A SUS 24 AÑOS

Katherine Rivera de practicante a productora en Univisión

Foto. Margarita Girón

Por Margarita Girón
[email protected]

A sus 24 años, Katherine Rivera ha demostrado con actitud positiva y esfuerzo que los guatemaltecos pueden destacar en distintos espacios y la comunicación fue el camino que escogió para abrirse campo en Estados Unidos.

En una entrevista para La Hora Voz del Migrante, Katherine compartió su experiencia y metas como guatemalteca que busca destacar en el campo de la producción televisiva a nivel internacional.

Rivera relató que el camino inició cuando se encontraba estudiando Comunicación en la Universidad Rafael Landívar, para graduarse, necesitaba optar por el proceso de tesis o bien prácticas y la connacional eligió la segunda opción.

“Decidí hacer prácticas y una de las ventajas es que las prácticas podían realizarse tanto fuera del país como en Guatemala. Yo recuerdo que vi que a una conocida la estaban entrevistando en Washington y logré contactar a la reportera y luego a la directora del canal y me tocó esperar meses insistiendo hasta que me dijeron que había sido aceptada mi solicitud y haría mis prácticas en Univisión Washington”, dijo Rivera.

La entrevistada detalló que realizó las prácticas durante tres meses y cuando estaba por volver, recibió la oferta para quedarse y continuar trabajando para la cadena internacional.

“Inicié como practicante, luego con un trabajo de medio tiempo por la noche. Todos tenemos que empezar por lo más difícil y para mí fue complicado porque cuando me fui no sabía manejar vehículo y tuve que enfrentarme a otra cultura, otro idioma y sin mi familia”, enfatizó la entrevistada.

“Todos tenemos que empezar por lo más difícil y para mí fue complicado porque cuando me fui no sabía manejar vehículo y tuve que enfrentarme a otra cultura, otro idioma y sin mi familia”.

Para Katherine, estar sin su familia y adaptarse a un nuevo estilo de vida, fue uno de los retos más difíciles que enfrentó durante los primeros meses en Estados Unidos.

De acuerdo con Rivera, nunca consideró que vivir y trabajar en ese país fuese algo posible, ya que al ser hija de una migrante, no le motivaba dejar su país, aunque tiempo después este pensamiento, sería otro, “siempre pensé que en mi país podía salir adelante, pero se presentó esta oportunidad y no podía dejarla ir”, enfatizó.

“Después de un año logré adaptarme y sentirme más segura. En ese tiempo me dieron el cargo de asistente de producción y productora de un show de política con alcance en todo Estados Unidos y Puerto Rico y fue una gran experiencia porque tuve la oportunidad de producir sola el show y fue una experiencia muy buena para mi carrera”, destacó Rivera.

EL PROCESO PARA ADAPTARSE AL CAMBIO

A decir de Rivera, dentro de los desafíos que encontró en Estados Unidos, fue la parte emocional, porque según describió “la gente tiene dinero pero vive triste”. Para la entrevistada la realidad y el choque entre la vida en familia y la soledad de una habitación unipersonal fue una de las experiencias que se convirtió en un reto para ella.

“Darte cuenta que llegas a un país que no es el tuyo a los 22 años, que ya no están tus papás, que ya no dependes de ellos y como migraste por decisión, te sentís mal de llamar y decir que te sientes triste pero aprendí a hacer las cosas por mí misma, aunque no fue un proceso sencillo”, enfatizó.

Para la productora, el reto más grande para ella fue dejar a su familia y destacó que también encontró retos materiales, desde el costo del transporte público, el clima y la comida, “lo que ganaba al inicio lo gastaba en comida y en transporte y yo me preguntaba cuándo iba a poder ver los frutos de mi esfuerzo, porque no es como uno se imagina acá la vida”, puntualizó la entrevistada.

Además, Rivera describió que al ser joven, los retos laborales también fueron parte de su experiencia, pues según detalló, no todas las personas actúan de buena fe con las personas nuevas en los lugares de trabajo y tuvo que aprender a aprovechar toda la experiencia para ser quien es actualmente.

SU META: LLEGAR AL CANAL DEL GOBIERNO DE EE. UU.

Para Katherine, uno de los sueños más grandes que la motivan a seguir trabajando, es llegar a ser parte del canal de Gobierno en Estados Unidos por la trascendencia que tiene dicho medio. Además de impulsar un proyecto dirigido a jóvenes para que puedan alcanzar sus objetivos.

“Uno de mis grandes sueños, aparte de ser comunicadora, es poder dar conferencias y capacitaciones dirigidas a los jóvenes y compartir con todas las personas mensajes positivos que impulsen cambios”, destacó Rivera.

“Uno de mis grandes sueños, aparte de ser comunicadora, es poder dar conferencias y capacitaciones dirigidas a los jóvenes”.

SE VIENEN CAMBIOS

Katherine explicó que en las próximas semanas iniciará una nueva fase en su carrera, pues dejará Univisión para trabajar con la cadena RCN de Colombia en la producción del programa “Efecto Naim”, un show que se difunde en Latinoamérica y Estados Unidos orientado a temas políticos y económicos de la región.

“Para mí es un reto más, porque trabajaré en un programa que no solo se ve en Estados Unidos. Ser parte de los productores multimedia, que trabajaremos en este proyecto es una buena oportunidad”, enfatizó la connacional.

Para la guatemalteca, los sueños nacen en Guatemala, pero es importante no dejarse vencer y trabajar duro por las metas que se tienen.

SOBRE GUATEMALA

Katherine manifestó que además de sus seres queridos, dentro de las cosas que más extraña de Guatemala, destaca el clima, la comida, la convivencia entre chapines y el calor que tienen los guatemaltecos.

Para Katherine, aunque su motivo para migrar no fue como la de muchos guatemaltecos, la pobreza y la búsqueda de mejores condiciones de vida, la entrevistada dijo que entiende la necesidad de los connacionales y comprende que las condiciones del país muchas veces motivan a su gente a buscar un futuro afuera.

“Yo realicé distintos proyectos cuando estuve en la universidad y me di cuenta que este país muchas veces deja de lado la educación de los jóvenes y hay muchas personas que no logran ver la necesidad que hay en el país, pero también sé que se puede salir adelante y siempre hay que intentarlo antes acá (en Guatemala)” acotó Rivera.

Para la guatemalteca, los sueños nacen en Guatemala, pero es importante no dejarse vencer y trabajar duro por las metas que se tienen.

“Hay que soñar acá y hacer todo para lograr nuestras metas porque el país nos necesita y si la vida te mueve y te lleva fuera de Guatemala, recordar que todo tiene un propósito y es importante nunca dejar de creer en lo que podemos hacer sin importar dónde estemos, lo importante es soñar en grande”, puntualizó la entrevistada.

“todo tiene un propósito y es importante nunca dejar de creer en lo que podemos hacer sin importar dónde estemos, lo importante es soñar en grande”.