SE ENCUENTRA DETENIDA

Hermana acompañaba a joven fallecido en EE. UU.

La estación de la Patrulla Fronteriza en Weslaco, Texas. Foto La Hora/AP

Por Grecia Ortíz
[email protected]

Carlos Gregorio Hernández de 16 años “Goyito”, murió recientemente luego de presentar síntomas de influenza mientras se encontraba detenido en la Frontera Sur de EE.UU. y de acuerdo a su padre, Bartolomé Hernández, además de la pérdida de su hijo, ahora su preocupación es porque tampoco saben en qué condiciones se encuentra una de sus hijas que viajaba con Carlos y que fue detenida por agentes de la Patrulla Fronteriza.

Cuando Goyito y su hermana Yolanda, salieron de la aldea de San José el Rodeo en Cubulco Baja Verapaz, su familia jamás imagino que el sueño de superarse terminaría en una terrible tragedia, que se añade a la de otras cinco muertes de menores de edad registradas desde diciembre del año pasado a la fecha.

Bartolomé, padre del joven relató a La Hora Voz del Migrante con profunda tristeza que no esperaban que una tragedia como está llegará a su familia, “nunca nos había pasado algo así, nos la puso difícil la vida estos días, no tengo idea del porque nos pasó esto”.

En principio, comentó que se sentían contentos porque habían recibido información que el viaje había sido sencillo sin ninguna complicación.

La idea comentó que era que Goyito y su hermana llegaran a la casa de su hermano César Hernández en Nueva Jersey, para apoyar a la familia a salir adelante, pues viven en una situación complicada.

“Esto es una carga demasiado pesada… lo que no soporto. Esto es muy triste a mí me avisaron ayer como a las 9 de lo que paso y fue mi hermano el que me dijo, pero no sé bien, pero estoy preocupado con mis hijos, porque fueron dos familias las que se me fueron y la que pena que tengo ahora es mi otra hija, eso me pone mal”, explicó.

JOVEN MIGRANTE NO IBA SOLO

Goyito migró y no lo hizo solo, pues iba junto a su hermana Yolanda Elizabeth Hernández de 20 años que también fue detenida por autoridades de la Patrulla Fronteriza.

De su hija, lo único que Bartolomé sabe es que está recibiendo apoyo de un abogado en temas de inmigración, sin embargo, ahora lo que le preocupa es que esté pasando estos momentos sola y sin su familia.

Además, afirmó que su hijo no se encontraba enfermó cuando migró, por lo que desconoce qué situación lo llevaron a enfermar de Influenza.

La tranquilidad para Bartolomé se esfumo ahora que su hijo murió, desde que supo de su muerte, la tristeza invade a la familia y no sabe qué ocurrirá a su retorno.

¿DESEA APOYAR?

La familia del joven, atraviesa momentos difíciles por lo que toda ayuda es bienvenida, según el entrevistado. Si usted desea apoyarlo puede comunicarse con Bartolomé Hernández al teléfono (+502) 3073-2516, para consultar cómo puede hacer llegar su aporte.