Por qué debe ser Presidente de Guatemala, alguien que ha demostrado con hechos, hacerle frente al combate a la corrupción e impunidad 

Rodulfo Santizo

[email protected]

Guatemalteco, migrante, facilitador de procesos para fortalecer el tejido social, visor y monitor del bienestar social, multifacético, persistente, soñador por una Guatemala diferente, gestor en desarrollo.

post author

Por Rodulfo Santizo (Minchito)
[email protected]

Para entender un poco sobre el monto del presupuesto de la nación y cómo la corrupción ha ido minando la capacidad del Estado de invertir en un verdadero desarrollo sostenible que dé oportunidades a todos los guatemaltecos, principalmente a los que están en el 60% de pobreza y que no tienen acceso a “NADA”.

Para tener una idea clara, hay dinero suficiente para invertir en programas y proyectos para reorientar el progreso de Guatemala, la plata alcanza, si no hubiera tanto ladrón y corrupto en todos los gobiernos pasados y presentes, porque los presupuestos siempre son exagerados y aumentados todos los años, y este 2019, no fue la excepción. Este año es de Q87 millones 715 mil 064, de los cuales el 64.8% que son Q56 millones 839 mil 361.50 es para funcionamiento, un 15.4% de deuda pública que asciende a Q13 millones 580 mil 119.90 y un 19.8% de inversión que se convierte en Q17 millones 367 mil 582.70. A la inversión pongámosle mucha atención, porque como dijo el mandatario que la corrupción es tan normal en Guatemala, hay una norma que el 40% de las inversiones se van en mordidas y dádivas entre contratistas, funcionarios, políticos, proveedores y cercanos a las altas esferas del gobierno, entonces estamos perdiendo por lo menos, si no una cantidad más alta de Q6 millones 947 mil 033.08, quedando una cantidad efectiva de Q10 millones 420 mil 549.60 para invertir en educación, salud, carreteras, seguridad, cultura, vivienda, entre otros programas, proyectos, acciones y actividades de gobierno hacia la población guatemalteca.

Esto quiere decir que del 100% del presupuesto solo está llegando a la población un 11.88%, quedándose el resto del dinero en sueldos, funcionamiento, etc., con el engrandecimiento del Estado, que está demostrado que no sirve más que solo para dar empleos a los simpatizantes de cada partido que llega al poder y seguir alimentando a tanto ladrón de cuello blanco que ha cooptado el gobierno por generaciones, donde el crimen organizado, funcionarios, empresarios, utilizan partidos políticos carentes de misión, visión, metas, planes, programas y objetivos de nación, satisfaciendo únicamente sus mezquinos intereses, infiltrándose en los tres poderes del Estado.

_No señores_, esto no debe continuar así, no debemos ser ingenuos, pasivos, y debemos luchar hasta donde sea posible por buscar personas que sí han demostrado con hechos y trabajo efectivo el combate directo a combatir la corrupción y la impunidad, arriesgando su propio bienestar personal, familiar, con alta posibilidad de perder la vida por atreverse al ataque frontal ante estos flagelos, sufriendo la conspiración de los tres poderes del Estado para no poder participar en las elecciones 2019, empecinándose en utilizar todo su poder e influencias para obstaculizar su participación como candidata a la presidencia.

Es tiempo de que pensemos en replantearnos un verdadero futuro, primero abogando ante la Corte de Constitucionalidad para que resuelva acorde a la lógica y justicia y no de acuerdo a lo que los conspiradores sustentan, quienes no les interesa tener un paladín de la justicia que los siga denunciando. Dejen que participen todos los buenos candidatos y que el pueblo sea quien decida, no se le limite a nadie, porque a ustedes como instancia suprema, se les reprochará o condenará al oponerse o aliarse al Pacto de Corruptos.

Acá, hago uso de mi derecho como guatemalteco de sensibilizar a los buenos guatemaltecos a que mediten el voto en estas elecciones 2019, los insto a emitir el sufragio por aquellas personas que reúnan idoneidad, honorabilidad, honradez, conocimiento de la realidad nacional y tengan las capacidades para ser verdaderos funcionarios, facilitando y dando espacios a la población para identificar sus necesidades y las formas de solucionarlas.

Por otro lado hago un llamado a todos para que seamos tolerantes y respetuosos en estos eventos de participación cívica y ciudadana, viéndolos como una fiesta nacional, sin importar la inclinación partidista de cada guatemalteco, respetándose entre todos, porque al final gane quien gane, a muchos solo los dejan en diferencias o pleitos y los políticos todos muy bien, disfrutando de las mieles del poder.