FAMILIARES EN ESTADOS UNIDOS LO APOYAN

Marvin Hernández, el santarroseño que logró cumplir su sueño de cantar

Por Grecia Ortiz
[email protected]

La música siempre estuvo en la vida del santarroseño Marvin Hernández. Desde pequeño la pasión lo impulsó a vencer obstáculos y hacer realidad sueños que hoy son posibles con el apoyo de familiares y amigos, algunos residentes en Estados Unidos.

Hernández vive en el municipio de Santa María Ixhuatán en Santa Rosa, tiene dos trabajos, uno en una entidad privada y otro como cantante, dedicación que considera la más importante en su vida porque dice que lo llena de satisfacción.

Hernández explicó en una entrevista realizada vía telefónica con La Hora Voz del Migrante, que completó sus estudios de primaria y en el año 2000 continuó sus estudios en la Escuela Clemente Marroquín Rojas ubicada en Monjas Jalapa, en donde obtuvo su título como Maestro de Educación Primaria.

ASÍ NACIÓ SU INTERÉS EN LA MÚSICA

El entrevistado relató que empezó su trayectoria en el canto desde muy niño y que siempre recuerda su infancia cuando conversa con Marco Antonio Lorenzana, su familiar quien a pesar de la distancia que los separa porque vive en Estados Unidos no lo olvida.

“Estábamos muy pequeños y tocábamos con unos botes de leche de esos que le dan a los niños, y empezamos a hacerlo en el barrio Buena Vista, incluyendo a Marco Antonio y un hermano de él… ahí nació la idea de hacer música, porque cuando me fui a la escuela de Monjas lo primero que hice fue ir a una audición con el profesor Manolo Humberto Robles”, agregó.

En esa escuela se unió al grupo conocido como “Generación 0”, integrado por jóvenes que salían a cantar en municipios de Jalapa, Jutiapa y Santa Rosa.

Durante sus años de estudio aprovechó para estudiar locución y técnicas de canto, al salir de la escuela ya no pudo continuar con su afición a la música, porque no contaba con un trabajo estable.

No obstante con el tiempo, se reencontró con algunos de sus excompañeros que ahora tienen una pequeña empresa de audio y videos musicales.

“Me contacté con mi amigo y me preguntó si todavía cantaba y le dije de mi situación económica, le empecé a contar y me dijo que tal vez podíamos hacer el proyecto y entonces surge la idea y visión de hacer algo en la música”, anotó.

Sin haber perdido la ilusión de cumplir su sueño, el guatemalteco viajó a Nueva Santa Rosa, en donde grabó su primer disco titulado “Poeta de amor” con el que logró alcanzar mucho éxito en el área.

Su composición cuenta con 10 canciones propias y dos “covers” que interpretó en el género duranguense. Alcanzar este éxito lo atribuye a que siempre ha estado respaldado por amigos de Guatemala y también de México que lo incentivan a seguir y destacarse.

FAMILIARES EN EE. UU. LO AYUDAN A SEGUIR ADELANTE

Hernández comentó que en una ocasión pensó en migrar, pero consideró que eso limitaría su oportunidad de destacarse en el mundo de la música, además se animó a seguir en el país porque cuenta con el apoyo de familiares que viven en Estados Unidos.

“Uno de ellos es Marco Antonio Lorenzana que él es primo hermano de mi mamá, y él es mi tío, también tengo otros familiares un cuñado que vive con una mi hermana, él me ha ayudado con mi vestuario de botas tejanas, con lo que son las chumpas vaqueras, me ha apoyado bastante y un hermano y el papá de mi esposa que esta allá en Estados Unidos”, apuntó.

El apoyo que ha recibido de sus familiares va desde el moral hasta el económico, porque siempre lo han incentivado a seguir adelante.

Para seguir la trayectoria del entrevistado, puede hacerlo a través de redes sociales de Facebook, Twitter e Instagram en donde se le puede encontrar como Marvin Hernández La Ley del Pueblo.

El artista se ha presentado en Barberena, San Rafael Las Flores, Nueva Santa Rosa y otros municipios a donde ha llevado su música.

“Estábamos muy pequeños y tocábamos con unos botes de leche de esos que le dan a los niños, y empezamos a hacerlo en el barrio Buena Vista, incluyendo a Marco Antonio y un hermano de él… ahí nació la idea de hacer música, porque cuando me fui a la escuela de Monjas lo primero que hice fue ir a una audición con el profesor Manolo Humberto Robles”.

“Uno de ellos es Marco Antonio Lorenzana que él es primo hermano de mi mamá, y él es mi tío, también tengo otros familiares un cuñado que vive con una mi hermana, él me ha ayudado con mi vestuario de botas tejanas, con lo que son las chumpas vaqueras, me ha apoyado bastante y un hermano y el papá de mi esposa que esta allá en Estados Unidos”.
MARVIN HERNÁNDEZ