AL RESPECTO DE LA MIGRACIÓN

Más allá de una cruda y dolorosa realidad

Mientras cientos de migrantes siguen su camino a través de Guatemala y México rumbo a la frontera sur de los Estados Unidos, los que estamos aquí nos preguntamos qué oportunidad podrían tener todas estas personas, porque ya vimos en las pasadas semana la crisis que se formó y que aún continua en la ciudad de Tijuana, donde miles esperan obtener un turno o la oportunidad de aplicar para un asilo económico.

Por Eddie Reyes, Assoc. AIA / Director Asi Es Guatemala, Nonprofit
[email protected]” <[email protected]

Al final las personas vienen con el sueño y la esperanza de lograr entrar al país, pero la situación es compleja con la actual administración que ha demostrado en más de una ocasión el rechazo a los migrantes legales y su repudio por la inmigración ilegal completamente, los líderes de estas caravanas al igual que sus seguidores piden a viva voz que los escuchen, que les permitan presentar sus casos.

Pero también hay que ser realistas y la pregunta del millón salta a la luz del día, “cómo” poder ser realistas cuando la situación en Centroamérica se deteriora día a día, donde los gobiernos locales ignoran la necesidad de sus ciudadanos a la vista del mundo.

Las autoridades de gobierno piensan que censurar y atacar a la prensa libre y genuina, a los ciudadanos de a pie, a los trabajadores que son sueldos míseros tratan de sacar a sus familias del hambre, donde cada gobierno que ha pasado por la puerta del poder tiene mucha culpa, donde países como Guatemala, El Salvador y Honduras llamados el Triángulo Norte, son más conocidos por corruptos y violentos.

CORRUPCIÓN MOTIVA MIGRACIÓN ILEGAL

Donde los empresarios aquellos que se alimentan del sudor de los de a pie promueven y alientan la corrupción en las Cortes, autoridades y sector privado cuando deberían de ser ellos los que den el ejemplo, cómo prevenir la migración ilegal cuando todo esto se ignora o simplemente no importa a los que tienen el poder y el dinero, “cómo”, tendrá alguien idea de cuál es la mejor respuesta.

No creo, no hay respuesta, tampoco la tienen los que están aquí con y sin estatus, cualquiera que tenga dos dedos de frente no podría responder la pregunta, porque al parecer ni los Gobiernos, ni los Congresos podridos de corrupción y vendidos al narcotráfico pueden resolver lo que el de a pie necesita para no inmigrar ilegalmente, SI es un derecho y también una oportunidad el poder emigrar pero no en las condiciones actuales en ninguno de estos países.

Los gobiernos de turno uno a uno han ido creando durante estos problemas, los congresos no han hecho nada para aliviar la situación ya que no existe separación de poderes donde uno se debe chequea al otro, simplemente si me das te llevo bien si no aguanta.

Recordemos que los últimos seis gobiernos en Guatemala únicamente han servido para hundir más a la clase media y terminar destruyéndola, dejando solamente espacio para los poderosos, los de arriba, y por favor no confunda mis palabras, me imagino que hay empresarios buena onda, pero realmente son muy pocos y no se conocen, al final nadie da la cara por los más necesitados.

NO SE PUEDE VIVIR ASÍ

El gobierno actual y el anterior solamente han servido para complicar más las cosas, MANO DURA, dijo uno y terminó en la cárcel con todo su gabinete, NI CORRUPTO NI LADRÓN y tiene a parte de su familia en juicio y tal vez con miras a la cárcel. No se puede vivir así, no se puede pensar o soñar que quedarse es la solución, hay que emigrar de alguna manera y lo más cerca es Estados Unidos, para algunos con dos pesos en el bolsillo Europa está mejor pero para la mayoría “EL NORTE”.

Como migrante no hay mucho que se pueda hacer desde aquí, es tarea y responsabilidad de los que están allá el poder arreglar las cosas de alguna manera, pensando que es lo que conviene, eligiendo a personas que de verdad puedan cumplir con los requisitos que usted ponga no los que la bolsa de regalo diga, no se deje comprar por dos láminas, una libra de azúcar y dos botellas de aceite su futuro y el de sus hijos vale mucho más.
Guatemala tiene mucho para dar, somos la diferencia en Centroamérica, pero parece que muchos perdieron el rumbo y dejaron de pelear por sus derechos, por sus ideas, por sus familias, su futuro, por el bien de un país que podría cambiar y de nuevo ser el de la eterna primavera con una cultura única y permanente en beneficio de todos, pero parece ser más barato emigrar sin un futuro y sin saber a dónde ir.