Migrantes en EE. UU. en riesgo de recibir apoyos estatales

El asilo es solicitado en la frontera o dentro de EE. UU. /Foto La Hora/Fernando Llano/AP

Desde que Donald Trump llegó a la Presidencia de Estados Unidos, varias de sus políticas y decisiones controversiales sobre la migración han sido alrededor principalmente del sistema de asilo, con diversas acciones, entre las que destacan las más recientes, los cuerdos de tercer país seguro firmados con Guatemala, Honduras y El Salvador.

Ahora, la entrada en vigor de la regla de Carga Pública representa un nuevo temor para la comunidad migrante, principalmente para quienes son beneficiarios de programas públicos de ayuda de EE. UU., por los que podrían no tener la oportunidad de obtener un estatus de residencia permanente.

Las acciones de Trump, de acuerdo con el Centro de Estudios de Género y Refugiados, han tenido varios episodios en contra de los solicitantes de asilo y auguran que parece no conocer límites.

Por Grecia Ortíz
[email protected]

Vivian, una guatemalteca que llegó a Estados Unidos y que ha vivido de cerca un proceso de asilo en ese país, ha estado siguiendo de cerca los movimientos del presidente estadounidense y la noticia de la aplicación de la regla de carga pública no es la excepción.

Según explicó la connacional, esta nueva disposición, llegaría a afectar a todas las personas que estén en un proceso de asilo o en un estatus irregular y que están en proceso de solicitud de residencia permanente.

“Muchas de las personas que están acá se van a ver afectadas hay quienes reciben estampillas para comida, también reciben ayudas de ropa lo que si estamos viendo más fuerte es la educación, la hospitalización y todo lo que es dental y siempre piden tener seguro para ser un poco económico”, dijo.

Los migrantes necesitan de un servicio médico y dental, pero estos son caros y muchos de los migrantes son madres solteras y otros tienen hijos, añadió.

“¿Qué va pasar con las personas que están embarazadas, quien va pagar el servicio del parto porque es demasiado caro en Estados Unidos? Esa es la pregunta que nos estamos haciendo muchos aquí”, puntualizó.

En ese sentido, Centro de Estudios de Género y Refugiados, expresó que desde la administración Trump se han lanzado ataques sustanciales en contra de la definición del refugiado, con lo que se ha buscado restringir el debido proceso de los solicitantes de asilo.

“No contentos con estas medidas ya extremas, a través de una combinación de políticas que contradicen la Ley de Refugiados y obligaciones internacionales bajo la Convención sobre Refugiados, el gobierno además ha dado pasos agigantados en sus intentos de acabar con el asilo en la frontera sur”, explicaron.

ALGUNAS DE LAS ACCIONES DE LA ADMINISTRACIÓN TRUMP EN CONTRA DEL ASILO

En ese sentido, enumeran varios obstáculos que afectan a solicitantes de asilo y otras acciones que se han presentado en su contra, entre las que destacó la Prohibición de Asilo, pues en noviembre de 2018 el gobierno intentó prohibir la posibilidad de solicitar asilo para las personas que no entren a EE.UU., a través de un puerto oficial.

Sin embargo, la misma no se ha implementado luego que la Corte Distrital del Distrito Norte de California emitió una orden preliminar deteniendo temporalmente la aplicación de la política.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump ha impulsado varias medidas contra la migración. FOTO LA HORA/DPA/EUROPA PRESS/TIA DUFOUR/WHITE HOUSE.

En el caso de la medida conocida como MPP (por sus siglas en inglés, es decir Protocolos de Protección a Migrantes) esta empezó a implementarse en enero de 2019, bajo la cual el gobierno de EE.UU., regresa a México a los solicitantes de asilo que llegan al país sin documentos a través de la frontera sur, obligándolos a esperar en ese país mientras se adelantan sus procesos migratorios.

Otra de las medidas es la Prohibición de Asilo 2.0, conocida como tránsito por tercer país, que busca negarle el asilo de manera categórica a todos los nacionales no mexicanos que ingresen a EE.UU., por la Frontera, dejándolos solo con la posibilidad de solicitar la suspensión de remoción o protección bajo la Convención de la Tortura.

La regla se está aplicando en todo el país.

En cuanto a los Acuerdos de Cooperación de Asilo (ACA), el gobierno ha firmado acuerdos con Guatemala, El Salvador y Honduras con el propósito de transferir a solicitantes de esas medidas de protección a estos países. A la fecha son más de 260 migrantes los que han llegado a Guatemala bajo el acuerdo de tercer país seguro.

Asimismo, la organización señala que tienen conocimientos que desde la administración se manejan otras iniciativas que tendrían esa misma finalidad.

“¿Qué va pasar con las personas que están embarazadas, quien va pagar el servicio del parto porque es demasiado caro en Estados Unidos? Esa es la pregunta que nos estamos haciendo muchos aquí”

Vivian 

CUCCINELLI AFIRMA QUE HAN RESTAURADO LA INTEGRIDAD DEL ASILO

Ken Cuccinelli, Subsecretario Interino del Departamento de Seguridad Nacional, expresó que en los Estados Unidos, han restaurado la integridad del asilo, para “exigir a los solicitantes de asilo que llegan a nuestra frontera que primero prueben que buscaron asilo en el país por el que pasaron antes de llegar a los Estados Unidos”.

Según el funcionario, “se supone que el asilo se trata de seguridad” y no de conveniencia, “ciertamente tenemos la intención de preservar nuestro sistema para proteger a las personas para quienes es apropiado, pero esperamos que las personas que vienen a nuestra frontera no intenten jugar con el sistema y abusar del sistema”.