Mark Morgan de CBP observa llegada de retornados

FOTO: LA HORA/EMBAJADA EE.UU. / El comisionado interino de la CBP Mark Morgan verificó la llegada y procedimiento que se toma con las personas que son retornadas bajo el ACA.

Por CHRISTIAN GUTIÉRREZ
[email protected]

El comisionado interino de la Oficina de Aduanas y Seguridad Fronteriza de EE. UU. (CBP, por sus siglas en inglés), Mark Morgan, observó hoy la llegada de personas retornadas al país bajo el Acuerdo de Tercer País Seguro o Acuerdo de Cooperación de Asilo (ACA).

Tras su visita al país, el comisionado llegó a la Fuerza Aérea Guatemalteca (FAG), para presenciar el procedimiento de recepción de solicitantes de asilo en Estados Unidos y que son trasladados a nuestro país.

“Vuelo de repatriación a #GUA. Trabajo sin precedentes a nivel nacional y con grandes socios extranjeros cómo #GUA…. No se deje engañar por criminales codiciosos que tomarán su dinero, arriesgarán su seguridad y no podrán evitar su inevitable expulsión de #USA”, escribió Morgan en su cuenta de Twitter.

Asimismo, Morgan aseguró que se recibe a los retornados de forma profesional y ordenada por parte de Migración y el Ministerio de Relaciones Exteriores, además resaltó el esfuerzo que llevan a cabo entidades como la OIM y USAID para la atención de estas personas.

El Comisionado sostuvo ayer una reunión con el Canciller Pedro Brolo, para abordar el tema de la seguridad fronteriza, de cómo combatir el tráfico de personas y aumentar la prosperidad del país para reducir la migración.

Morgan llevó a cabo una gira centroamericana en donde también aprovechó para visitar una de las capacitaciones que se realiza en conjunto con la CBP y la Policía Nacional Civil (PNC) denominado Curso Avanzado de Seguridad en Fronteras.

PERSONAS TRASLADADAS

Por su parte, el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM), informó que de noviembre de 2019 al 31 de enero del 2020 se han trasladado a un total de 368 personas bajo el ACA.

Los solicitantes de asilo enviados de El Salvador son 66 hombres, 67 mujeres y 80 niñas y niños, mientras que hondureños son 30 hombres, 65 mujeres y 60 niñas y niños, los que han ingresado.