Lo que todo inmigrante debe saber acerca del “Real ID Act” en Estados Unidos

Por Marvin S. Otzoy
[email protected]

El Real ID Act es lo que llamamos como Ley de Identificación Verdadera que el Congreso de los Estados Unidos promulgó en 2005 y que aprobó una licencia única de manejar en esta nación. Esta acción es una consecuencia de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, ya que fue creada con el propósito de reforzar la seguridad interna luego de saber que uno de los terroristas que piloteó uno de los aviones secuestrados poseía cuatro licencias de conducir de tres estados diferentes. Debe entenderse que la licencia es un documento oficial de identificación que el Departamento de Motores y Vehículos de cada estado emite y que se le otorga a la persona portadora para conducir en las carreteras públicas. Acceder a una licencia para manejar no es un derecho en este país, sino que es un privilegio. He aquí el gran problema para los migrantes en situación migratoria irregular: obtenerla es un reto enorme. Al no poder tener acceso a este documento quedan prácticamente marginados de vivir cumpliendo esa ley.

Para ir entendiendo las consecuencias de ello debe saber que una identificación o licencia emitida por el ente gubernamental solamente será emitida a las personas que tienen un estatus legal o regulado apropiadamente bajo las leyes de inmigración. En el país norteamericano es muy necesario conducir un vehículo para la movilización al trabajo, a los centros educativos, a los supermercados, a las citas médicas entre otras actividades, a pesar de los sistemas de transporte que son efectivos. Las personas sin esta licencia quedan a merced de los agentes de tránsito e incluso de los agentes de inmigración. Para movilizarse internamente vía aérea será imprescindible este documento. Y es que a partir del 22 de enero de 2018 en un documento emitido por el Departamento de Seguridad Interna advirtió que las licencias de manejo o las tarjetas de identificación emitidas por los estados que no cumplen con la Ley “Real ID” y que no han recibido una extensión del propio Departamento, no pueden utilizarse para volar dentro de Estados Unidos. Esto será uniforme, sin excepción hasta el momento, el 1 de octubre de 2020. A inicios del presente año eran nueve estados que aún no cumplían con los nuevos estándares, siendo estos Carolina del Sur, Kentucky, Washington, Maine, Pennsylvania, Minnesota, Oklahoma, Missouri y Montana. Algunos estados ya han tomado la decisión de emitir permisos de conducir o tarjetas de autorización de conducir, medida prácticamente dirigida a los inmigrantes indocumentados.

El dilema surge en cuanto a que las diferencias se están marcando drásticamente. ¿Estas medidas dividirán? ¿Harán más seguro este país? Lo cierto es que una identificación apropiada, incluso la del propio país de origen como una alternativa, siempre es imprescindible.