Jalapaneca Marilyn Morales, tras diez años de trabajo inaugurará pastelería en Waltham, Massachusetts


POR MARGARITA GIRÓN
[email protected]

Originaria de Jalapa, Marilyn Morales ha trabajado durante años por un sueño que en las próximas semanas será una realidad. Aunque lleva tiempo en la preparación de pasteles desde su casa en Waltham Massachusetts, gracias a su dedicación y a la fama que estos han adquirido en la comunidad, en las próximas semanas estrenará el local en donde Kairo’s Cake & Bakery, en el cual ofrecerá no solo pasteles, sino antojitos chapines preparados por la guatemalteca.

SU HISTORIA

Marilyn compartió su historia en una entrevista con La Hora Voz del Migrante, en donde destacó que, gracias a su trabajo y determinación, ha logrado conseguir los objetivos que se ha trazado a través de los años.

Según detalló hace 15 años llegó a Estados Unidos, tras un viaje de dos semanas a su destino y aunque tuvo que trabajar en otras áreas previo a cumplir su sueño, ahora se encuentra a semanas de lograr lo que se ha propuesto por años.

“Vine como todo migrante, con un sueño y no fue fácil porque venir a un país con otra cultura, sin saber inglés, fue difícil, pero cuando yo salí de Guatemala le pedí a Dios y le dije que si en los planes de él estaba viajar acá a mí me iba a ir bien y si me agarraban en el camino y me regresaban no volvería a intentarlo, pero gracias a Dios llegué”, dijo.

De acuerdo con Marilyn, al llegar a Estados Unidos, empezó a trabajar como asistente limpiando mesas en un centro de entretenimiento, además, Marilyn en un hotel en donde limpiaba las habitaciones. A decir de la connacional, debía trabajar “duro”, pues debía pagar la deuda adquirida para financiar el viaje y que según destacó, era bastante dinero y le tomó un año trabajar para pagarlo.

“Yo recuerdo que entraba a las 2 de la mañana a trabajar y me levantaba a la 1 de la mañana para poder alistarme y antes de levantarme pensaba en qué hacía en ese lugar porque no estaba acostumbrada a ese horario, salía a las 7 de la mañana y venía a mi casa, me cambiaba, comía y salía luego para otro trabajo que tenía en un hotel”, detalló Morales.

Según relató, fue con sus compañeras de trabajo que inició a preparar pasteles para compartir en los cumpleaños de cada una y eso abrió la puerta para que solicitaran su apoyo cuando necesitaban algún pastel para ocasiones especiales.

LOS PASTELES

Según Marilyn, luego de casarse y formar una familia, el dinero producto del trabajo dejó de alcanzarle pues debía pagar quien cuidara de sus hijos y decidió dejar de laborar y dedicarse de lleno a la venta de pasteles con sus conocidos y ahora, 10 años después, estos se han convertido en un éxito para la jalapaneca.

“Me llamaban y me pedían pasteles y así me di a conocer aquí en Waltham y desde entonces inició mi emprendimiento, empecé vendiendo los fines de semana en donde preparaba entre 1 y 3 pasteles, porque también trabajaba y no me daba tiempo porque no me dedicaba solo a la repostería”, enfatizó.

A decir de Marilyn, al no ser experta, decidió tomar cursos para especializarse incluso viajando a Nueva York para recibir clases con un repostero dominicano y así inició la construcción de su sueño.

“Cuando me pedían un pastel yo me metía a internet para ver detalles sobre decoraciones y así pasaba el tiempo viendo ideas y gracias a Dios el pastel quedaba bonito y luego me llamaban para decirme que el pastel les había gustado y fue así como me fui haciendo popular con mis pasteles”, enfatizó.

Además, comento que, aunque al llegar a Estados Unidos, no fue de inmediato con la venta de pasteles, Marilyn, desde que estaba en Guatemala, su gusto por la repostería inició desde que estudiaba el ciclo básico en un centro educativo experimental.

“Allí aprendí lo básico, como hacer un pastel de vainilla, de chocolate, 3 leches y así fue como aprendí a prepararlos”, dijo.

KAIRO’S CAKE & BAKERY TENDRÁ UN LUGAR PARA SUS CLIENTES

La emprendedora relató que siempre ha sido un sueño tener una pastelería ya sea en Estados Unidos o en Guatemala y después de años de lucha el proyecto de tener un local en donde preparar y venderlos se ha concretado, ya que en las próximas semanas se dará apertura a Kairo’s Cake & Bakery.

“Yo solo puedo decir que es gracias a Dios porque, aunque con anterioridad se cerraron algunas puertas y ahora sí tenemos todo para que en un mes o mes y medio podamos abrir el local. Mi mamá y mi esposo me han echado el hombro en este proyecto y decidimos ponerle al negocio Kairo’s que significa tiempo de Dios”, añadió.

A decir de la connacional, su principal inspiración para salir adelante es su familia y también le inspira que el cliente quede satisfecho con el producto y que le agrade el sabor del pastel que prepara. Agregó que en ocasiones se siente cansada, pero le motiva a seguir cada sueño que se propone.

Desde el pastel de tres leches al pastel dominicano, con decoraciones especiales, Marilyn prepara hasta 30 pasteles durante el fin de semana y entre semana un promedio de 2 pasteles diarios, quienes la contactan a través de referencias o redes sociales en su página de Facebook.

EL TOQUE CHAPÍN

Marilyn comentó que además de los pasteles, también prepara galletas decoradas, chocolates, cupcakes, tendrá a la venta antojitos chapines como tamales, paches, tacos, dobladas de pollo, enchiladas, rellenitos y pan dulce de Guatemala.

Además, Marilyn comentó que contratará a un panadero guatemalteco que dará el toque guatemalteco a los panes. Agregó que poder apoyar a otros migrantes como cuando ella llegó a Estados Unidos es una forma de compartir lo que Dios le ha dado.

“El panadero que va a trabajar conmigo es guatemalteco y nos dijo que toda su vida ha trabajado haciendo pan en Guatemala y ahora va a trabajar conmigo. Yo sé que vamos a hacer un buen equipo y vamos a trabajar duro. Nos irá bien, tanto a él como a mí”, dijo.

SOBRE GUATEMALA

Marilyn dijo que al pensar en Guatemala le invade un sentimiento de nostalgia porque aquí está su familia, pero confía en que un día pueda abrazarlos de nuevo. Sin embargo, por ahora la jalapaneca continúa trabajando para seguir cumpliendo con sus sueños.

“Siempre he dicho que los sueños mueren cuando el soñador muere, de lo contrario tenemos que seguir luchando y si estamos tomados de la mano de Dios no será más fácil, pero será mucho mejor”, dijo.