Jueces refuerzan autoridad de Trump en casos de asilo

ARCHIVO - En imagen de archivo del 15 de junio de 2020, el Capitolio, derecha, puede observarse desde el área de columnas de la Corte Suprema, en Washington. (AP Foto/J. Scott Applewhite, archivo)

POR MARK SHERMAN /AP
WASHINGTON

La Corte Suprema reforzó este jueves la capacidad del gobierno del presidente Donald Trump para deportar a personas que solicitan asilo sin permitirles presentar su caso ante un juez federal.

El fallo de 7-2 del máximo tribunal aplica para personas que fueron detenidas en la frontera o cerca de ella y que no tuvieron éxito en sus primeras entrevistas de asilo, lo que las hace elegibles a una rápida deportación, o retiro expedito.

El juez Samuel Alito escribió la opinión de la Corte Suprema que revirtió el fallo de una corte inferior que señalaba que las personas que solicitan asilo deben tener acceso a las cortes federales.

El Congreso actuó adecuadamente al crear un sistema “para erradicar afirmaciones evidentemente sin mérito y retirar del país de forma expedita a los extranjeros que hacen tales aseveraciones”, escribió Alito.

lea: Tras falló por DACA, analistas ven derrota para Trump y oportunidad para jóvenes migrantes

 

El juez subrayó que más del 75% de las personas que intentaron solicitar asilo en los últimos cinco años libraron sus entrevistas iniciales y calificaron para una revisión profunda de sus casos.

Los jueces Ruth Bader Ginsburg y Stephen Breyer coincidieron con el resultado de este caso, pero no se sumaron a la opinión de Alito.

En desacuerdo, la jueza Sonia Sotomayor escribió que “la decisión de hoy maniata la capacidad de la judicatura para realizar su tarea constitucional de salvaguardar la libertad individual”. A ella se sumó la jueza Elena Kagan.

Lee Gelernt, abogado de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) que discutió el caso ante la Corte Suprema, dijo que el resultado hará más difícil cuestionar las acciones de los agentes de inmigración en la frontera estadounidense.

“Esta decisión tendrá potencialmente un impacto para decenas de miles de personas en la frontera que no podrán solicitar una revisión de una errónea negativa de asilo”, afirmó Gelernt.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump en la Casa Blanca, Washington. El falló favorecería las acciones del mandatario. Foto La Hora/DPA/Europa Press/Polaris Images.

Los jueces presentaron el jueves el fallo para el caso de Vijayakumar Thuraissigiam, que aseveró haber huido de la persecución al pertenecer a la minoría tamil de Sri Lanka, pero no logró convencer a los agentes de inmigración que enfrentaba peligro en caso de volver a Sri Lanka. El hombre fue arrestado poco después de ingresar a Estados Unidos desde México sin autorización legal.

Thuraissigiam fue puesto bajo procedimiento de retiro expedito que prohíbe que las personas que no aprueban una entrevista inicial puedan solicitar ayuda a las cortes federales.

Desde 2004, los agentes de inmigración han pretendido una rápida deportación de inmigrantes sin autorización legal que son detenidos dentro de los 160 kilómetros (100 millas) de la frontera estadounidense y en un plazo de 14 días de haber ingresado al país. El gobierno de Trump busca expandir esa autoridad a fin de que las personas que sean detenidas en cualquier lugar de Estados Unidos y hasta dos años después de haber ingresado al país puedan ser deportadas de manera expedita.