EN ESCUELA DE SAN PEDRO CARCHÁ, ALTA VERAPAZ

Niños reciben escritorios donados por migrante Boris Ochoa

Por Grecia Ortíz
[email protected]

Decidido a contribuir al cambio de la realidad de los niños en Guatemala, Boris Ochoa, un migrante guatemalteco residente en Nueva York, decidió entregar escritorios que serán de mucha utilidad a estudiantes de una escuela en San Pedro Carchá en Alta Verapaz.

Ochoa siempre ha estado presente para el país, ya que no olvida sus raíces y tampoco a su gente, por eso cada vez que se lo propone, con sus opiniones o colaboraciones, brinda su aporte a Guatemala.

El donativo entregado recientemente fue de 150 escritorios, además de piñatas, regalos, sorpresas y también una actividad en donde el migrante pudo compartir con los niños beneficiados.

“Fue un día muy hermoso, cansado pero lindo, la pasamos muy bien y los niños quedaron muy contentos”, anotó.

RECIBE APOYO DE MÁS PERSONAS

El guatemalteco explicó que decidió entregar la ayuda, luego de enterarse de la difícil situación en la que estaban los niños en ese lugar, pues según vio, el director de la escuela tuvo la idea de fabricar escritorios.

“Un señor que se llama Elías de León de Trenton New Jersey, un migrante guatemalteco y otras familias de Florida me donaron 500 dólares para el proyecto, así fue como logré hacer la donación, yo de mi parte cubrí con todo lo demás para llevar esa alegría a los niños.

Un video compartido por el guatemalteco, muestra a los niños de la escuela reemplazando los escritorios que tenían por los que recibieron. Los anteriores estaban elaborados con cajas de madera pintadas de color azul.

A futuro Ochoa espera seguir aportando a la niñez del guatemalteco, comprometido con mejorar las condiciones de vida de las comunidades del país.