Mario Barrientos considera su máximo logro, hasta ahora, entender inglés para abrirse puertas

Por Redacción La Hora
[email protected]

Desde Nashville Tennessee, Mario Barrientos, relató a La Hora Voz del Migrante los retos a los que se ha enfrentado desde que llegó a Estados Unidos, principalmente el inglés, pero destaca que, aunque las complicaciones existan es esencial que las personas entiendan que las oportunidades están en todos lados y que jamás se deben rendir, por lo que insta a todos a seguirse capacitando para abrirse a un mundo de posibilidades de superación.

El guatemalteco ahora residente en el extranjero, dijo que llegó a ese país siguiendo los pasos de su esposa que ya vivía allí y quería estar junto a ella, así que migro en septiembre de 2018.

En su caso, recordó que lo más difícil que ha vivido es la barrera del idioma, al sentirse desorientado y no entender nada de lo que hablaban, lo que dice fue muy duro.

“El proceso de adaptación fue un poco complicado, el aprender el idioma y el adaptarse a otra cultura totalmente diferente a la nuestra, pero todo es un reto que hay que vencer”, mencionó.

Entre sus principales motivaciones para salir adelante, el guatemalteco mencionó primero a su esposa, su familia en Guatemala y así mismo porque ha demostrado que puede cumplir con sus metas y objetivos propuestos.

Por otro lado, explicó que la mayor satisfacción que siente es que puede entender un idioma nuevo, porque ahora entiende que esto le puede abrir puertas y oportunidades que van de la mano con las metas que se plantee, ya que esto le permite a una persona obtener un mejor empleo.

Pero el guatemalteco va por más, de hecho, cuenta que tiene el sueño de formar una cadena de negocios que le permita tener y gozar de libertad tanto financiera como personal.

En la actualidad explicó que trabaja para una empresa con ventas en línea, que es de las más reconocidas y sólidas del país, así que a largo plazo le gustaría enseñarles a las personas a hacer cambios sustanciales en sus vidas para mejorarlas.

“Todo sacrifico tiene su recompensa, por muy difícil o lejano que parezca el objetivo, si todos los días se camina hacia él, más temprano que tarde se alcanzará. No hay que desfallecer por más difícil que parezca, al final de la tormenta viene la calma y con ella la victoria por la cual se lucha”, aseveró el connacional.

HAY QUE CAPACITARSE

Otro de los temas en los que reflexiona Barrientos, es el de las oportunidades que se pueden aprovechar y que estando en Guatemala no las vio, pero estas requieren de esfuerzo, dedicación y también de esmero para superar las situaciones que se viven.

“Hay un mundo en internet que pueden aprovechar y tener ingresos también, capacítense y salgan adelante a pesar de las dificultades. He conocido a muchas personas que han migrado, pero no con todos he convivido personalmente, pero con los que me he relacionado, son excelentes personas con las cuales aprendes otras culturas, otras formas de ver el mundo y por supuesto te brindan su amistad, te identificas más con aquellos que hablan tu idioma materno”, afirmó.

Barrientos cuenta que escuchar a otras personas y sus experiencias de vida, sin duda, le abre la mente hacia un mundo nuevo y por eso le gusta conocer a gente de todo el mundo.

Aunque su vida camina bien en el extranjero, también recuerda con mucho cariño su vida en Guatemala, desde cosas sencillas como ir a comprar comida a una tienda, los amigos, familia y los paisajes.

LAS OPORTUNIDADES ESTÁN EN TODOS LADOS

Uno de los temas por los que expresó admiración de la cultura de EE. UU., radica en el desapego sentimental que tienen con sus familiares a una cierta edad, ya que dejan ir a sus hijos a buscar sus objetivos y metas de vida a comparación de la cultura latina en donde los hijos siguen viviendo con sus padres en una edad avanzada.

“Me motiva para aprender a ser más libre e independiente y brindarle esas herramientas a personas que están dispuestas a modificarlas y cambiarlas, me hubiera gustado que mis padres hubieran sido así conmigo, pero la cultura latina es diferente en ese sentido”, aseveró.

Finalmente mencionó que, si bien muchos pensaran en que es fácil vivir en EE. UU., lo que no saben es que alcanzar el sueño americano hay muchas barreras que se deben romper y superar antes de estar estable emocional, psicológica y económicamente, “no son una excusa para no lograr aquello que te propones”.

Además, afirmó en que las oportunidades “siempre están en todos lados, el problema es que no se miran y reiteró en que la actitud es fundamental para afrontar el día a día, jamás hay que rendirse, no es una opción y capacitarse diariamente para obtener lo propuesto”.

Desde el extranjero, les envió un saludo a los guatemaltecos y les reiteró la necesidad de que se sigan preparando.