Guatemalteco impulsa proyecto sobre nomenclatura en calles del país

Luego de dejar Guatemala, el connacional Juan Carlos Pocasangre, residente en Nueva York, ha participado en diferentes proyectos enfocados en las comunidades del país y uno de ellos lo presentó hace varios años y es sobre las nomenclaturas de autopistas y carreteras, como una manera de apoyar al turismo.

Por Grecia Ortíz
[email protected]

“Cuando fui hace varios años y que ya estaba estudiando de la universidad, me di cuenta que las carreteras están malas y no hay señales como lo que tenemos aquí en EE.UU., porque usamos el plano cartesiano y nos movemos así para saber que vamos en la dirección adecuada”, dijo.

A decir del entrevistado, lo que ocurre es que muchos de los turistas no saben en dónde encontrar algunas direcciones, por eso cree que incluir datos más específicos ayudaría al turismo.

“Al menos así los turistas harían sus mapas y tendrían más seguridad y ver a donde tenían que haber ido. Segundo proyectar bien la logística”, refirió.

Pocasangre, contó que ya le ha presentado el proyecto a algunas autoridades, sin embargo, la propuesta no ha avanzado “no se dan cuenta del beneficio que tendría, aquí lo fácil de ubicarse es que uno sabe que ruta hay”.

¿EN QUÉ CONSISTE EL PROYECTO DEL GUATEMALTECO?

Su iniciativa tiene como nombre “Guatemala GPS, Sistema de Navegación Terrestre SINTE-Gua”, mismo que contendría el nombre de autopistas y carreteras, entre nombres y numeraciones.
Es decir que se genere una base de datos que incluya distancias, clase de carretera, puntos estratégicos de importancia turística, ecológica, comercial, pero que utilice especialmente los 4 puntos cardinales NORTE, SUR, ESTE y OESTE.

Luego de numerar las carreteras, el guatemalteco sugiere que se lo ideal sería colocar señales con rótulos en puntos estratégicos.

Para generar otro tipo de beneficios, también destaca que sería positivo que se pudiera incluir en los espacios de anuncios lugares en donde empresas puedan colocar publicidad y así sostener el proyecto financieramente.

“Con una base de datos a los turistas se les indicara su ruta y con señales que les mantuviera en su curso de navegación por todas las carreteras sería para ellos como viajar en USA o en algunos países europeos”, refirió.