A TRAVÉS DE MUESTRAS DE ADN

Familiares de migrantes guatemaltecos desaparecidos, podrían identificarlos

Por Margarita Girón
[email protected]

Por segunda ocasión, representantes de Colibrí Center, visitaron el país como parte del Programa de ADN, un proyecto que tiene como finalidad ayudar a identificar a las personas que han perdido la vida intentando cruzar la frontera en Arizona. En esta ocasión, con el apoyo de la Procuraduría de los Derechos Humanos llegaron a Huehuetenango, Totonicapán, San Marcos, Sololá y la Ciudad Capital.

FOTO LA HORA/PDH

Según explicó, Mirza Monterroso, directora de Colibrí Center, durante esta jornada, esperan recopilar en Guatemala, al menos 42 muestras de ADN de familiares cercanos de migrantes que perdieron la vida durante su ruta migratoria en áreas circundantes al Condado de Pima en Tucson, Arizona.

De acuerdo con Monterroso, la jornada inició el 26 de julio y finaliza durante los primeros días de agosto en donde esperan tomar muestras de ADN de familiares cercanos de personas que desaparecieron cruzando la frontera previamente contactados y también de personas que tengan algún caso y quieran dar su muestra para realizar la comparación.

Según explicó la directora de Colibrí Center, la muestra se realiza a hermanos, hijos o padres de las personas desaparecidas para optimizar los resultados de la comparación.

“Venimos a Guatemala porque el clima político de los Estados Unidos está muy difícil y los familiares tienen miedo de acercarse y aunque hicieron su reporte de familiar desaparecido previamente, cuando los llamamos están un poco desconfiados debido a su estatus legal”, acotó Monterroso.

Además, indicó que al venir a Guatemala las posibilidades de identificar a las personas aumenta, debido a que en el país hay más familia de las personas desaparecidas y no existe preocupación de facilitar una muestra. Monterroso indicó que de las 42 muestras de ADN tomadas en el país durante el 2018, ocho fueron positivas.

Sobre las expectativas para este año, Monterroso indicó que esperan recolectar muestras de al menos 50 familias, “es una muy buena oportunidad para que las familias puedan encontrar a sus familiares fallecidos, porque el desierto se encarga de eliminar cualquier evidencia de quién pudo haber sido esta persona y es a través del ADN que se puede confirmar”, acotó la entrevistada.

Monterroso explicó que la toma de muestras de ADN no tiene ningún costo y es confidencial para resguardar la seguridad de las familias.

PDH APOYÓ INICIATIVA

Eduardo Woltke, Defensor de las Personas Migrantes, de la PDH, explicó que desde el 2018 la PDH colaboró abriendo espacio en las auxiliaturas departamentales de la Procuraduría para la toma de muestras. Asimismo, indicó que en esta ocasión Colibrí Center atenderá no solo a las personas citadas, sino además vienen preparados para tomar muestras a más personas que tengan información sobre la posibilidad de que su familiar falleció en el área de Arizona o incluso en Texas.

“Nosotros apoyamos, el año anterior y por el éxito que tienen al hacer las tomas de muestras y poderlas trasladar ellos hasta el laboratorio que puede hacer las comparaciones, esta vez nos pidieron colaboración para estar en las distintas sedes de la PDH en donde acudirán las personas citadas previamente por la Asociación”, dijo Woltke.

CÓMO FUNCIONA

Según explicó Monterroso, como parte del proceso del examen forense, el médico del Condado de Pima en Tucson, Arizona toma una muestra de ADN para cada persona no identificada que llega a las instalaciones y posteriormente esas muestras son enviadas a un laboratorio privado donde, a lo largo de los años, se ha creado una base de datos genética con más de mil 200 casos de personas no identificadas.

Para lograr la identificación de estas personas, Colibrí Viaja a diferentes países para tomar muestras de ADN de familias que quieren comparar su ADN con el de las personas no identificadas que fallecieron en el estado de Arizona.

“Mandamos las muestras al mismo laboratorio con la esperanza de producir coincidencias entre los no identificados y las familias, coincidencias que el médico forense luego confirma”, dijo Monterroso, quien indicó que a través del programa se ha logrado la identificación de 47 personas.

“Desde que empezamos este programa en 2016, hemos mostrado a más de 600 familiares buscando a seres queridos desaparecidos y hemos facilitado 47 identificaciones positivas. Estamos continuamente expandiendo nuestros servicios que ofrecemos a las familias”, añadió.

¿Cómo facilitar una muestra?

Si desea más información sobre el programa o está interesado en dar su muestra de ADN, puede comunicarse al número +1 520-724-8644 en las oficinas centrales de Colibrí Center o a través de su sitio web http://www.colibricenter.org

Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), durante el 2019, 221 migrantes han fallecido entre la zona fronteriza de México y Estados Unidos, de los cuales 139 son hombres, 28 son mujeres, 13 menores de edad y 41 personas sin identificar.
Según datos de la Cancillería, durante el 2019, 12 guatemaltecos han sido reportados como desaparecidos en Estados Unidos, mientras que la cifra de connacionales desaparecidos en México es de 16.

Se consultó vía WhatsApp al Consejo Nacional de Atención al Migrante (Conamigua) si cuentan en dicha institución con un registro de guatemaltecos migrantes desaparecidos; sin embargo, al momento de publicación de esta nota no hubo respuesta.