Izabel Acevedo, una guatemalteca que decidió luchar por su pasión; el cine

Por Margarita Girón
[email protected]

Aunque se encuentren lejos de Guatemala, muchos connacionales continúan aportando al país desde distintos espacios, en el arte, la cinematografía, como empresarios, como gestores culturales o líderes comunitarios se han abierto espacios en Estados Unidos y otras partes del mundo gracias a sus súper migrantes.

Izabel Acevedo, cineasta guatemalteca residente en Nueva York, Estados Unidos, compartió con La Hora Voz del Migrante, detalles sobre su carrera y cómo ha trabajado en la concientización de los temas relacionados con la realidad nacional pese a encontrarse fuera de Guatemala.

Acevedo relató que en Guatemala estudió Teatro en la Escuela de Teatro del país, al finalizar sus estudios la connacional decidió que su objetivo era estudiar cine; sin embargo, la posibilidad de hacerlo era limitada.

Después decidió viajar a México en donde continuó su preparación en el Centro de Capacitación Cinematográfica. Así fue como durante 14 años Izabel se especializó en ese país en donde desarrolló la mayor parte de su carrera hasta el 2013, que sus aspiraciones cambiaron.

“Luego de vivir por varios años en México, decidí viajar a Nueva York para presentar mi trabajo, en donde logré establecer alianzas en el área cinematográfica y decidí establecerme acá (Nueva York)”, dijo.

Además de encontrar oportunidades para explotar su capacidad, Izabel formó una familia con el también Cineasta Mario Rosales, con quien trabaja proyectos cinematográficos actualmente, dentro de los que destaca la serie “I am a Dreamer”, enfocada en el tema migratorio.

A decir de Izabel, al mudarse a Nueva York, buscaba entender mejor el desarrollo de una ciudad cosmopolita, así como nutrirse de la diversidad cultural que caracteriza a la ciudad estadounidense.

“También viajé porque buscaba dar a conocer mi trabajo y buscar apoyo para mis proyectos, un apoyo que en Guatemala no existe para el cine”, destacó la entrevistada.

Otro de los proyectos que la cineasta busca desarrollar es el de contar historias, desde el punto de vista de una hispana que rompa con los estereotipos tradicionales del cine estadounidense.

“Durante el tiempo que me preparé en México y Guatemala logré construir un estilo muy propio y me gustaría aplicarlo en historias pero contadas desde acá, historias de migrantes, de latinoamericanos y mujeres latinoamericanas, incluso contar mi propia historia. Yo soy madre y combinar aspectos laborales, con una familia, hijos resulta complicado porque estando en un país ajeno estas alejada de todos los apoyos fundamentales que tienes en tu país”, enfatizó.

PRODUCCIONES CINEMATOGRÁFICAS INVOLUCRAN A GUATEMALA

Además de trabajar en la producción de la serie I am a Dreamer, producir el documental El Buen Cristiano, que aborda el tema de la sentencia por Genocidio en Guatemala, Izabel dio detalles de una producción que será filmada en el país.

“Actualmente estoy trabajando en una película que será filmada en Guatemala, es una cooperación entre productoras de Guatemala, México, España y posiblemente Brasil”, explicó la entrevistada.

“El intermediario”, como se titula el proyecto en el que actualmente trabaja la connacional, relatará una historia recreada en una finca de café en Guatemala, en la que participarán actores de origen guatemalteco.

Asimismo, agregó que dentro de las ventajas que ha encontrado fuera del país, es encontrar enlaces que puedan sumarse a los proyectos impulsados por latinos y trabajar en conjunto para abordar temas como la migración derivada del conflicto armado en Guatemala.

A decir de Acevedo, es importante abrir puertas tanto en Guatemala y México, así como en Estados Unidos para crear oportunidades a través de más personas interesadas en los mismos temas, “esas opciones multiplican las posibilidades de contar historias”, puntualizó la cineasta.

SUS PROYECTOS

Dentro de los trabajos producidos por Acevedo, existe un proyecto que a decir de la cineasta tiene un mayor significado sin restar importancia a las otras producciones, uno de ellos es su proyecto de Tesis hecho en México; un cortometraje de ficción titulado “Para armar un helicóptero”, con el que participó en el Festival de Cannes en el año 2013.

“Ese proyecto fue enviado por la Escuela de Cine a muchos festivales internacionales y le fue muy bien. Eso fue muy importante para mi carrera, porque este trabajo ganó un premio en el festival Clermont-Ferrand International Short Film Fest, considerado como uno de los eventos más importantes del mundo en el que participaron cerca de 5 mil proyectos de todo el mundo y el mío ganó el premio principal”, puntualizó Acevedo.

El Buen Cristiano, es otra de las producciones destacadas de la cineasta guatemalteca, en el documental, se aborda el tema del Genocidio y a decir de la cineasta, aporta elementos para entender aspecto de la guerra que el país padeció durante 36 años.

SU PARTICIPACIÓN EN EL COLECTIVO FLORECERÁS GUATEMALA

Además de su faceta como cineasta, Acevedo es parte del Colectivo Florecerás Guatemala, integrada por una comunidad de guatemaltecos que residen en Nueva York y que constantemente participan de forma activa en temas que fomentan la memoria histórica y realidad nacional, pese a no residir en el país.

“El Colectivo es una forma de mantener viva la cultura de Guatemala para quienes estamos fuera, otros países si cuentan con gestores culturales pero nosotros no y de cierta forma nosotros a través de Florecerás Guatemala, auto gestionamos no solo la cultura, sino la realidad nacional”, enfatizó la entrevistada.

Además, agregó que una forma de incidir desde Estados Unidos en temas que atañen a la realidad guatemalteca ha sido a través de comunicados y videos que evidencian su postura ante las situaciones que afectan al país.

“También, nos hemos convertido en una red de apoyo para quien viene a Estados Unidos, pues cuando connacionales vienen, nos unimos para facilitarles su estancia y abrimos espacios en donde sus voces puedan ser escuchadas”, destacó.

PODRÍA VOLVER A GUATEMALA

Dentro de las opciones que ha considerado la cineasta, al estar por un tiempo tan prolongado fuera del país, es volver a vivir en Guatemala. Aunque a decir de la entrevistada, las condiciones de vida actualmente no son favorables, es una opción que no descarta para el futuro.

Uno de los proyectos a futuro, que Acevedo sueña poder realizar en Guatemala es un proyecto de enseñanza de cine en Guatemala dirigido a mujeres muy diversas, “me gustaría formar a mujeres cineastas en mi país es algo que considero que puedo hacer a mediano plazo”, destacó.

Agregó que planea realizar más producciones en Guatemala, pues de acuerdo con Acevedo, aún hay diversidad de temas en el país que ameritan ser abordados.

La cineasta destacó que uno de los pensamientos que vienen a su mente cuando piensa en Guatemala es su geografía, “pienso en los volcanes y la riqueza natural de mi país y al mismo tiempo en la problemática que afecta a su pueblo”, dijo.

Acevedo dijo que Guatemala es un país con mucho potencial, pero también le produce mucha angustia pensar en su familia y las condiciones en las que viven muchos guatemaltecos, “mi familia vive allá y uno no puede dejar de ver las noticias y estar calculando qué tan serias están las cosas en Guatemala”, puntualizó.

Izabel finalmente refirió que para ella, una Guatemala ideal se traduce en un país estable, que tenga políticas más amables para sus ciudadanos. “Si Guatemala estuviera decentemente administrado, sería un país apto para ser una potencia cultural y un país hermoso para vivir”, añadió.