MARCEL ARÉVALO: NECESIDADES SON MÁS PODEROSAS QUE RIESGOS

Ni el muro ni el peligro evitaron que Gregorio dejara Guatemala

Por Grecia Ortíz
[email protected]

SEGÚN MIGRANTES, CAMPAÑAS INFORMATIVAS TIENEN POCA EFECTIVIDAD

Gregorio vivió tres años en Estados Unidos donde encontró el futuro que soñaba y la seguridad que Guatemala no le dio, situación de la que escapó porque estaba siendo perseguido, según familiares.

El guatemalteco fue deportado, pero las necesidades lo motivaron a migrar de nuevo a Estados Unidos.

El pasado 7 de marzo, la historia de Gregorio  se convirtió en tragedia, pues murió junto a otros 22 connacionales que viajaban en búsqueda de un mejor futuro, en un camión que se precipitó a un barranco en Chiapas, México.

En los últimos cinco meses del año fiscal, miles de connacionales han sido detenidos en la Frontera Sur de EE. UU., enfrentándose además a los peligros que conlleva la migración irregular.

Analistas y migrantes coinciden en que ni la intención de construir un muro o las campañas informativas sobre riesgos de la migración irregular de parte del Gobierno pueden cambiar la vida de las personas e incentivarlas a que se queden en el país.

En lo que va de este año 29 personas han muerto en la frontera (¿en frontera con México?) según el Organismo de las Naciones Unidas para la Migración (OIM), hasta ahora 25 de ellos eran guatemaltecos.

Gregorio salió de Guatemala el 4 de marzo, tenía ilusión de encontrar estabilidad y seguridad en Estados Unidos, pues vivió más de tres años en ese país.

Sin embargo, una orden de deportación lo obligó a volver a Santa Eulalia en Huehuetenango, donde ya había escapado anteriormente.

El pasado 7 de marzo, las autoridades en México informaron de un accidente en el que murieron 23 personas, todas de nacionalidad guatemalteca.

Mientras las horas pasaban, sus conocidos y el hermano de Gregorio se preocuparon y preguntaron en diferentes medios de comunicación para saber si él se encontraba entre los afectados, pues no habían tenido noticias de él.

Dos días después del accidente, familiares descubrieron que su nombre figuraba entre los fallecidos.

Según dijo uno de sus hermanos a La Hora Voz del Migrante, el guatemalteco volvió al país pero ante amenazas recibidas decidió arriesgarse nuevamente, sufriendo una muerte trágica.

FAMILIA NO PENSÓ QUE OCURRIRÍA UNA TRAGEDIA

Aldo Waykan, un guatemalteco residente en California, Estados Unidos, se enteró del caso porque familiares buscaban ayuda para localizarlo y así fue como lo contactaron.

Según contó, el caso de Gregorio era complejo, pues según le explicaron había llegado a EE. UU. tratando de escapar de amenazas que recibió en Huehuetenango. Vivió unos tres años en ese país y luego de perder su caso en una Corte de Inmigración, fue capturado y recibió una orden de deportación a Guatemala.

Waykan comentó que el abogado que llevó su caso en EE. UU., no siguió el proceso adecuado que pudo evitar el destino del guatemalteco, que ahora fue inhumado en Huehuetenango tras el fatal accidente.

De acuerdo con Waykan, su familia desconocía que iba a migrar de esta manera, ya que el “coyote” no les platicó esta posibilidad.

“El coyote les había dicho que solo se iban a ir de dos a tres personas y ahí fue que el hermano se sintió mal porque se dio cuenta que su hermano venía con otras 70 personas, por eso quieren hacer una denuncia contra el responsable para que lo detengan y que no siga haciendo lo mismo”, agregó.

SE ENFRENTAN A MAYORES RIESGOS

Para el entrevistado, los peligros de la migración irregular también se perciben con el incremento del crimen organizado. En México, solo en 2018 se registraron más de 33 mil homicidios.

“También hay gente que detienen en México y luego son deportados y pues creo que eso es parte de las cosas que viven ellos. De hecho, parte de la historia de este muchacho que falleció es que tuvo que salir porque había sido amenazado por criminales, incluso él ya no llegó a Santa Eulalia sino que estuvo en los últimos meses en la ciudad de Huehuetenango”, añadió.

Por ello, cree que aunque saben que se arriesgan, las personas deciden dejar a sus familias y aventurarse en un viaje que a veces no tiene retorno.

Además cree que en Guatemala las personas no encuentran ninguna esperanza para sobrevivir, por eso la mayoría piensa en que cualquier otro futuro es mejor que el que tienen.

Aunque existan campañas informativas sobre los peligros de la migración irregular, Waykan cree que tienen muy pocos resultados porque esto no resuelve los problemas de fondo de desigualdad, pobreza, inseguridad y falta de oportunidades para todos.

 ACCIDENTE SE ORIGINÓ POR EXCESO DE VELOCIDAD

De acuerdo con una investigación de la Fiscalía General de Chiapas en México, la falta de destreza del chofer fue la causa de que el camión con caja seca se saliera del camino y se precipitara al fondo del barranco de unos cinco metros de profundidad.

El vehículo era conducido a gran velocidad por el piloto que perdió el control del volante y quien transportaba a 70 personas de Guatemala a bordo, todas de pie.

Además de las personas fallecidas, 33 más resultaron con lesiones.

UN ATAQUE ARMADO

Otro caso también en Chiapas fue el de seis migrantes guatemaltecos heridos y dos fallecidos en un incidente armado en Carranza, Tuxtla Gutiérrez en México.

Las víctimas mortales eran originarias de Huehuetenango, según la Cancillería guatemalteca.

Según el Diario de Yucatán, el incidente ocurrió cuando un grupo armado emboscó a tres vehículos que transportaban migrantes en la carretera Comitán de Domínguez-Tuxtla Gutiérrez.

Asimismo, señaló que los centroamericanos afectados eran transportados en dos camiones de tres toneladas cubiertos con lonas, en los que se encontraron cobijas, bebidas hidratantes, garrafones de agua y mochilas.

EE. UU. FELICITÓ A GUATEMALA POR CAMPAÑAS

Aunque la esposa del presidente, Patricia Marroquín de Morales, ha reiterado en numerosas oportunidades los riesgos de la migración irregular a guatemaltecos, las cifras del éxodo silencioso demuestran otra realidad.

“Toda la gente viene engañada y viene exponiendo su vida. Es en lo que estamos comprometidos, en trabajar campañas para que no se vengan, para que ya no expongan su vida”, dijo Marroquín en una visita realizada a un consulado en EE. UU.

En octubre pasado,  Guatemala participó en la II Conferencia sobre Prosperidad y Seguridad en Centroamérica, donde el vicepresidente  de EE. UU. Mike Pence, valoró el reconocimiento de las autoridades guatemaltecas por frenar la migración irregular.

Pence agradeció al Gobierno del presidente Jimmy Morales por la campaña que impulsó para advertir sobre los peligros de cruzar las fronteras de Estados Unidos de forma indocumentada.

Mientras Morales, recordó que uno de los compromisos adquiridos en la visita del vicepresidente de EE. UU. a Guatemala, fue realizar dichas campañas de concienciación, con lo que se buscaba incidir en la reducción de la migración irregular de guatemaltecos.

“Agradezco que se reconozca que la Primera Dama haya tomado el liderazgo en este trabajo”, señaló el presidente.

ASÍ LES HA IDO A LOS GUATEMALTECOS EN LA FRONTERA  

Durante el año fiscal 2019, –que inició el 1 de octubre de 2018– hasta febrero de este año, las autoridades de la Patrulla Fronteriza han documentado más de 79 mil detenciones en la Frontera Sur, superando en solo cinco meses todo el registro del año fiscal 2018.

A decir de migrantes entrevistados, estas cifras demuestran que las campañas informativas tienen poca incidencia, porque las causas que generan la migración no han sido corregidas.

Se consultó al Departamento de Comunicación del Ministerio de Relaciones (Minex), para que informaran sobre las campañas de prevención de migración irregular que el Gobierno implementa en el país, sin embargo al cierre de edición de este reportaje no se había obtenido una respuesta.

VIVIÓ DE CERCA UNA EXPERIENCIA DE PELIGRO

Para el migrante guatemalteco Leonel Arenas, los peligros a los que se enfrentan los guatemaltecos son innumerables. Recordó que hace algún tiempo intentó llegar de manera irregular a EE. UU., aunque sin tanto peligro como sí ocurrió en este caso en el que tantas personas perdieron la vida.

“Fue hace 15 años, tuvimos la suerte que nos agarraron y veníamos en un camión como unas 40 personas y si no nos hubieran agarrado creo que nos hubiéramos muerto todos, por eso a mí me conmovió y me da pena porque la gente corre muchos riesgos ahora”, apuntó.

Arenas considera que la población decide dejar a sus comunidades y familias por necesidad, porque muchos no tienen ni para comer sus tres tiempos de comida.

“Todo es un riesgo porque las personas se exponen a narcotraficantes y se exponen a que las personas los capturen, entonces no se arriesgan solo a perder la vida sino también la libertad. Pero como le digo, a mí me pasó y no sé qué hubiera pasado si no nos hubieran detenido”, reiteró.

La experiencia que vivió fue compleja porque en su caso no tenía cómo respirar, pues para ocultarlo el conductor del vehículo colocó algunas cajas con plátanos sobre todas las personas, “no había ni donde ventilar aire”, recuerda.

Tras esa experiencia decidió hacer el viaje de manera segura, solo que en un proceso regular.

“Al final la gente se arriesga, aunque lo saben porque el Gobierno no impulsa fuentes de trabajo, especialmente los jóvenes porque viendo la gran mayoría son jóvenes de entre 17 a 25 años que tenían un futuro por delante, pero que lamentablemente perdieron la vida, por la falta de dinero y de trabajo no solo en nuestro país sino en todos”, apuntó.

El entrevistado cree que lo que necesita entender el Gobierno es que las personas no migran porque quieren, sino porque no tienen cómo sobrevivir y que la solución es buscar el desarrollo, más que difundir campañas informativas.

PARECIERA QUE GOBIERNO HACE LAS COSAS INTENCIONALMENTE

Desde California, Víctor Aresti dijo que conoce casos de personas que han sido extorsionadas en sus comunidades y que se han enfrentado a peligros graves en el desierto para luego ser deportados hacia su comunidad.

El connacional agregó que lo complejo es que muchos escapan de la violencia y de ahí que decidan arriesgarse, como ocurrió en este caso.

“Pareciera que el Gobierno hace las cosas intencionalmente, es como la educación, porque no invierten en las personas para que salgan del analfabetismo y el Gobierno parece que promueve la migración porque pareciera que les conviene que envíen remesas familiares”, expresó.

REMESAS TIENEN VALOR MÁS ALLÁ DE LO ECONÓMICO

Desde Oregón, el connacional Leonel Vicente dijo que ha conocido varios casos en los que las personas terminan arriesgándose, por ejemplo, ha escuchado de casos de personas de Honduras y El Salvador.

El entrevistado dijo que cruzó de manera irregular en el desierto y en uno de los refugios que está disponible para los migrantes conoció a otras personas.

“Conocí el caso de un guatemalteco que iba en una camioneta y ocurrió un accidente en el que perdió una pierna y se quedó sin atención, simplemente estaba en reposo. Había otro muchacho que casi se quedó en desierto y tuvo que pedir ayuda para no morir”, destacó.

Por ello, reiteró que las remesas que se reciben en Guatemala, además de tener un valor económico tienen un costo significativo por la vida y seguridad de quienes las envían, puesto que muchos aunque dejan su pueblo no saben si algún día podrán volver.

Vicente indica que los relatos de peligro van más allá e incluso ha conocido a quienes se pierden y nunca más se vuelve a saber que ocurrió.

Sin embargo, destacó que aunque muchos saben a qué se enfrentan, la necesidad de supervivencia es mayor de manera individual y también para su familia.

“La prioridad es pagar la deuda del viaje y ya después uno trae más cosas que lo llevaron a migrar pero lastimosamente cuando pasan esas tragedias todo queda en el aire, todo en riesgo”, afirmó.

MIGRANTES REPRESENTAN UN BOTÍN POLÍTICO

Juan García, un guatemalteco miembro de la organización de Inmigrantes en Acción, dijo que cuando las personas se arriesgan se tiene que hablar de la responsabilidad del Gobierno, porque no logra impulsar oportunidades de trabajo dignas.

“En el Occidente del país no hay escuelas, la pobre gente está muy abandonada por esos lugares y debe existir una razón, porque la mayoría de gente que muere en los desiertos, son de ese lugares, y al final todo se remite a que hay corrupción y dineros que son robados por los Gobiernos”, aseguró.

García destacó que ahora existen algunas ventajas con los avances de la comunicación y la tecnología, por lo que enterarse de los riesgos es menos complejo, aunque coincide con Byron Cruz, al afirmar que el crimen organizado se ha convertido con el tiempo en una amenaza para las personas que deciden migrar de manera irregular.

Más allá de la existencia de campañas de información que prevengan la migración, García lo que ve es un interés en buscar respaldo del tema migrante, “somos un botín político para la gente, pero ¿y después qué?, en realidad lo que necesitamos es que se entreviste a la gente como debe ser”.

BYRON CRUZ: A PESAR DE SABER DEL PELIGRO LAS PERSONAS MIGRAN

Aunque Byron Cruz no dejó el país de manera irregular, el connacional que reside en Canadá es consciente que miles de personas sí lo han  hecho de esa manera y el riesgo es evidente.

Por ello, añadió que las campañas que invitan a las personas a no migrar pueden tener poca incidencia al no existir condiciones de salud, educación y acceso a servicios públicos adecuados para la población.

“Las personas de una u otra forma tienen información de los peligros del camino, pero a pesar de que existe la concientización, ellos se van porque peligran. Hay muchos riesgos de quedarse en el país sufriendo la situación económica y de violencia, porque no sabe uno si va a regresar”, dijo.

Pero además, los peligros radican en accidentes como los ocurridos en los últimos días, dijo Cruz.

“Esto es un problema invisible, aunque tratamos de ser visibles, pero al final caemos en los riesgos no solo del camino, porque los carteles de droga también están pendientes de esto de la migración”, agregó.

Por otro lado, apuntó que así como las campañas tienen nulo efecto porque la mayoría vive en condiciones precarias, “este accidente por ejemplo pasó desapercibido, porque son migrantes, eso es lo que pasa”.

Por eso Cruz sí cree que existe un fracaso en la manera en que el Gobierno ha tratado el tema de la migración, porque aquí el problema es que no hay oportunidades de desarrollo y la corrupción prepondera.

Hay gente que muere de hambre en el Corredor Seco o también por la violencia, dice el guatemalteco, por lo que cree que el dinero que se invierte en informar sobre los peligros de la inmigración se debería invertir en proyectos de desarrollo.

CAMPAÑAS INFORMATIVAS NO REPRESENTAN UNA SOLUCIÓN

El economista Jorge Santos explicó que las razones para que las personas piensen en dejar el país, radican en la precariedad en que viven las familias en sus comunidades.

El problema es que la ciudadanía está dispuesta a pasar los riesgos que implica la migración irregular, dado que quedarse en Guatemala significa enfrentar riesgos similares, pues existe un aumento de violencia, carencia de servicios de salud y educación, además de que la pobreza ha aumentado, dijo.

“La campaña no va redundar en absolutamente nada más que solo en la erogación de recursos públicos que bien podrían ir destinados a otro tipo de acciones que dignifiquen la vida de las personas. La campaña publicitaria en sí misma no va lograr absolutamente nada, es un grave error del gobierno de EE. UU. y más aún de Guatemala”, puntualizó.

SI TUVIERAN OPORTUNIDADES NO MIGRARÍAN

Marcel Arévalo, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), dijo que la necesidad de supervivencia de las personas en Guatemala, es mucho más poderosa que los riesgos que pueden afrontar.

El entrevistado señaló que este tipo de peligros no son nuevos para los migrantes, pues anteriormente se han enfrentado a situaciones similares, aunque con el tiempo han modificado sus rutas para llegar a Estados Unidos.

“Hay trayectos más peligrosos, igual sucede en el lado de la Frontera de México con EE. UU., donde en lugar de tomar las rutas más transitadas o seguras toman las rutas de mayores riesgos en el caso de ciertos climas extremos, frío, calor o hasta mueren deshidratados y la misma construcción del muro, todo eso les impide atravesar y van buscando las rutas con más peligros”, aseveró.

Estas tragedias, para el investigador, representan un llamado de atención para que se generen mejoras en la situación de trabajo y empleo y asegura que la población, si tuviera estas herramientas, no buscaría migrar.

Finalmente, Eduardo Woltke de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), dijo que el éxodo de los guatemaltecos hacia Estados Unidos, corresponde a una razón estructural, que los obliga a dejar sus comunidades, situación que se puede catalogar como migración forzada.

“Se oye mucho del crimen organizado, de la presión y el actuar de las autoridades que están prácticamente a la caza en México y Estados Unidos de migrantes en situación irregular”, destacó.

UNA TRAVESÍA CON PELIGROS

Daniel Hernández, vocero de la Patrulla Fronteriza la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. (CBP), explicó que el peligro más inmediato para migrantes lo representan los contrabandistas.

“A ellos mismos solo les interesa el dinero y exponen a las personas a riesgos, que tal vez los abusen, asalten o lastimen, sobre todo las extorsiones, además, la temperatura baja bastante y tenemos temperaturas extremas y muy bajas, incluso algunas que son consideradas como de las más altas en el continente”, explicó el oficial.

Agregó que las personas tienen que caminar varios días, a lo que se suma la falta de agua y alimentos, las temperaturas extremas y los riesgos del terreno porque hay muchos peñascos, caídas montañosas y pueden lesionarse.

OIM: 29 PERSONAS HAN MUERTO EN LA FRONTERA EN 2019

Según el proyecto de Migrantes Desaparecidos, del Organismo de las Naciones Unidas para la Migración (OIM), hasta el 13 de marzo de 2019, se han registrado un total de 29 muertes en la frontera entre México y Estados Unidos.

En tanto registros de 2014 a 2018 de la OIM refieren que al menos 2 mil 959 personas perdieron la vida, mientras migraban en las Américas en los últimos cinco años, de las que más del 60 por ciento (al menos 1 mil 871) murieron en la frontera entre México y los Estados Unidos.

Según la OIM, las principales causas de las muertes que se registran en el banco de datos del Proyecto Migrantes Desaparecidos hacen referencia a las arriesgadas condiciones naturales y de transporte que los migrantes deben enfrentar cuando viajan de forma irregular.