SEGÚN EXPERTOS Y PROYECCIONES

Pobreza en el Triángulo Norte continuará expulsando a familias migrantes

Por Grecia Ortíz
[email protected]

Durante el último año fiscal, la región del Triángulo Norte, conformada por El Salvador, Honduras y Guatemala, sumo un total de 141 mil 698 detenciones en la Frontera Sur de EE. UU., incluyendo a adultos y menores de edad, superando en gran medida a México.

Este año el panorama parece que continúa siendo el mismo, con la llegada de las caravanas migrantes procedentes de Honduras y El Salvador y los grupos de connacionales que en silencio continúan buscando migrar a Estados Unidos.

Analistas consultados por La Hora Voz del Migrante, destacan que la situación para las familias del Triángulo Norte es compleja, pues la mayoría escapan de condiciones de vida precarias, por lo que resulta improbable que el flujo de migrantes disminuya en un corto tiempo. .

En tanto los indicadores de país demuestran la realidad de las poblaciones de la región, en donde las personas solo encuentran respuesta a su situación en la migración.

En Guatemala, la última Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) del Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondiente a 2014, anotó que casi un 60 por ciento de la población en Guatemala sobrevive en condiciones de pobreza.

En tanto la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) con su informe “Panorama Social de América Latina de 2017”, destacó que el país es una de las dos regiones que presenta un mayor índice de pobreza a nivel latinoamericano, solo superado por Honduras con un 65.7 por ciento, haciendo referencia a un estudio de 2014 de Guatemala y otro de 2016 para los catrachos.

En tanto, el Procurador de los Derechos Humanos Jordán Rodas, ha repetido en varias ocasiones que la corrupción tiene un fuerte impacto en la pobreza, pues esto al final resta recursos al Estado que a su vez permitirían implementar políticas públicas.

CARAVANA MUESTRA PRECARIEDAD DE HONDURAS

Honduras enfrenta una de las peores crisis migratorias, miles de personas han viajado en las Caravanas de Migrantes, que ahora parecen ser una constante.

La población hondureña se enfrenta a índices preocupantes, uno de ellos referente a la cantidad de personas que sobreviven en condiciones de pobreza que representa un 65.7 por ciento y un 42.5 por ciento en situación de extrema pobreza.

El Centro de Estudios para la Democracia, destacó recientemente que decenas de hogares de hondureños, viven en situación de hacinamiento y situaciones precarias; en su informe la organización hace referencia al programa “Bono Vida Mejor del Gobierno”, cuyo aporte a las personas en condiciones vulnerables es de un ingreso anual en promedio de 10 mil lempiras, el cual se considera escaso.

“…Muy difícilmente este bono pueda aportar a salir de la pobreza a las mujeres porque no llega a cubrir ni las necesidades de familia, mucho menos las de las mujeres”, apunta el documento.

En cuanto a las condiciones de la niñez, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), anota que la desigualdad social y económica también se puede observar en la nutrición infantil de la niñez hondureña.

Según la FAO, en Honduras, la desnutrición crónica afecta al 42 por ciento de los niños de familias que sobreviven con menores ingresos y solo el 8 por ciento de los que viven en condiciones mejores.

FAMILIAS DE EL SALVADOR SE ENFRENTAN A CONDICIONES PRECARIAS

En El Salvador, la situación tampoco es distinta, puesto que la Encuesta Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM) correspondiente a 2016, presentada por la Dirección General de Estadísticas y Censos (Digestyc),  resalta que un 68.6 por ciento y 54.7 por ciento de hogares salvadoreños con falta de acceso a seguridad social y en situación de subempleo e inestabilidad del trabajo, respectivamente.

La misma encuesta destaca que un 38.2 por ciento de la población vivía hasta 2016 en situación de pobreza, un poco más de 2 millones 492 mil personas.

Un reporte de la agencia de noticias de AP, destaca que otro de los factores que inciden en la migración de las personas radica en la tasa de criminalidad, la cual alcanzó niveles históricos en 2015 con 102 homicidios por cada 100 mil habitantes.

Actualmente se ha reducido a 60 por cada 100 mil, pero sigue estando entre las más altas del mundo, pues se estima que hay en torno a 70 mil pandilleros en el país. La Mara Salvatrucha (MS-13) y Barrio 18 (M-18) son los dos principales grupos.

ESCAPAN SIN ESPERANZA

Pablo un migrante de origen salvadoreño, destacó a La Hora Voz del Migrante que la situación para los países del Triángulo Norte, y la población es complicada porque la mayoría ya perdió la esperanza de salir adelante en su lugar de origen.

“No hay esperanzas que el mañana va cambiar por los gobiernos corruptos, por la corrupción que se han robado toda la plata de nuestros recursos y no hay como darle educación a los jóvenes, no hay como darles salud, no hay seguridad, entonces la gente de escasos recursos ahora está tomando a las Caravanas para escapar”, refirió.

La situación para Honduras y El Salvador es la misma aseguró, por ejemplo, el entrevistado destaca que la situación de Guatemala es compleja y recuerda que el presidente Jimmy Morales, solo se ha enfocado en acabar con los esfuerzos de lucha contra la corrupción.

“Las pandillas han roto el tejido social, que se trata de educación, salud y seguridad, no se ha invertido en esto, entonces ha motivado a que gente de escasos recursos recurra a robar matar y crimen organizado, así como a vender drogas y eso hace que la gente migre”, afirmó.

REALIDAD DEL TRIÁNGULO NORTE ES SIMILAR

Aracely Martínez experta en temas de migración de la Universidad del Valle de Guatemala (UVG), explicó que la realidad de los tres países es similar, no obstante El Salvador, Honduras y Guatemala presentan condiciones distintas.

“Guatemala tiene una complejidad en cuanto a que obviamente no tenemos condiciones económicas que permitan que la gente se quede, pero en el caso de Honduras es la violencia que se ha extremado, entonces yo he visto familias completas que decide emigrar, para llegar a esa situación ya es de desesperación completa”, dijo la entrevistada.

Martínez dijo que ahora ya no se puede hablar solo de migración para Honduras y El Salvador, pues lo que se está viendo en realidad es un éxodo.

Según la entrevistada, lo que ocurre para que las personas se continúen arriesgando es que los Gobiernos no atienden las causas reales de la migración.

“No hay ni siquiera una oportunidad económica y menos una oportunidad de seguridad, se suman dos cosas no es solo una cuestión”, anotó.

Finalmente, agregó que en el caso de Guatemala, el gobierno parece más enfocado en su combate a la Comisión Internacional contra la Impunidad de Guatemala (CICIG), que en atender a la población.

“Agarre cualquier indicador nacional y va ver un retroceso enorme y solo hay aumento en el Presupuesto Nacional para el Ejército…y combate a la CICIG, polarizando a la población, están enfocados en intereses personales y no atender su trabajo como líderes de Estado y lo mismo sucede en Honduras y El Salvador”, dijo.

ECONOMÍA, VIOLENCIA Y CORRUPCIÓN, SON ALGUNOS DE LOS FACTORES QUE MOTIVAN MIGRACIÓN

Ariel Ruíz del Instituto de Política Migratoria en Washington D. C. (MPI, por sus siglas en inglés), comentó que lo recomendable para los Gobiernos de los países del Triángulo Norte, es que la migración sea tratada como un fenómeno regional que requiere soluciones como tal.

“No sería realístico pensar que algún gobierno solo puede detener la migración de cualquiera de los tres países en Centroamérica y por eso pensamos que tiene que ver más en un dialogo serio con resultados que se puedan evaluar en cada país para poder en realidad empezar a hablar diferente de la migración”, dijo.

El experto en temas migratorios, destacó que detener la migración “es imposible”, porque es un fenómeno que ha prevalecido con el tiempo, sin embargo si se puede trabajar en que esto ocurra de una manera ordenada y evitar que sea irregular.

Estos países a su parecer han empezado a abordar el tema migratorio de manera distinta, según Ruíz, no obstante los resultados que esperarían aun no son visibles.

“Nosotros todavía mantenemos que los factores más importantes en la región siguen siendo económicos y factores de violencia, inseguridad y de transparencia incluyendo corrupción”, aseguró.

La corrupción, a decir de Ruíz si no se combate, “ciertamente”, empuja a migrar a las personas, sin embargo no se limita a este único factor.

TORRES: GUATEMALA SE ENFOCA EN SOCAVAR EL ESTADO DE DERECHO

La congresista Norma Torres de origen guatemalteco, resaltó tras la muerte de los niños Jakelin y Felipe, que lejos de atender la situación de la niñez en Guatemala, lo único que hace el Gobierno es atacar a jueces de la Corte más alta y socavar el Estado de Derecho.

“Es una lástima que ya son cuatro niños guatemaltecos que han muerto en tierra ajena, y lo único que el gobierno guatemalteco hace es atacar a los jueces de la Corte más alta y socavar el Estado de Derecho en el país…Cuatro niños pobres, buscando un nuevo futuro. Qué pena”, dijo Torres en una publicación de la red social de Facebook.