TRABAJA COMO CONDUCTOR DE TRANSPORTE PESADO Y HA DIRIGIDO CUATRO PELÍCULAS

“El Tumbador”, el relato de un guatemalteco perseverante que busca sobresalir

Por Grecia Ortíz
[email protected]

SUEÑA CON QUE SU TRABAJO ESTE DISPONIBLE EN PLATAFORMAS DIGITALES

Jorge Pereira, más conocido como “El Tumbador”, entre la comunidad migrante de Los Ángeles California, llegó a Estados Unidos hace varios años, motivado por el deseo de salir adelante y superarse, sin imaginar que más adelante el destino lo llevaría a alternar su trabajo como conductor de transporte pesado y su pasión por la dirección de documentales que han sido servido para evidenciar lo que ocurre en la Frontera Sur.

En entrevista para La Hora Voz del Migrante, el guatemalteco explicó que llegó a EE. UU., cuando tenía 18 años de manera irregular, ahora su situación es regular, aseguró y por eso viaja con frecuencia al país.

“La inquietud creo que siempre la traemos muchas personas que soñamos con ser grandes y yo soñaba con ser actor, con salir en la televisión, pero nunca pensé que el fuerte mío fuera dirigir y escribir los cuatro proyectos, yo los he escrito y dirigido y entonces como actor realice mis sueños saliendo en algunas películas que se han ido para diferentes países”, comentó.

NUNCA PENSÓ EN QUE LLEGARÍA A ESTADOS UNIDOS

Es ahora, años después de llegar a EE. UU., que sus sueños se empezaron a cumplir y resalta que ha comenzado a darse a conocer con los proyectos que ha impulsado, de hecho, también escribe canciones y una de ellas dice que es en honor al Señor de Esquipulas y que es muy popular en Guatemala.

“Nunca pensé llegar a Estados Unidos, no tenía amigos, conocidos, familia, nadie acá en Estados Unidos, era fuera de mi alcance llegar a pensar que un día iba a llegar, pero surge una oportunidad y la aproveché”, comentó.

 

SOY TRAILERO

Tras llegar a EE. UU., “El Tumbador”, empezó a trabajar en el área de la construcción, pero le parecía un trabajo complejo, además, que no tenía experiencia en ese campo, pero sí como conductor de transporte pesado porque en Guatemala ya lo había hecho.

“Trabaje en construcción, luego en un asilo de ancianos cuidando adultos mayores, haciendo de todo, mientras tanto me prepare para salir de ahí y finalmente en treinta años de experiencia de carrera, soy trailero o camionero”, contó.

El idioma, dice que no fue complejo para él porque llegó muy joven a ese país y por eso lo domina, aunque reconoce que para muchos guatemaltecos el aprendizaje de este puede resultar complejo si las personas no están conscientes de la necesidad e importancia que este representa aprenderlo.

Dado que siempre ha trabajado como trailero, el entrevistado dice que nunca pensó que en algún momento de su vida también sería el responsable de elaborar un documental o escribir un proyecto audiovisual.

Para escribir, el entrevistado dice que busca escuchar a las personas y así inspirarse en sus proyectos.

“Estamos trabajando para que estos proyectos de bajo presupuesto puedan trascender porque estamos trabajando en que posiblemente, hay gente interesada que lo pueda llevar a la televisión, a Netflix, o esta clase de plataformas que tenemos ahora”, dijo.

LE GUSTARÍA QUE SUS PROYECTOS LLEGUEN A UNA PLATAFORMA DIGITAL

El guatemalteco dice que cuando se han realizado los estrenos de sus documentales, las personas se han acercado y lo han felicitado, “es bonito tener el aprecio y el cariño de la gente”.

Mientras sigue trabajando como trailero, porque su pasatiempo de llevar lo que escribe a la pantalla lo hace en su tiempo libre, resalta que su sueño es que un día estos se proyecten en plataformas digitales y estén disponibles para todas las personas, porque le gustaría que lo reconocieran por su trabajo y esfuerzo en ese campo.

“Soy el único guatemalteco que anda aquí en Los Ángeles haciendo esta clase de proyectos a este nivel, por el otro lado el mensaje para los migrantes, para los chapines y público en general y siempre lo he dicho, es que hay gente muy capaz para este tipo de proyectos”, afirmó.

INSTA A PERSEVERAR

 Y mientras piensa en el futuro y sus proyectos, la vida sigue para “El Tumbador”, porque viaja y sigue su trabajo como trailero, por diferentes estados de EE. UU.

Así que su consejo para quienes sueñan con cumplir sus metas se fundamenta en la perseverancia y en prepararse, evitando terminar en malos pasos, lo que asegura es clave.

“Si llegaron, que se cuiden que busquen aprender inglés y que no hagan travesuras en la calle porque regresar deportado es como dicen volver con los sueños ya terminados”, anotó.

Pero la vida para “El Tumbador”, no solo es de conducir o escribir sus proyectos, él también le da a quienes le piden, consejos u orientación cuando están preparando algo.

“Si les puedo ayudar con mucho gusto, yo tengo la confianza de la gente a veces es algo que me gusta, eso me gusta porque me ayuda a mantener fresco el cerebro para lo que hago para mí y ese es uno de mis pasatiempos no soy músico, pero me gusto escribir canciones y realizar videoclips”, aseveró.

Debido a que ya tiene varios años viviendo en Los Ángeles, el guatemalteco conoce a muchas personas, así que su llamado es a la unidad de la comunidad migrante “hay que unirnos y trabajar en equipo porque solo no llega uno a ningún lugar.

Finalmente, invita a las personas a seguir su trabajo en YouTube, en donde lo pueden buscar como Jorge Pereira o en la red social de Facebook.

¿POR QUÉ LE DICEN EL TUMBADOR?

El guatemalteco respondió que muchas personas lo conocen con el nombre de “El Tumbador”, porque es originario de San Marcos y del municipio de ese nombre y la segunda razón es porque sus compañeros traileros, con quienes habla con mucha frecuencia, lo llaman de esa manera vía radio, “ese es mi apodo”.

Sus compañeros transportistas, dice que saben de su pasatiempo, así que siempre le piden que les haga una película.

“Tengo compañeros de todas partes, centroamericanos como sudamericanos, y mis compañeros me preguntan cómo van los proyectos y de si me animo a hacerles una película y yo les digo que será cuando se animen a contarme su historia”, apuntó.

LOS CUATRO DOCUMENTALES

Un oportunista más es la primera cinta que Pereira elaboro y explicó que expone la ambición/avaricia y poder.

Glamour y Lágrimas, un cortometraje basado en jovencitas que no miden el peligro con tal de conseguirlo todo.

Karma tiempos de Juicio, un documental vinculado al abuso de poder.

Odio y llanto en la Frontera, que guarda relación con la realidad de migrantes que abandonan su país por necesidad, hambre y falta de empleos, situación con la que atraviesan las fronteras con el peligro y el riesgo no de saber que les espera en su travesía.