En Webinar se recuerda que esto es cosa de todos y la asesoría gratuita para migrantes

POR REDACCIÓN LA HORA
[email protected]

Recientemente La Hora y La Hora Voz del Migrante realizaron el webinar “COVID-19: Migrantes lo que debes saber”, en el cual cuatro panelistas pusieron a disposición información, sus experiencias sobre el COVID-19, mensajes, así como consejos para los connacionales y guatemaltecos en general respecto a la pandemia. Aquí los puntos más importantes de la conversación.

ASTURIAS: QUÉ PUEDO HACER YO CONTRA EL COVID-19

La primera intervención fue la del doctor Edwin Asturias, director de la Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia COVID-19, quien recordó que la pandemia ha puesto bajo estrés a los sistemas de salud del mundo, así como el confinamiento que Guatemala impulsó al principio ayudó a retrasar la curva de contagios que actualmente se sufre, la cual era inevitable, añadió.

Mencionó que el sistema de salud de Guatemala es uno de los más precarios, olvidados del continente, y que ha sido corrompido, “nos ha dañado” incluso en la actitud de cómo se enfrenta una crisis como la del COVID-19, explicó.

“El guatemalteco tradicionalmente es una persona que ha vivido la adversidad a través de décadas y cuando han venido crisis fuertes como cuando fue el terremoto, el cólera o el zika, hemos de alguna manera salido de esto, pero a veces nos tarda enfrentar esa unión”, destacó.

En ese sentido, recalcó que este momento es muy crítico, que cada contagio provocado al salir es un caso más que el sistema de salud debe atender, siendo además, la posibilidad de una muerte, incluso de alguien cercano.

“Podemos salir de esto, pero necesita de ese trabajo conjunto, necesita el no ver necesariamente todos los errores que se han cometido y llorar sobre ellos, pero ¿qué vamos a hacer para que esto salga?”, indicó.

“La pregunta que debemos empezar a hacer cada uno de nosotros en este momento es ¿qué estoy haciendo yo para ayudar a contener esta epidemia? Y si mi respuesta es que no estoy haciendo nada pues lavase las manos y póngase a trabajar porque hay mucho que hacer”, refiriéndose además a la solidaridad y no salir si no hay necesidad apoyando a quienes están luchando contra el COVID-19, puntualizó.

DR. CAMACHO RESALTA CÓMO EL MIEDO INFLUYO EN ATENCIÓN A LATINOS

Mientras que el médico cirujano guatemalteco, Diego Camacho, quien reside en Nueva York, Estados Unidos una de las ciudades más golpeadas por el coronavirus, relató su experiencia vivida durante la emergencia en el Bronx donde se ubica el área para la cual labora.

Además de mencionar las cifras de contagios y muertes, así como la cronología de cómo se propagó el virus en esa ciudad, hizo énfasis en como la mortalidad primero afecto en mayor medida a los afroamericanos y luego a los hispanos.

“La gente vive en un hacinamiento”, resaltó sobre los motivos que podrían haber influido en la transmisión del virus entre la comunidad, así como la sobrepoblación en el transporte público y el miedo de los latinos de buscar atención médica, “cuando llegaban a los hospitales desafortunadamente ya era muy tarde”. Sin embargo, mencionó que los hospitales se habían unido para atender a todos por igual.

Luego se enfocó en la situación actual de la pandemia, el aplanamiento de curvas en algunos estados, incluyendo Nueva York, aunque otros han mostrado un crecimiento en sus picos durante los últimos 15 días.

Sobre las acciones para hacer frente a la pandemia, mencionó el cierre del estado, el confinamiento, los efectos económicos, sociales, pero también médicos, por la suspensión de todos los procedimientos electivos. La preparación de casas de campaña, apertura de camas para pacientes críticos, cuidados intensivos, hospitales temporales, realización de pruebas masivas, entre otros.

Tras detallar los pasos y las acciones realizadas en esa ciudad para atender la emergencia, también comentó sobre las fases de reapertura, las cuales aún mantienen restricciones para no incrementar el número de casos.

Por último, llamó la atención de tener cuidado de la mal información y ejemplificó de personas que incluso dan seminarios y no han tratado a pacientes con COVID-19.

“Tenemos que hacer conciencia que es un virus con el que tenemos que aprender a vivir, el virus no va irse a ningún lado, todavía no tenemos ningún tratamiento que cure al virus, podemos tener tratamientos que mejoren la respuesta de las personas hacia el virus, pero en la actualidad no tenemos una cura, esperamos que venga la vacuna lo más pronto posible para que la gente pueda hacer vacuna y así disminuir el riesgo de infección”, explicó, sin dejar de mencionar las medidas de higiene y el distanciamiento social, aunado al uso de mascarilla.

“Creemos la gente joven que no nos va a pasar nada, que son inmunes a este virus y definitivamente en mi experiencia vimos gente bastante joven por 20 años, 30 años, que murieron por condición del virus sin ninguna condición médica”, puntualizó.

POCASANGRE PIDE A MIGRANTES NO DESESPERARSE

Por su parte, el licenciado guatemalteco, Juan Carlos Pocasangre, quien vive en Nueva York, se refirió a la comunidad migrante y cómo esta ha tenido que lidiar con la pandemia en esa ciudad.

Enfatizó que el virus es una “cosa seria”, explicando que hay latinos que aún no dimensionan el peligro que representa, recordando el fallecimiento de líderes migrantes e incluso un familiar, también detalló que actualmente en Nueva York es más accesible realizarse una prueba para detectar el virus.

Además, mencionó las opciones a las que pueden optar los migrantes para algún servicio consular, no de forma presencial, así como los riesgos que se corren de no cumplir con ciertas normas.

Otro de los temas que abordó es la herramienta que habilitó la Universidad de San Carlos para asistir vía WhatsApp a migrantes con un médico, resaltando en Nueva York, los connacionales sí pueden acercarse a los servicios de salud en caso de necesitarlo.

“He sabido de muchos guatemaltecos que se están desesperando y se quieren regresar a Guatemala porque no hay empleo, recuerde que si usted todavía no tiene su estatus migratorio y se regresa y se desespera, hay que pagar la renta, hay que pagar comida etc. Aguanten un poquito más y ese dinero que van a implementar para la aerolínea para irse a Guatemala, espere un poquito más, únanse con otros familiares y amigos que ya pronto está recuperándose la economía, en especial Nueva York”, alentó el migrante.

A la vez, hizo un llamado para que por primera vez desde Guatemala se apoye al migrante, ahorrando y sacando provecho de los envíos de los connacionales, debido a que aún no se sabe cuándo saldrán adelante de las dificultades que enfrentan e incrementar las remesas familiares.

GERENTE DE MERCADEO DE BANRURAL HABLA DE SERVICIO DE CONSULTAS

En ese sentido, Olga Alvarado de González, Gerente de mercadeo Banrural, también se refirió una línea telefónica gratuita de apoyo para los migrantes en los Estados Unidos que habilitó ese banco, con el fin de que puedan tener acceso a asesoría médica las 24 horas del día y los siete días de la semana en especial para quienes tengan síntomas relacionados al COVID-19.

En su intervención, destacó que para Banrural la comunidad migrante es muy importante y por eso buscaron cómo poder estar cerca de ellos y servirles.

“La intención de esta línea telefónica gratuita es precisamente permitirles el acceso a asesoría médica las 24 horas al día, los siete días de la semana a nuestros hermanos guatemaltecos en Estados Unidos”, destacó.

Mencionó que aunque el servicio es para los migrantes guatemaltecos, incluso han recibido llamadas de personas de otras nacionalidades de Centroamericana a quienes también han apoyado y que el objetito primordial es preservar la seguridad y la salud de “nuestros amigos” migrantes de forma sencilla.

Explicó que el centro de llamadas tiene capacidad para recibir hasta 24 comunicaciones de manera simultánea, quienes atienden son médicos guatemaltecos, aclaró que aunque dan orientación y atienden a personas con sintomatología de COVID-19, también dan consulta médica de cualquier tipo.

“Quiero decirles a nuestros amigos migrantes que pueden contar con nosotros en Banrural, que a pesar de la distancia ahora más que nunca estamos unidos con ustedes”, destacó. También instó a utilizar la línea y llamar al 1-800-3542980.