Elecciones Consejo Asesor Conamigua

Rodulfo Santizo

[email protected]

Guatemalteco, migrante, facilitador de procesos para fortalecer el tejido social, visor y monitor del bienestar social, multifacético, persistente, soñador por una Guatemala diferente, gestor en desarrollo.

post author
Foto La Hora Archivo /Según el IGM, esta semana ingresaron al país más de 100 unidades familiares retornadas.

Por Rodulfo Santizo
[email protected]

Recientemente la mayoría de organizaciones de migrantes en Estados Unidos reciben convocatoria a elección de sus representantes titulares y suplentes de cada jurisdicción consular, para ser tomados en cuenta como “Asesores de Conamigua”.

Aunque la actual forma de dar espacios a los migrantes como asesores, quienes por más que hagan, manifiesten y reclamen las autoridades del Gobierno de Guatemala y en este caso Conamigua, no les ponen atención, utilizándolos únicamente para justificar la supuesta participación ciudadana migrante dentro de esta ley que su objetivo de creación es atender a la diáspora en el extranjero, pero de eso no hay NADA.

Como miembros de esta importante comunidad siempre lo hemos manifestado y cuestionado las acciones de los funcionarios de turno y no claudicaremos en esa función, porque como se quiera o no, somos guatemaltecos que estamos en nuestro derecho de evaluar, monitorear y fiscalizar el funcionamiento de las instancias de gobierno que están obligadas en dar servicios a los guatemaltecos que residen en el extranjero.

Comparto la idea de que deben existir organizaciones de migrantes guatemaltecos en todas las regiones consulares para que haya un verdadero debate de la problemática migrante y que participen en este limitado espacio que establece la ley de Conamigua, pero contando con el apoyo de una institución que motive y sensibilice a la diáspora, para fortalecer el tejido social migrante; poniéndose a la par de la comunidad y no estarlos halando y presionando para que de verdad hagan algo.

En el existir de Conamigua, no se ha visto un solo esfuerzo para accionar entre los migrantes a que formen sus cuadros directivos, se inscriban en los consulados, ni mucho menos actividades de asistencia y capacitación a sus juntas directivas. Lo que se ha hecho, ha sido a iniciativas de los mismos migrantes; porque en este sentido siguen huérfanos, porque ni siquiera se tiene un simple folleto que tenga requisitos básicos para formar directivas y sus funciones; que muchos no lo necesitamos, porque tenemos experiencias y conocimientos en procesos de gestión, organización, proyectos y gestión pública, pero hay migrantes que sí requieren de esa ayuda.

Manifiesto mi descontento y frustración en un oficio que envié a título personal al Consejo Nacional de Conamigua, haciendo ver la falta de conocimiento de la cúpula de Conamigua al no tener ni idea de las organizaciones inscritas en los consulados que cumplan con el reglamento de participación que se elaboró en 2014.

En el período 2016 / 2018 del Consejo Asesor se ignoró, desplazó, marginó y olvidó a los representantes electos en Denver, Colorado, Atlanta y Maryland, comprobando que la Secretaría de Conamigua, al momento de entrar a funcionar no tenía idea de que su accionar es con los migrantes en el extranjero; en ese tiempo solo se eligieron en esas jurisdicciones representantes porque fueron los únicos lugares que se acogieron al formato del nuevo reglamento, incluyendo Miami, Florida, que en esa ocasión no participó por errores en la inscripción de su planilla.

La situación actual es que con la convocatoria para hacer elecciones el 8 de abril 2019, volvería a pasar lo mismo, porque solo hay organizaciones inscritas en Denver Colorado, Silver Spring, Maryland, Miami Florida y Atlanta, en esta circunstancia se repite la misma historia, se cumplirán los parámetros de legalidad y legitimidad, pero no de representatividad porque no habrá representantes en aquellas regiones consulares que no tienen ninguna organización registrada.

Es aquí donde se pide al Consejo Nacional de Conamigua que se interese un poco en evaluar y vigilar de cerca el accionar de los Secretarios Ejecutivos de la institución de los migrantes, porque claro está que como tenemos la ley actualmente no se puede hacer mucho en el extranjero, pero en esto de la convocatoria que es a través de los consulados y no de Conamigua, se ponga mayor interés y ganas de ayudar.

Es necesario dar un espacio de dos o tres meses para que se inscriban más organizaciones en los consulados con una estrategia de información y sensibilización, de esta manera se ampliará la base social de los migrantes en el extranjero.

Por último el día que se realicen las elecciones no es necesario que envíen funcionarios a ver el proceso, estos eventos se realizan de manera limpia y transparente, porque esos viajes los justifican solo para gastar una bonita cifra en pasajes y viáticos innecesarios, porque son cerca de doce personas las que viajan y no vienen a aportar nada.