Mujeres indígenas buscan espacios de participación

Foto. Cortesía

La búsqueda de espacio de participación ha sido un reto grande para mujeres lideresas de las comunidades del occidente de Guatemala y por eso colectivos, así como organizaciones impulsan la formación de las mujeres para lograr incursionar en espacios de toma de decisión.

Por Gilberto Escobar

“Hemos desarrollado un proceso de formación a mujeres indígenas en coordinación con la Defensoría de la Mujer Indígena DEMI con el objetivo de fortalecer los liderazgos y la participación de las mujeres en temas de derechos sexuales y reproductivos”, menciona Carmen Tax de la organización CARE Guatemala

La formación se ha expandido en seis municipios de los departamentos de Totonicapán y Quiché, fortaleciendo las habilidades de los liderazgos para ejercer el derecho a la educación integral en sexualidad, menciona Tax, quien ha trabajado de cerca los procesos formativos.

Se ha desarrollado un diplomado denominado: “Curso de derechos y ciudadanía de las mujeres indígenas” donde participaron 56 mujeres procedentes de Momostenango y la cabecera de Totonicapán, menciona Juana Tax, delegada de la Defensoría de la Mujer Indígena en el departamento.

“En su mayoría hemos sido utilizadas para llenar espacios, las mujeres indígenas no hemos influido hasta ahora en las decisiones políticas del país, nuestro papel se ha relegado en las labores domésticas” menciona Bibiana Ramírez lideresa que forma parte del Consejo de Defensa del Territorio de Cabricán, quien agrega que a nivel local se da la participación en puestos como en la Secretaría o de Vocal, pero no como tomadoras de decisión.

Foto. Cortesía

El pasado 5 de septiembre se conmemoró el Día Internacional de las Mujeres Indígenas que rememora la lucha y resistencia de las defensoras de derechos humanos y la lucha por el territorio.

En el informe sombra del Movimiento de mujeres indígenas Tz`ununija` presentado en el mes de mayo de 2019 mencionan que La mujer indígena se enfrenta a la doble discriminación; como mujer y como indígena, con el agravante de una situación social de particular pobreza y explotación, el 44% de las muertes maternas tiene como factor de riesgo la cuarta demora, es decir, la falta de tratamiento adecuado e integral, el riesgo de que una mujer indígena fallezca por causas relacionadas con el embarazo se triplica en comparación con mujeres no indígenas.