Libertad ¿Utopía o realidad?

Mario Barrientos

Nací el 12 de septiembre de 1985 en la colonia abril de la zona 5 capitalina, desde niño me apasiona el deporte, la música y la comunicación, aunque esta última la descubrí siendo adolescente, pero ya la ponía en práctica de manera inconsciente en la niñez. La gran parte de mi formación académica la cursé en instituciones públicas y me gradué de Periodista Profesional y Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC), alma mater a la que estoy eternamente agradecido, estoy casado con la mejor mujer que la vida me pudo brindar, actualmente estoy residiendo en el extranjero, pero llevo a Guatemala en el corazón y no me desvinculo de la coyuntura nacional.

post author

Mario Barrientos
[email protected]

La libertad es uno de los argumentos de un país que se rige por la democracia, es un argumento para el ser humano, pero ¿En Guatemala sus habitantes son libres?, es la pregunta fundamental que hay que plantearnos. En un país en donde esto pareciera una utopía está marcado por la ley para que sus pobladores la ejerzan, el miedo cada vez invade más una Guatemala sumida en la violencia, en donde los medios de comunicación establecen estratégicamente la desconfianza en los televidentes, a través de noticias violentas.

La libertad es mencionada en algunos artículos de la Constitución política, e incluso existe una ley específica de la libre emisión del pensamiento, también la famosa libertad de Guatemala en 1821, por todos lados se menciona esa palabra. Pero el análisis real sobre esta palabra sería si sé es libre, libre de actuar, libre de expresarse, libre de pensamiento, sin tener represalias; el derecho de libertad hay que protegerlo a toda costa, la autonomía personal es un paso para la satisfacción.

Una persona que es libre de actuar, libre de expresarse, libre de crítica, libre de realizar sus sueños e ideales, es una persona que tendrá una vida plena en la cual podrá tener más satisfacciones, que otras que son dependientes. Un país libre lo transmite a través de sus habitantes, pero Guatemala es todo lo contrario, el poblador sale con miedo a que lo asalten, miedo que los medios de comunicación le transmiten en sus noticias, el miedo a no denunciar hechos delictivos por represarías; así ¿se puede ser libre?.

La libertad no es una fantasía, la podemos llegar a tener si cada uno trabajamos y participamos para obtenerla, es cuestión de actitud de cada persona y que tanto se desea tener. La libertad es un derecho que se tiene desde el nacimiento, puedes hacer todo aquello que la ley no te prohíbe, sé tú mismo y actúa en libertad.

La última palabra la tienes tú, tú y solo tú, eres el dueño de lo que quieras tener, de aquí en adelante sueña, imagina y realiza aquello que quieres ser y sé libre de accionar por tus ideales e ilusiones, tú eres el dueño de tu destino; nadie te puede limitar, solo tú eres el que pone los límites, anímate y atrévete.