¿POR QUÉ NO SE HA NEGADO A SER TERCER PAÍS SEGURO?

Martínez-Amador: El panorama no pinta bien para Morales al dejar el cargo

El presidente Jimmy Morales no ha expresado su oposición a la iniciativa migratoria. FOTO LA HORA

Por Redacción La Hora
[email protected]

El profesor e investigador, David Martínez-Amador, consideró que la disposición del gobierno de Jimmy Morales a convertirse en un Tercer País Seguro para migrantes de El Salvador y Honduras, se debe a múltiples factores y sucesos que lo han colocado cerca del crimen organizado y en contra de la lucha contra la corrupción.

“Esencialmente este es un gesto del presidente Morales para venderse ante Washington como un socio confiable”, explicó Martínez-Amador en una conversación vía correo electrónico con este vespertino.

Al ser consultado sobre qué influencia pudo tener en el mandatario para consentir este acercamiento, la captura de Mario Estrada por cargos de narcotráfico y la reunión que ambos tuvieron en su finca en la que podrían haber participado elementos de la DEA, así como el uso de Morales del helicóptero del ex candidato presidencial, expresó que al concluir su mandato las cosas no pintarán bien para Morales.

“Además, hay que reconocer que tanto el Departamento de Estado y la DEA presionan fuertemente al presidente Morales. Las cosas no pintarán muy bien para él al concluir su mandato. No fue un socio en la lucha contra la corrupción y se coludió con el crimen organizado”, manifestó.

Sin embargo, hizo énfasis en que ese es solo un incidente de varios que las autoridades estadounidenses podrían tomar en cuenta sobre Morales y su disposición a colaborar con la administración Trump.

“Lo que puedo apuntar es que la administración Morales está muy presionada frente a Estados Unidos. No se le percibe como un socio confiable en la lucha contra la corrupción, y además tiene vinculaciones con el crimen organizado que datan de su momento de campaña. Su reunión con Mario Estrada es un agregado más. Tiene todos los ingredientes para ser ante EE. UU. un Presidente latinoamericano incómodo. Colaborar con los Estados Unidos es una decisión de supervivencia pero no hace diferencia y simplemente dilata el cauce normal de las cosas”, explicó.

También Martínez-Amador consideró que las acciones de Morales para complacer a Estados Unidos son “patadas de ahogado” y que corre el riesgo de terminar en una prisión federal estadounidense al concluir su mandato.

“En pocas palabras, haber literalmente asfixiado a la CICIG y terminado unilateralmente la relación, haberse coludido con el narcotráfico no es algo que EE. UU. va a deja pasar tan rápido. Puede terminar en la misma situación que el expresidente Portillo o Manuel Baldizón”, puntualizó.

En las últimas semanas, a diferencia de México, Guatemala no se ha opuesto a la posibilidad de convertirse en un Tercer País Seguro, es decir, los migrantes de El Salvador y Honduras solicitarían desde este país sus solicitudes de asilo a Estados Unidos. Durante su estadía, Guatemala debe asegurarse que los ciudadanos de ambos países tengan acceso a servicios, se respeten sus derechos y sean resguardados.

Hoy el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kevin McAleenan, se reunirá con funcionarios de los tres países para darle continuidad a los temas que han abordado para reducir los flujos migratorios hacia ese país, según el ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, también discutirán sobre el acuerdo para que el país adquiera la categoría de seguro.