDAD DE LA VACUNA JOHNSON & JOHNSON?

De acuerdo con los CDC, la vacuna contra el COVID-19 tuvo una efectividad del 66,3 % en ensayos clínicos para prevenir casos de COVID-19 confirmados por laboratorio en personas sin evidencia de infección anterior (eficacia).

Las personas alcanzaron la máxima protección posible 2 semanas después de vacunarse.

También destacan cómo la vacuna tuvo un alto nivel de eficacia para prevenir la hospitalización y muerte de personas que contrajeron la enfermedad.

“Nadie que haya contraído el COVID-19 al menos 4 semanas después de recibir la vacuna contra el COVID-19 de J&J/Janssen debió ser hospitalizado”, asegura la información oficial.

Otro dato importante de remarcar es que la vacuna contra el COVID-19 de J&J/Janssen podría aportar protección contra infecciones asintomáticas, que son los casos en los que las personas infectadas por el virus que causa el COVID-19 no tienen síntomas de la enfermedad.

Frascos de la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson en una farmacia en Denver. Foto La Hora: David Zalubowski, Archivo/Ap

EFECTOS SECUNDARIOS SON NORMALES

Según el sitio oficial de los CDC, algunas personas podrían experimentar efectos secundarios en el brazo en el que lo inyectaron como dolor, enrojecimiento e hinchazón.

Mientras que en el resto del cuerpo otros pueden sentir cansancio, dolor de cabeza y muscular, escalofríos y nauseas.

Estos efectos secundarios aparecen uno o dos días después de haber recibido la vacuna y que son signos normales de que el organismo está generando la protección; deberían desaparecer en unos días.