Migrantes generadores de riqueza

José Antonio Guardado

[email protected]

Soy José Antonio Guardado Martínez, nací el 17 de enero de 1959, originario de la República de El Salvador, de padres campesinos. Licenciado en Administración de Empresas y Teología Evangélica, interesado en el tema de Migrantes y Refugiados.

post author

Tocar un tema como el que antecede el título de mi columna es crear polémica algunas veces por percepciones encontradas con cada habitante que se encuentra o con quien se interactúa en nuestra travesía por buscar un futuro mejor.

Ser Migrante no es ser lo peor de nuestros países de origen como mal se entiende.

Lacra o escoria social que medigamos oportunidades no se es, ya que somos personas trabajadoras que nos gusta ganarnos el sustento diario, lo único que necesitamos o pedimos son oportunidades para demostrar nuestras capacidades sin tener que llegar a robar o quitar lo que no nos pertenece en tierra agena.

La historia misma por largos años ha ido dando la razón que nuestra estancia en los países que nos han dado abrigo o al menos permitirnos cruzar pisando sus tierras es temporal, no hemos venido a quedarnos, pero sí a salvaguardar nuestras vidas de todo tipo de violencia que azota a Latinoamérica, como es el caso del terrorismo pandilleril que los mismos gobiernos siguen tolerando sus formas sofisticadas de delinquir y enquistados algunas veces en las mismas cúpulas o esferas políticas y gubernamentales.

Vuelvo a recordar que “Migrante, Emigrante e Inmigrante son formas válidas y correctas para decir lo mismo: persona que deja un lugar para establecerse en otro. Migrante: se refiere a la persona que migra, a aquel sujeto que abandona el lugar en que el habita y que llega a otra parte, para radicarse y constituirse en él” Nota: En el plano internacional, no existe una definición universalmente aceptada de “Migrante”. La presente definición ha sido elaborada por la Organización Internacional para la Migración (OIM) para los propios fines y no presupone ni establece la existencia de una nueva categoría Jurídica.

Retomando el tema nuestra comunidad no es carga par el país que nos alberga, aunque se nos siga estigmatisando que somos extranjeros que hemos venido a quitar beneficios u oportunidades exclusivas de los conciudadanos del país que nos ha recibido y otros como lo ha expresado un Alcalde Municipal de una importante Ciudad del departamento de Guatemala al decir y asegurar que somos delincuentes y que muy pronto seremos deportados de esta tierra del quetzal a sabiendas que nos respalda el derecho internacional por medio de tratados ratificados en su momento.

Lo que si aclaró por medio de esta columna titulada en esta ocasión “Migrantes Generadores de Riqueza” ya que no hemos venido a dormirnos en los laureles y ni tampoco somos “limosneros con garrote” como desgraciadamente o abusivamente nos dicen sin empacho alguno hermanos Guatemaltecos.

También no somos una población conformista, producimos y generamos riqueza al interactuar dentro de todas aquellas empresas que nos abren sus puertas al vernos con visión que sobre sale ante el conformismo de determinado pueblo.

Porque hoy no estamos en tiempos que cae pan (Maná) y carne (Codornices) del cielo para sobre vivir.