Jennifer Garner visita refugio para migrantes en Texas y aboga por reformas para ellos

Jennifer Garner destacó la importancia que tiene el tratamiento de los migrantes. Foto La Hora/AP

[email protected]

La actriz estadounidense Jennifer Garner junto al actor de origen venezolano, Edgar Ramírez, visitaron la semana pasada el refugio para familias migrantes Casa Alitas, asociado a Save the Children, ubicado cerca de la Frontera Sur de Estados Unidos.



Garner explicó en su cuenta de la red social Instagram, que el panorama en el lugar describe mejor lo que pasa en los países de origen de los migrantes, pues “nadie quiere salir de casa” y que, si niños y familias están llegando a la frontera entre México y Estados Unidos, es porque están huyendo de la violencia y desastres inimaginables en sus comunidades.

La actriz aseguró que, además, la migración climática no es un problema del futuro, porque está sucediendo ahora.

“Save the Children advierte sobre varios países que se espera que pasen de la sequía a la hambruna el próximo año”, aseguró.

Garner también sostuvo reuniones con oficiales de la Patrulla Fronteriza y trabajadores de ayuda humanitaria que están en diferentes áreas atendiendo el mismo problema.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Jennifer Garner (@jennifer.garner)

“Es importante notar que tienen el mismo mensaje: necesitamos una reforma migratoria. La última legislación sobre inmigración fue aprobada por George W. Bush. Pasar de un conjunto de órdenes presidenciales a otro es caro y desestabilizador”, advirtió.

Sobre Casa Alitas, en Tucson, explicó que Save the Children cumple con la misión de ayudar a los niños más vulnerables del mundo.

“La gente es buena. Junto con las personas increíbles que dan la bienvenida a los viajeros cansados a Casa Alitas, conocimos organizaciones que ofrecen servicios legales, médicos que ofrecen atención médica voluntaria y pasamos tiempo con los samaritanos de Green Valley-Sahuarita, quienes nos llevaron a Edgar y a mí a las cruces que marcan los cuerpos que se encuentran a lo largo de las casas de los migrantes camino del desierto, en este caso un joven que había muerto de deshidratación y, no muy lejos, una cruz en honor al cuerpo recuperado de un bebé que nació muerto”, afirmó.

La actriz, quien recientemente participó en la película producida por Netflix junto a Ramírez, “Yes Day”, aseguró que, si bien este es un tema espinoso y politizado, “con los bebés y los niños en el centro, depende de nosotros seguir trabajando juntos para encontrar soluciones”.