Inseguridad y desempleo factores que obligan emigrar

José Antonio Guardado

[email protected]

Soy José Antonio Guardado Martínez, nací el 17 de enero de 1959, originario de la República de El Salvador, de padres campesinos. Licenciado en Administración de Empresas y Teología Evangélica, interesado en el tema de Migrantes y Refugiados.

post author
Migrantes esperan en el punto de ingreso entre Matamoros, México, y Brownsville, Texas. FOTO LA HORA/FERNANDO LLANO/AP

Por Lic. José Antonio Guardado Martínez
[email protected]

Sigo insistiendo que la inseguridad continúa al galope en el área centroamericana dando siempre su banderillazo de salida desde El Salvador, recorriendo todo Honduras y llegando a Nicaragua; para luego alzar vuelo y aterrizar en suelo maya o sea Guatemala.

Notorias han sido las caravanas que dieron inicio desde Honduras, El Salvador; uniéndose calladamente Nicaragua y Guatemala. Pero sin encontrar eco favorable en los gobernantes de los países que voy mencionando. Pandillas, narcotráfico y corrupción golpean a Centroamérica y siguen  afectando siempre a las clases desposeídas. Hace un par de días me senté a meditar y ver el horizonte y no es que descubrí algo nuevo pero vuelvo a decir: “Y vuelve la burra al trigo”; que la inseguridad y el desempleo son factores que obligan a emigrar. ¿Por qué?

Analicemos la tasa de desempleo en el área Centroamericana: HONDURAS registra en el primer trimestre de 2019 una tasa de desempleo del 11.3% según encuestas. COSTA RICA no le dice quita de hay, porque el desempleo es también del 11.3% en el primer trimestre de 2019. NICARAGUA no se queda atrás, ya que la tasa de desempleo abierta se estima que aumentó del 5.5% en 2018 a un rango de entre 7.5% al 8.5% en 2019, es decir, de entre 2 y 3 puntos porcentuales, esto es equivalente a un rango de 66 mil a 98 mil nuevos desempleos, con lo que el saldo de desempleo terminará entre 244 y 276 mil nuevos desempleados.

Pero ¿cuál es la principal causa en este país? Es la delincuencia e inseguridad Sociopolítica que está cada día dejando miles en el desempleo. Y EL SALVADOR, según estudios realizados por la Fundación para la Educación Superior, a finales de 2018, la tasa de desempleo a nivel nacional es del 7%, aunque al 3 de julio de 2019 el desempleo bajó al 6.3%. Pero más hoy con el cierre de fuentes de empleo recientes, difícilmente bajarán esos indicadores, si el mismo gobierno es el causante de dicho incremento. Analizando dos países más que al parecer mantienen economías más estables, pero que los porcentajes de desempleo hablan por si solos. PANAMÁ a la fecha presenta una tasa de desempleo del 6.0% a pesar que es un país con alto flujo comercial. Y desde luego GUATEMALA sale presentando a diciembre de 2018 un 2.8% de desempleo en su Población Económicamente Activa (PEA) superior al 2.7%, pero con mayor incidencia dentro del área metropolitana del país.

Entonces dónde están o se encuentran las políticas gubernamentales de todos éstos países que ayuden a frenar el incremento en estás tasas de desempleo. Y es preocupante que la región según consolidados presente un 7.8% de desempleo. Dato nada agradable. Señores de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ¿qué hacen ustedes para exigir regular este porcentaje? Pero aún así sostengo que la inseguridad y el desempleo son dos factores causantes que obligan emigrar.