DIRIGIDO A COMUNIDADES RURALES DEL TRIÁNGULO NORTE

Presentan proyecto para empoderar la economía de las mujeres y reducir migración

Por Margarita Girón
[email protected]

La agencia Italiana de Cooperación para el Desarrollo (AICS) y ONU Mujeres, presentaron un proyecto de empoderamiento económico para mujeres de áreas rurales de Honduras, El Salvador y Guatemala. Según informaron, una de las finalidades del programa es mejorar las condiciones de vida de las mujeres de acuerdo a los objetivos de desarrollo sostenible y con ello generar condiciones que reduzcan la intención de migrar en las comunidades rurales involucradas.

El embajador de Italia en Guatemala, Edoardo Pucci, señaló que la propuesta de cooperación para el desarrollo, busca la protección de los derechos de las mujeres a través del empoderamiento económico y social.

De acuerdo a Pucci, la participación de las mujeres da un mayor impacto económico a la sociedad. Asimismo, hizo referencia a que las mujeres conforman la columna vertebral de las sociedades y abordar el tema migratorio es importante, ya que a través de este proyecto se puede evitar que el fenómeno de la migración aumente.

El embajador también acotó que es importante que los gobiernos se involucren en este tipo de proyectos para frenar de alguna manera el fenómeno migratorio en las áreas rurales. “Cuando hay un proyecto como este, es importante hacer un trabajo en equipo con el gobierno local… actualmente tenemos buenas relaciones con el Gobierno y creemos que a través de este programa podemos trabajar en conjunto para abordar temas como el fenómeno migratorio y disminuirlo”, dijo Pucci.

El diplomático resaltó que han visto como una opción incluir a las mujeres que sean retornadas tras su intento de llegar a los Estados Unidos y que actualmente integran la Caravana Migrante de hondureños que buscan llegar a Norteamérica, impulsadas por las condiciones de vida que las afectaban.

“Una opción del programa es ayudar a las mujeres que tengan que regresar a sus países, dar una nueva oportunidad de trabajo es un pequeño paso que puede ser una buena medida para ayudar a la gente que regrese”, destacó el Embajador.

EMPODERAMIENTO ECONÓMICO Y CREACIÓN DE OPORTUNIDADES

Adriana Quiñones, representante de ONU Mujeres señaló que la importancia de enfocar el proyecto al área rural, obedece a que el 51.8 de la población de Guatemala pertenece al sector rural. “Este programa tiene como título Empoderamiento Económico de las mujeres en Guatemala, El Salvador y Honduras… son tres países que están conectados y buscamos crear las oportunidades y mejorar los mercados”, afirmó Quiñones.

De acuerdo a Quiñones, el programa responde a las recomendaciones de acuerdos internacionales y del último reporte de la Convención sobre la Eliminación de toda forma de Discriminación contra la Mujer (CEDAW por sus siglas en inglés), donde se propone como recomendación prioritaria el mejoramiento de las condiciones de las mujeres del área rural en Guatemala.

La representante de ONU Mujeres también resaltó que el proyecto busca reforzar la institucionalidad del país y brindar apoyo a las iniciativas empresariales de las mujeres a través de un empoderamiento local y medidas para combatir la pobreza.

“Empresas ancla es un concepto que queremos introducir, tenemos empresas que cuentan con dos años de haber sido establecidas y pueden impulsar a las otras. A través de estas buscamos empoderar a las nuevas iniciativas y poder llevar a escala estos modelos de desarrollo”. Acotó Quiñones.

PERO AÚN FALTA
Además, dijo que actualmente las mujeres participan en proyectos económicos pero no en la toma de decisiones en el tema de presupuestos, por lo que a través del proyecto se buscará el empoderamiento de este sector en el país.

Eugenia Close, coordinadora de Empoderamiento económico de ONU Mujeres señaló que el programa tendrá una duración de 24 meses. Además, destacó que cuenta con un presupuesto de 3 millones 500 mil Euros para su ejecución.

Close indicó que con el programa buscan la formación de la mujer a nivel empresarial y que a través de este se conviertan en agentes de desarrollo social y económico. Mientras que Eleonora Banfi, representante de AICS dijo que este tipo de iniciativas busca la equidad de género y que estos proyectos sean como instrumento de las metas de desarrollo humano.