COMIDA Y CONVIVENCIA

Farview y Anderson Avenue, la pequeña Guatemala en Nueva Jersey

El área es reconocida como un punto donde los chapines conviven. Foto La Hora/Joel Calán

Por Margarita Girón
[email protected]

Se estima que de los casi 3 millones de guatemaltecos que residen en Estados Unidos, 60 mil 753 viven en Nueva Jersey, según datos de Cancillería y aunque los chapines se enfrentan a rutinas y culturas diferentes a la que acostumbran en Guatemala, en Farview y Anderson Avenue, existen diversos comercios que van desde restaurantes, panaderías, ventas de ropa y agencias bancarias que hacen sentir a los chapines al menos durante su estancia, “como en casa”.

Según la alianza de justicia para inmigrantes de New Jersey (NJAIJ, los migrantes hacen contribuciones importantes a ese estado, incluyendo un estimado de $476 millones de impuestos estatales y locales por año y los migrantes guatemaltecos no son la excepción, ya que chapines emprendedores que han migrado desde San Martín Jilotepeque, Tecpán, Chimaltenango y Pachalúm, Quiché han logrado salir adelante a través de los comercios instalados en la localidad.

Los comercios también permiten percibir el toque guatemalteco en el área. Foto La Hora/Joel Calán

NO TODO ES TRABAJO

Pese a las extensas jornadas de trabajo, los chapines también han encontrado un espacio para compartir parte de la cultura guatemalteca, por ejemplo, Joel Calán, un guatemalteco residente en Nueva Jersey, describió a Farview y Anderson Avenue como un lugar en donde además de poder conversar en los idiomas guatemaltecos como el quiché y el kaqchikel, pueden mantener vivas sus raíces, además asistir a las actividades religiosas durante los fines de semana. Esa área también es conocida popularmente como “San Martín”.

“Uno se siente en su país en ese lugar, recorre los lugares y se encuentra con amigos y conocidos con quienes hablamos en kaqchikel y por momentos nos sentimos como en Guatemala porque allí se mantiene mucho de nuestra cultura e incluso vienen de otros estados porque saben que es como una mini Guatemala”, indicó Calán en una entrevista publicada recientemente por La Hora Voz del Migrante.

Los connacionales pueden encontrar los platillos tradicionales de Guatemala. Foto La Hora/Joel Calán

CONSERVAN SU DEVOCIÓN

Además de compartir en los comercios, cada domingo los chapines se reúnen en la Iglesia San Juan Bautista en donde participan de la homilía, tal y como lo hacían en Guatemala.

Ramiro Saravia, representante de la Iglesia San Juan Bautista, dijo a La Hora Voz del Migrante que a la parroquia ubicada en el 239 de Farview y Anderson Avenue, asisten muchos guatemaltecos los domingos y durante la semana para participar en la santa misa.

La iglesia es otro punto de reunión de los guatemaltecos. Foto La Hora/Joel Calán

Asimismo, indicó que las misas son en español y durante todos los días de la semana realizan una homilía a las 19 horas, así como la tradicional ceremonia eucarística los domingos a las 8 y 13 horas (hora local).

“También celebramos la Santa Misa en honor a nuestro Señor de Esquipulas en enero”, agregó Saravia, quien también es guatemalteco.

Dentro de los puntos más reconocidos de Farview y Anderson Avenue se encuentra un lugar conocido como “La Parada”, un espacio en donde los migrantes esperan cada mañana la llegada de una oportunidad laboral.

Restaurante Ixmukané, es otro de los lugares que los chapines no dejan de visitar en Farview y Anderson Avenue, en donde los visitantes pueden compartir desde churrascos, caldo de gallina, mojarras fritas, pollo frito, hasta quesadilla de arroz y café guatemalteco, además del tradicional chocolate, que junto a otros platillos forman el menú que los guatemaltecos pueden degustar durante su visita en Nueva Jersey.

Según comentó Calán, muchos guatemaltecos viajan desde otros estados para poder adquirir los productos que ofrecen los comercios de la calle Farview, incluso comentó que muchos le llaman “la pequeña Guatemala”, por la variedad y ambiente que se vive entre los chapines que frecuentan el lugar.

Nueva Jersey tiene una importante presencia de guatemaltecos. Foto La Hora/Joel Calán