La triste realidad de los trabajos por contrato

Juan Carlos Pocasangre

[email protected]

Educador, Administrador, 2 Masters. “Si cada profesional informara a una persona, mejoraríamos diariamente nuestras vidas y nuestro país”.

post author

Se acerca el fin de año, para muchos guatemaltecos y guatemaltecas es una época muy esperada, vienen muchos eventos tradicionales y lo más especial, la Navidad, digo especial porque viene el aguinaldo, convivios, regalos, platillos de época etc., cosas que muchos trabajadores no gozan de esos beneficios.

Miremos la realidad, hay muchas personas que sólo trabajan por una temporada, es decir su contrato de trabajo es sólo por 9 o 10 meses, y no gozan de prestaciones que los trabajadores asalariados Sí tienen. Esto aumenta cada día, ya que los dueños de empresas privadas solo les gusta emplear temporalmente o por contrato a todo su personal o casi el 90%, lo cual les ahorra mucho dinero ya que así no tienen que pagarles muchos beneficios como seguro médico, vacaciones, aguinaldos y otros más.

Claro eso hace felices a los empresarios porque les queda muchas ganancias de sus empresas. Pero para los trabajadores es muy triste porque se quedan 2 o 3 meses o más sin trabajar y si esos meses son antes de las fiestas Navideñas, es vivir esos meses en un infierno sin tener suficiente para poder disfrutar unos tamales, ponche, regalitos de la navidad para los hijos o seres queridos.

Y en enero empezar de cero y peor aún no tener suficiente para los útiles escolares para los hijos y en muchos casos no saber si podrán seguir trabajando en la misma empresa o no saber si les darán el mismo contrato.

Esta práctica utilizada por muchas empresas guatemaltecas está forzando a más personas a migrar, ya que en los meses que no tienen trabajo es imposible conseguir un empleo temporal sabemos muy bien que en Guatemala los trabajos no abundan como mangos en los árboles.

He conocido varios maestros aquí en Estados Unidos que han migrado debido a esta situación, porque trabajaban en centros educativos privados.

Si más y más empresas en Guatemala continúan practicando esta clase de contrataciones, se estaría tomando una ruta donde los padre de familia no tendrán los fondos necesarios para consumir, utilizar los productos y servicios de dichas empresas lo cual aumentaría el desempleo y obligar a muchas pequeñas empresas a cerrar, donde todos perderíamos ya sea directa o indirectamente.

Deberíamos tratar a las personas/trabajadores como queremos que nos traten a nosotros.