Frente a escalada, migrantes recuerdan a Fauci y piden seguir recomendaciones

Por Grecia Ortíz
[email protected]

Guatemala alcanzó en los dos últimos días los números más altos de casos de coronavirus COVID-19 diarios desde que se registró el primero hace más de tres meses y ahora, temiendo que se presenten escenarios todavía más complejos, migrantes guatemaltecos residentes en Estados Unidos, país que ha reportado las cifras más altas a nivel mundial, destacaron la necesidad de que las personas se unan y tomen responsabilidad a fin de prevenir nuevos contagios.

En ese orden, Juan Carlos Pocasangre residente de Nueva York, remarcó las palabras del epidemiólogo estadounidense Anthony Fauci, quien mencionó que existe cierta tendencia anticientífica en EE. UU., que no debe ser un ejemplo para Guatemala, porque confiarse llevará al país a niveles todavía más críticos.

En los últimos dos días los casos de acuerdo a fuentes oficiales, han sido de 617 personas positivas detectadas el jueves, mientras que este viernes se registraron 641 contagios, las pruebas en ambos días han oscilado entre 1 mil 547 y 1 mil 407 respectivamente, es decir, que el nivel de positividad en ambos días se ha mantenido en números altos.

LEA: ESCALADA SIGUE: 641 CASOS Y 34 FALLECIDOS A CAUSA DEL COVID-19

Y es precisamente lo anterior lo que despierta la preocupación de connacionales que creen que el panorama se puede complicar todavía más y por eso llaman a no bajar la guardia y tampoco a subestimar al virus, sobre todo poniendo como ejemplo lo que ha ocurrido en otros países.

REYES: NO ESTÁN SIGUIENDO LAS NORMAS BÁSICAS

Para Eddie Reyes, residente en Arizona, la situación es delicada porque los casos siguen en incremento y hay personas no están siguiendo las normas básicas, uso de mascarillas, distanciamiento social y el lavado de manos.

“La gente no ha entendido desgraciadamente que este es un virus que es diez veces peor que una gripe que se curaba con una sopa de pollo, la gente no ha terminado de entender eso, entiendo la necesidad, se debe comparar a qué pasaría si caigo en una cama”, mencionó.

Reyes explica que es necesario que los guatemaltecos entiendan que la normalidad que existía ya no está presente, porque ahora para prevenir se deben cambiar hábitos.

ERRORES VAN A REPERCUTIR EN EL RESTO DE LA POBLACIÓN

Consciente de que los momentos peligrosos se acercan, Reyes le pide a quienes pueden quedarse y trabajar desde casa que lo hagan y así evitar contagiarse, no siguiendo actitudes de algunas personas que manifiestan sin tener conocimiento de la enfermedad, haciendo referencia a la protesta del jueves contra las medidas de restricción.

“Los errores que cometan van a repercutir en el resto de la población que no tiene los recursos para ir a un médico, porque desafortunadamente en el Hospital General en el Roosevelt en el Parque de la Industria no se está resolviendo nada”, dijo.

Al entrevistado le preocupa lo que ocurra en Guatemala, porque su mamá piensa volver en cuanto sea posible y el riesgo que correría sería alto, “hay que pensar en el que no tiene recursos y los adultos mayores, aquí hay tecnología, pero en Guatemala no”.

LEA: BRIERE Y CIEN, POR ESCALADA: UNIFICAR ESFUERZOS Y MEDIDAS SON VITALES

Otro tema que abordó es el de la irresponsabilidad de algunas personas que incitan a la población a tomar decisiones erróneas, “si en Guatemala el virus se soltará como en Nueva York, ustedes no estarían hablando de mil o 2 mil muertos”, por ello recordó que “hacer lo que da la gana”, solo perjudica a alguien más.

DEBE EVITARSE UN ESCENARIO COMO EL DE NUEVA YORK

Desde Nueva York, uno de los lugares más afectados por el virus, Juan Carlos Pocasangre, mencionó que el temor a que el virus resurja con una segunda ola es latente, además, reiteró que el problema en ese lugar fueron las reacciones tardías de autoridades, algo que dice debe evitarse que ocurra en Guatemala.

“Lo que el país tiene que hacer es no esperar que el Gobierno tenga que implementar algo, sino que los guatemaltecos deben entender que si no lo están haciendo bien, deben seguir el protocolo que es universal”, dijo.

Para sobrevivir a la pandemia dice que es necesario resistir y centrarse en la prevención, porque el sistema de salud es el más afectado y el de Guatemala no es el mejor.

Pocasangre, destacó las declaraciones del epidemiólogo Fauci sobre una tendencia anticientífica que resulte dañina, por eso dijo que se debe evitar actuar de esta manera considerando que el país está en una pandemia.

LEA: GIAMMATTEI: QUEREMOS ABRIR EL PAÍS PERO CUIDÉMONOS NOSOTROS

LA POBLACIÓN SE CONFIÓ

Finalmente, el analista en temas de salud Juan Antonio Villeda destacó que la escalada de casos tiene una lógica y por eso no culpa solamente a la población porque existe una razón de origen que tiene que ver con la comunicación política, por mensajes equívocados de parte del mismo Gobierno.

“Eso hizo que la población se confiará y empezará a relajar las medidas, por otro lado, tenemos el hecho de que en Guatemala no tuvimos un confinamiento como tal porque las empresas no dejaron de funcionar”, aseguró.

Villeda dice que también se hace necesaria una campaña de información en diferentes idiomas, aunque cree que ahora que la población ve el número de contagios y sobre todo de fallecimientos elevados hace que se asusten y se den cuenta que no es una simple gripe.

La manifestación vista esta semana a decir de Villeda, es de personas que tienen recursos económicos, pero quienes sufren las consecuencias es el pueblo y la clase trabajadora.

FAUCI HABLÓ SE SEGUIR RECOMENDACIONES

Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de la nación, dijo esta semana que se sentía frustrado por la incapacidad de EE.UU., para detener la continua propagación del coronavirus, lo que dice es en gran parte porque los estadounidenses no siguen las pautas de salud recomendadas.

“Entonces, cuando ves situaciones, cuando las personas no lo hacen, que están en multitudes y que no usan máscaras cuando están afuera, por supuesto, eso nos preocupa por el mayor riesgo de propagación de la infección”, dijo el epidemiólogo estadounidense.