ANTE PANORAMA ELECTORAL

NO TE EQUIVOQUES ESTA VEZ…

Eddie Reyes, Assoc. AIA/Director
Así Es Guatemala, Nonprofit
[email protected]

Viendo el panorama electoral en Guatemala y dando una mirada al pasado, que aunque distante se repite una y otra vez cada 4 años, me pregunto qué es lo que sucede con nosotros.

Es que acaso la memoria nos deja de trabajar en estas épocas de elección y no funciona como debería de ser, ya olvidamos los desastrosos resultados que al escoger alguien que no tiene la capacidad intelectual, académica, honestidad y sobre todo sentido común de qué es lo que se necesita hacer para sacar a Guatemala del barranco en donde está, tan empinada y profunda es la cuneta donde estamos que no podemos distinguir que dos más dos son cuatro y no cinco, que el rojo no es verde y el blanco no es negro, qué pasa guatemalteco que una vez más te dejas comprar por retazos de sobras que te ofrecen de segunda mano, donde tu dignidad como ciudadano que se respeta y trabaja duro día con día tratando dentro de sus posibilidades sacar a su familia adelante dando ejemplo a sus hijos de cómo deben de ser las cosas, porque en todas las elecciones se ve y repite lo mismo.

Porque si no estamos ciegos cometemos los mismos errores tan comunes y a toda vista al elegir al mismo lobo con piel de delincuente, al gritón del montón, al que se disfraza con trajes típicos irrespetando su significado, sus valores ancestrales y la dignidad de nuestra gente, porque usted el de a pie no comprendo que una vez usted elija a uno de estos repetidos delincuentes no tendrá el derecho de reclamo, no tendrá el derecho de cuestionar a todos aquellos que usted en su desesperación puso en el poder, no importa si son locales o vienen de afuera, disfrazados de salvadores fingidos muchas veces con la Biblia bajo el brazo y la sonrisa de yo no fui el que rompió no el plato sino la vajilla completa, con historias de aventuras en tierras distantes que usted ni siquiera conoce.

Son errores como estos lo que lo restringen de un futuro mejor, de una Canasta Básica justa, de un salario digno, de vivir en un país libre donde usted pueda salir y regresar a su casa con los zapatos todavía puestos, donde sus hijos se puedan educar de la mejor manera posible, donde la libertad de expresión es sólida y constante, donde su palabra como ciudadano libre y respetable se pone en duda cuando estos malandros explican por qué no fueron a la cárcel y presentan antejuicios que duran décadas en cortes saturadas y corrompidas donde los verdaderos jueces viven restringidos y limitados aplicando la ley por partes, donde la soberanía de Guatemala no debería de estar en juego y se venda por vehículos que de una u otra forma solamente sirven para el poderoso y no al ciudadano común, donde el caporal mayor sale en TV dando indicaciones que son ellos los pródigos y dignos después de tener a la mitad de la familia en juicios que no terminan de cuajar por no saber qué hacer.

Hasta cuando hermano guatemalteco seguirás detrás del palo y con la cabeza dentro de la arena ausente de tu futuro y el de tu familia, de tus derechos como ciudadano respetable y soberano de un país que fue el de la Eterna Primavera, donde la palma tiene más importancia que los eternos verdes en Petén y la Costa Sur, donde tu persona es la única que puede cambiar el futuro de un país llamado Guatemala.

Donde ahora el nulo dará más poder al que te lo quita de todos modos, y el voto en el extranjero es simplemente el chupete de feria sin sabor y viejo que te vende como la última moda y no se dan cuenta que tarde o temprano vendrán los pródigos de cuello y corbata pero con cuentas pendientes en las cortes chapinas donde hasta ahora los gringos se dieron cuenta que no merecen visa ellos y sus familias.

Es tu derecho cuestionar e interrogar con solidez y claridad a todos aquellos que se postulan a un puesto de elección y que supuestamente te representarán, es tu deber velar por que no te den atol con el dedo sin lavarse las manos saliendo del baño, es tu deber defender Guatemala de todos aquellos que se aprovechan de ti el guatemalteco digno y respetable, no el burócrata de cuello y corbata que pretende ser el único en la comelata del poder, es usted el que tiene las riendas por decidir quién lo gobierna, pero no puede ser solamente de ida sino también de vuelta.

PILAS que para luego es tarde, da la vuelta y examina los pasados 12 años que hablan por sí solos de lo malo que algunas decisiones que tomaste te llevaron a donde actualmente te encuentras, no te dejes engañar ahora porque luego no podrás reclamar aunque tengas el recibo en la mano.