ABRIENDO Y MARCANDO EL CAMINO DE HOLLYWOOD

El guatemalteco Luis Juárez triunfa y destaca entre la comunidad migrante

Por Grecia Ortíz
[email protected]

Luis Eduardo Juárez llegó a Estados Unidos en 2001. En Guatemala se dedicaba a la música y perteneció a varias bandas locales, pero con el paso del tiempo se percató que necesitaba darle un giro diferente a su vida, por lo que decidió migrar para cumplir sus sueños en la actuación y en la dirección de películas.

Llegar a otro país para Juárez significó empezar desde cero, porque llegó sin saber hablar inglés y su primer reto consistió en entrar a una escuela de adultos para aprender a hablar inglés.

“Fue duro, porque también uno se acostumbra al tipo de trabajo en Guatemala. Yo era músico y llegué a este país –Estados Unidos- a trabajar otras cosas, mientras estudiaba en las noches inglés. Después estuve estudiando diseño gráfico en la universidad y decidí terminar mis estudios acá”, dijo.

Comparado con Guatemala, el connacional señala que vivir en ese país es estar en otro mundo, y aunque el panorama no era como el que creía logró graduarse de diseño gráfico y multimedia con lo que ya pudo abrir una empresa pequeña.

El experimentar también lo llevo a trabajar como extra en películas durante 2004 y 2006 y fue donde pudo conocer a actores reconocidos del mundo del espectáculo y ahí fue donde aprendió como se hacía una película.

Trabajó en películas con actores de la talla de Tom Cruise, Will Smith, y también con Angeline Jolie y Brad Pitt en Mr. and Mrs. Smith, “conocí a grandes del cine, no solo actores sino directores también”.

“Tuve la oportunidad de hacer pequeños papeles y en dos de ellos tuve una línea y ya contaba como actuación. Pero en 2006 miro mi cara en un cine en una pantalla junto a un actor famoso y es donde decido ponerle fin a eso y empezar a realmente estudiar lo que era cine, y estudié cinematografía y dirección o sea son bastantes las ramas en las que me metí y en 2008 ya salgo graduado de la academia de cine de New York Academy”, enfatizó.

Juárez ha logrado con los años cubrir todos los aspectos del film making, que incluye varias áreas. Fue a finales de 2009 que principio con un festival único en su categoría, porque buscaba que las personas utilizaran sus smartphones para que hicieran arte audiovisual.

Tras esa iniciativa, el entrevistado señala que se han grabado varias películas de la misma manera, y para este año, entre octubre y noviembre, también espera presentar un proyecto muy importante en el que ha estado trabajando y que será innovador.

Al respecto de su paso por Hollywood, Juárez aseguró que es muy complicado abrirse espacios, puesto que es difícil ingresar a los sindicatos de actuación.

El guatemalteco con el tiempo ha trabajado en el mundo del cine independiente. También tiene previsto participar en un proyecto de migrantes que espera empezar a trabajar próximamente.

En este campo, Juárez destaca que es importante que quien se aventure se dedique y no se rinda porque es difícil triunfar, y más aún cuando se sabe que el campo para personas de otros países y más en el caso de latinos es limitado aunque no imposible.

“Hollywood no es un lugar para latinos, como actores no significa que no haya espacio, en la industria los latinos somos un 2 por ciento. Lo bonito de todo esto en que en los últimos dos años en los Oscars han ganado latinos”, anotó.

Al igual que el resto de migrantes que han opinado de la importancia del idioma inglés, Juárez afirma que su aprendizaje es la clave del éxito y es lo principal para comunicarse, y aunque no se tiene aprender del todo, si es necesario entenderlo y saber lo básico.

La mayoría de personas con las que se trabaja, la mitad por lo menos debe hacerlo y en mi caso uno como director debe movilizar gente y eso se tiene que hacer en ese idioma.

Juárez también cree que los últimos tiempos han representado todo un reto para migrantes, porque existe mucho temor ante las medidas que ha anunciado Donald Trump.

“Es un cambio feo, pero yo tengo fe que eso solo durará estos cuatro años, esta es una gran lección hasta para los gringos que no necesitamos un Presidente así, porque en lugar de ser una evolución es un retroceso y es en todo el sentido de la palabra”, aseveró.

De la celebración del Día del Padre, aseguró que recibe festejos de parte de su familia, sin que exista mucha diferencia de lo que se hace en Guatemala, aunque en Estados Unidos se hace el tercer domingo de junio y en Guatemala es el 17.

“Vamos a algún lugar, aunque la playa es mi lugar favorito para celebrar y es lo que me gusta y el deporte que me gusta es el surfing”, señaló.

Finalmente Juárez enfatizó que siempre ha creído en que todo pasa con el favor de Dios y que tiene mucho que ver con la actitud en que se afronte alguna situación, “uno llama la energía y con qué positivismo uno va”.

“Fue duro, porque también uno se acostumbra al tipo de trabajo en Guatemala. Yo era músico y llegué a este país –Estados Unidos- a trabajar otras cosas, mientras estudiaba en las noches inglés. Después estuve estudiando diseño gráfico en la universidad y decidí terminar mis estudios acá”.

“Tuve la oportunidad de hacer pequeños papeles y en dos de ellos tuve una línea y ya contaba como actuación. Pero en 2006 miro mi cara en un cine en una pantalla junto a un actor famoso y es donde decido ponerle fin a eso y empezar a realmente estudiar lo que era cine, y estudié cinematografía y dirección o sea son bastantes las ramas en las que me metí y en 2008 ya salgo graduado de la academia de cine de New York Academy”.
LUIS EDUARDO JUÁREZ