CONSECUENCIAS SE VERÍAN REFLEJADAS EN USO DE BENEFICIOS PÚBLICOS

¿Qué implica la nueva medida para requerir residencia en EE. UU.? MPI y Otzoy explican

Por Grecia Ortíz
[email protected]

La administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció recientemente la implementación de una nueva regla relacionada al uso de servicios públicos que, según el Instituto de Política Migratoria (MPI, por sus siglas en inglés), tendrá efectos profundos en las solicitudes que migrantes hacen a EE. UU., por la vía regular para permanecer en ese país.

Foto La Hora AP /La nueva medida afectaría a solicitantes de residencia.

Según explica el MPI, las consecuencias se verán reflejadas en las admisiones de migrantes y en el uso de beneficios públicos por millones de dólares.

Los nuevos estándares también serían complejos para determinar cuándo es probable que un migrante se convierta en una carga pública.

“La regla del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los EE. UU. (USCIS) expande dramáticamente las circunstancias bajo las cuales se les puede negar la admisión y las tarjetas de residencia a las personas con base en la conclusión de que es probable que en cualquier momento se conviertan en una carga pública”, dice el MPI.

Ahora los funcionarios de inmigración analizarán factores que incluyen la edad, la salud, el estado familiar, la educación, las habilidades, los activos, los recursos, el rol de cuidador y si la persona está usando o ha usado en los últimos tres años, uno o más de un conjunto de beneficios públicos.

La lista de beneficios incluye asistencia en efectivo, Medicaid (pero no para niños o mujeres embarazadas), Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP o cupones de alimentos) y subsidios de vivienda.

“La regla previsiblemente tendrá efectos de inmigración y efectos de beneficios públicos”, dijo el MPI.

OTZOY: MEDIDA AFECTARÍA A NUEVOS SOLICITANTES

El migrante guatemalteco Marvin Otzoy, que apoya a connacionales en EE. UU., con algunos trámites migratorios, explicó que la medida afectaría a las personas que buscan una visa del tipo residencia.

“A los que ya tienen la residencia no les afecta, más que todo es a los nuevos. A los que ya la tienen no les afecta”, recalcó.

El cambio, según indicó Otzoy, perjudicará a aquellas personas que ya aplicaron a una residencia y pidieron ayuda pública, por lo que se les negaría ese permiso de estadía, especialmente si recibieron recursos del Sistema de Salud, económicos y alimentos.

Con esto, cree que el Gobierno busca enviar un aviso de endurecimiento a las reglas y leyes, porque pareciera que buscan reestructurar los trámites de ciudadanía.

En los últimos meses, el guatemalteco añadió que la comunidad migrante ha estado atenta a las medidas que la administración del gobierno de Donald Trump ha impulsado, principalmente en el tema de asilos.