DESDE LA REDACCIÓN

Momentos determinantes

Douglas Gámez

[email protected]

Estudiante de Ciencias de la Comunicación, comprometido con la entrega y dedicación para aportar a la construcción de un mejor país. Debutó como reportero en 2011 para la estatal AGN, cubriendo las fuentes de volante y luego seguridad. Dos años más tarde fue asignado a darle cobertura a la Presidencia de la República, retornando a la cobertura de seguridad entre los años 2013 y 2014. Se desempeñó como asistente en comunicación para el Consejo Nacional para los Acuerdos de Paz, tras un descansó decidió volver aportar su trabajo para la AGN y luego a Diario La Hora en donde inició como reportero volante, siendo asignando después editor digital y desde septiembre de 2017 como editor de nacionales, teniendo a su cargo la sección de reportajes, contenidos internacionales y colaboración a La Hora Voz del Migrante.

post author

POR DOUGLAS GÁMEZ
[email protected]

Guatemala vive uno de esos momentos históricos que marcarán la vida de la sociedad, pero a la vez complicados y llenos de grandes riesgos.

Desde el fin de semana pasado se agudizó la problemática relacionada a la permanencia de la CICIG, pero sobre todo la oposición al trabajo que hizo la Comisión en el país para revelar la verdadera podredumbre que corroe al sistema.

En el caso de los migrantes, también enfrentan una realidad compleja, ya que el país que los ha acogido lidia con un cierre gubernamental y la determinación del presidente Donald Trump de obtener el muro fronterizo para detener la migración irregular; la insignia de su campaña y que le hizo ganar el gusto de varios de los votantes.

Contra la espada y la pared es su situación, porque sus familias y su país se cae a pedazos, pero donde viven y trabajan para enviar remesas que son de gran alivio para las familias guatemaltecas, se ha convertido en un territorio complicado para desarrollarse con tranquilidad y alcanzar las metas que se han propuesto.

Estamos ante la definición de muchas cosas de cara a un futuro que puede ser prometedor pero de un momento a otro vuelve a oscurecerse.

Por eso, en el reportaje de esta edición hemos recopilado información y opiniones de analistas y principalmente migrantes, quienes además de advertir de los riesgos que estamos viviendo, ponen sobre la mesa la importancia una vez más de unirse para sacar a flote el barco.

Es importante en estos momentos ser cautos, no caer en las provocaciones, perder el tiempo en situaciones poco relevantes o pelear sin sentido, es momento de la unidad de pensar y concertar qué es lo que deseamos para nuestras futuras generaciones.

Insisto en que nosotros ya no veremos los beneficios de conseguir un verdadero cambio para Guatemala, porque no vamos a revertir en días, meses o unos cuantos años los múltiples problemas que enfrentamos, serán nuestros niños, las siguientes generaciones, pero vale la pena ser recordado por ellos y dejarles un mejor país.